Charles S. Peirce en Bruselas





Bruselas a finales del siglo XIX
[Fuente: Bruxelles d'antan]


5-10 octubre 1876, Comisión Permanente de la Asociación Geodésica Internacional

Entre los días 5 y 10 de octubre se 1876 se reunió en Bruselas la Comisión Permanente de la Asociación Geodésica Internacional. Se recoge a continuación la breve reseña publicada en Nature, 19 de octubre de 1876, p. 560, y su traducción parcial:

El congreso de la Asociación Geodésica Internacional, establecida por varios gobiernos europeos, tuvo lugar este año en Bruselas, y tendrá lugar en 1877 en Stuttgart. Durante algunos años el gobierno francés se abstuvo de enviar delegados, pero este año estuvieron representados por M. Faye, M. Yvone Villarceau y el Major Perrier, director del Instituto francés. El presidente era el general Ibáñez, el delegado español. Suiza estaba representada por M. Hirsch, Prusia por el general Baeyer, Austria por Oppolzer, Bélgica por el Major Adam, Sajonia por M. Bruhns, Rusia por el general de Forsh. Ni Inglaterra ni los Estados Unidos enviaron delegados.

[...]

 

En las actas de la reunión publicadas en Berlín en 1877 (Verhandlungen der vom 5 bis 10 October 1876 in Brüssel vereinigten Permanenten Commission der Europaeischen Gradmessung, Berlin: Verlag von Georg Reimer), pueden encontrarse referencias a los trabajos de Charles S. Peirce en las páginas 12, 18, 19, 41-42 y 47-49. Un ejemplar de esas actas se encuentra entre los Charles S. Peirce Papers en la Houghton Library (MS Am 1632, 1600, Box 1). En esas páginas se dice lo siguiente:

p. 12: Ejecución de las decisiones de la Comisión Permanente:
Para la comparación de los aparatos con péndulo, se invitó mediante circular del 7 de marzo [de 1875] a los delegados que se habían ocupado hasta el momento de tales trabajos, para que fueran a Berlín para hacer observaciones en la sala de comparación de la Oficina de Pesos y Medidas que el Sr. Director Förster puso a su disposición. Solo el señor profesor von Oppolzer se declaró dispuesto a venir, mientras que los otros delegados respondieron que otros trabajos les impedían venir a Berlín durante la primavera de 1876. Entre tanto, el Señor Peirce vino con su péndulo de reversión Repsold, e hizo, desde mediados de marzo a mediados de mayo, en el local en cuestión, la determinación de la longitud del péndulo simple, e investigaciones sobre la influencia que la oscilación del trípode tiene en las observaciones del péndulo. En cuanto a esta influencia, el Señor Peirce ha encontrado en París para su aparato un valor considerable de 0mm 25, resultado que ha sido por completo confirmado por las observaciones de Berlín. El Señor Peirce ha tenido la amabilidad de extender tal estudio al aparato que posee el Instituto Geodésico, que procede también de la casa Repsold, y que es idéntico al suyo en dimensiones y en cuanto a construcción. No ha tenido aún tiempo de reducir sus observaciones; sin embargo, no hay duda de que la diferencia de 0mm 18 que se ha hallado entre el resultado de Bessel y el del Instituto Geodésico debe ser atribuido en lo esencial a dicha influencia de las oscilaciones del trípode; aun más dado que, ya antes de las observaciones del Señor Peirce, advertimos que durante las oscilaciones del péndulo se podía comprobar, tocando el trípode, que entra en vibración.
Como el Señor Peirce no ha terminado sus observaciones sino a finales de mayo, el Señor von Oppolzer ha tenido que renunciar  a venir con su aparato antes de la campaña de verano, y él se propone comparar su péndulo este otoño [Nota: Este proyecto se ejecutó hacia finales del año 1876].

Péndulo reversible Repsold construido
para C. S. Peirce en 1875
[Fuente: V. F. Lenzen y R. P. Multhauf,
Development of Gravity Pendulums in the 19th Century]

 

Y en las pp. 17-19 se describe la discusión de los resultados de Peirce sobre el péndulo en la Tercera Sesión celebrada el 7 de octubre que contó con la asistencia de Adan, Baeyer, von Bauerfeind, Bruhns, Faye, Ferrero, de Forsch, Hirsch, Houzeau, Ibáñez, Liagre, von Oppolzer, Perrier, de Vecchi y Villarceau. Además asistieron como invitados Ayou, Folie, Hennequin, Henrionet, Peny, Pilloy, H. Sainte-Claire Deville, Schmit, Stas y Terlinden. Presidía el General Ibáñez y actuaron como secretarios Bruhns y Hirsch.

Esta es la traducción de esas páginas de las actas:

 


17
El Señor Presidente da a continuación la palabra al Señor Hirsch, quien alude al pasaje del informe de la Oficina Central relativo al punto 4º del programa (comparación de los aparatos con péndulo).
Se deduce de sus datos que solo el Señor von Oppolzer ha respondido a la invi-

 

tación hecha, en virtud de la decisión de París, por la Oficina Central a todos los delegados interesados para venir a comparar en la Oficina de Pesos y Medidas de Berlín sus diferentes apartados con péndulo.
La operación proyectada por el Señor von Oppolzer para la primavera ha tenido que ser pospuesta para el otoño.
El Señor Peirce ha trabajado entre tanto dos meses en la antigua estación de Bessel, para determinar de nuevo la intensidad de la gravedad por medio de su péndulo de reversión. Las observaciones del Señor Peirce han arrojado un resultado llamativo, y ciertamente poco esperable, al demostrar que, en el aparato que utilizó, el trípode entra en oscilación por la acción misma del péndulo, y que es necesario, de ce chef, añadir a la largura del péndulo una corrección de 0mm 25.
El informe del Señor General Baeyer añade que el Señor Peirce ha examinado desde el mismo punto de vista el aparato que pertenece a la Oficina Central. El Señor Peirce ha concluido de sus investigaciones que la diferencia de 0mm 18 entre el valor obtenido anteriormente por Bessel debe atribuirse por completo a una influencia perturbadora del mismo tipo. El Señor Hirsch expone su opinión personal de que el hecho señalado es propio de esos dos instrumentos, cuyos trípodes son demasiado débiles, habida cuenta de las dimensiones y el peso de los péndulos.
El péndulo de reversión de la comisión Suiza no ha mostrado ningún rastro de oscilaciones de este tipo. El empleo de un nivel extraordinariamente sensible, y sobre todo de un baño de mercurio, no permitió ninguna duda al respecto. En cuanto al punto del programa que se discute, el Señor Hirsch propone extender de nuevo a los diferentes delegados la invitación a comparar sus aparatos con péndulo en el antiguo punto de observación de Bessel en Berlín.
El Señor von Oppolzer se adhiere al punto de vista del Señor Hirsch, y cree, como él, que los movimientos a los que se refiere el informe de la Oficina Central son propios de los instrumentos sometidos a prueba.
Lamenta no conocer cómo ha obtenido sus resultados el Señor Peirce, y pregunta al General Baeyer si sabe algo sobre el método empleado por el experimentado observador americano.
El Señor von Oppolzer añade que el aparato propuesto por él previamente para constatar al mismo tiempo la presión de las cuchillas y los movimientos del trípode, ha sido construido siguiendo sus indicaciones. Sin embargo, hasta la fecha, no ha dispuesto del tiempo para publicar los resultados que obtuvo, publicación que no obstante espera dar a la luz durante el actual invierno.
El Señor von Oppolzer piensa que el instrumento construido por Repsold para la Comisión geodésica austríaca permite asegurar la invariabilidad del trípode. No puede ocultarse que, si los aparatos no poseen una total estabilidad, será el momento repetir todas las determinaciones de la intensidad de la gravedad obtenidas con tales instrumentos.
El General Baeyer responde al Señor von Oppolzer que no dispone de los detalles sobre los métodos empleados por el Señor Peirce.

 

El Señor Bruhns puede facilitar algunos de los datos pedidas por su colega; ha sabido a través del Señor Förster que el Señor Peirce hizo oscilar su péndulo, bien con su trípode, bien fijando la plataforma de suspensión en un pilar extremadamente sólido. La corrección de 0mm 25 en cuestión, fue deducida por el Señor Peirce de la diferencia de las duraciones de oscilación obtenidas de este modo durante sus dos experimentos diversos, diferencia que el Señor Peirce atribuye al efecto de los movimientos del trípode.
El Señor Bruhns aprovecha la ocasión para preguntar si el péndulo ruso ha vuelto de la India, y si la invitación a comparar este instrumento en Berlín se ha cursado al delegado ruso. Destaca además que sería conveniente preguntar sobre este asunto de los datos a Portugal, donde se han hecho diversas determinaciones del peso de la gravedad.
El Señor General Forsch da a conocer que, tras haber sido trasladado a la India, el aparato ruso ha sido enviado al Cáucaso, donde se está empleando en este momento: tal vez el Señor Struve hará que lo comparen en Berlín cuando vuelva del Cáucaso.
El Señor von Oppolzer agradece al Señor Bruhns las indicaciones que ha tenido a bien darle y, sin querer poner en cuestión la diferencia hallada por el Señor Peirce, cree que, sin más datos, no se puede atribuir esa diferencia a la causa indicada.
El Señor Bruhns dice que ha puesto un nivel en el trípode de su instrumento, y que lo ha observado con una lente; no ha advertido ningún desplazamiento.
La propuesta del Señor Hirsch de mantener en estudio la cuestión del péndulo y remitir a los delegados una nueva circular es discutida y aceptada1.

 

En el informe del Coast Survey de 1881 se incluye el estudio de Peirce sobre "On the Flexure of Pendulum Supports", pp. 359-441 en el que dice lo siguiente de esta reunión de Bruselas a la que no acudió (CP 7.9-10, W4: 516-517):


Durante la primavera de 1876, habiendo ya medido la flexibilidad del trípode en París la volví a medir en Berlín, donde mis experimentos fueron presenciados por el general Baeyer y un grupo de caballeros vinculados al Instituto prusiano.
En octubre de 1876 en el encuentro de la Comisión Permanente de la Unión Geodética Internacional en Bruselas, fue anunciado el resultado de mis experimentos por parte del general Baeyer. M. Hirsch describió algunas investigaciones experimentales que había desarrollado él para determinar si en el caso del trípode suizo había tal flexión. Él había, en primer lugar, empleado un nivel extremadamente sensible, que no había entrado en oscilación mientras el péndulo estaba oscilando sobre él. No es claro por qué M. Hirsch empleó un nivel tan sensible, cuyo tiempo natural de oscilación diferiría mucho más del periodo del péndulo de lo que lo haría un nivel menos sensible. Él también empleó un horizonte artifical de la misma manera. La conclusión de M. Hirsch es que "no hay duda de que el soporte suizo está libre de cualquier traza de tales oscilaciones". El doctor von Oppolzer estuvo enteramente de acuerdo con las opiniones de M. Hirsch.

 

En su tardía carta a James H. Kehler de 1911 dirá al respecto:

Al año siguiente tuvieron otro encuentro en Bruselas donde tres de los miembros que supuestamente eran más competentes informaron de ciertos experimentos, en mi opinión de la naturaleza más ridícula. Por ejemplo, uno de ellos había puesto un delicado nivel sobre el soporte de un péndulo de medio segundo, y el nivel no se había movido. Esto se parecía mucho realmente a un avestruz escondiendo su cabeza bajo la arena. (¡Esos niveles delicados requieren casi un minuto para oscilar!). De todos modos informaron de que lo que había encontrado "nuestro colega americano", era, en breve, un fraude. Yo no recibí el informe de ese encuentro hasta casi un año después, aproximadamente entre una quincena y tres semanas antes de un tercer encuentro. Mientras, con el aparato que había conseguido en el extranjero, un duplicado de su modelo más probado hecho para mí con el mayor cuidado por el primer mecánico de Europa, había hecho un montón de trabajo y estaba para ese momento perfectamente seguro de que la magnitud del error que había sostenido en París era tan exactamente correcta como había afirmado.


Reviste singular interés la lectura del acta de la reunión del 22 de abril de 1877 de la Comisión Geodésica Suiza, celebrada en el Observatorio de Neuchâtel. Puede leerse el extracto de la sesión dedicado a las determinaciones pendulares y los experimentos de Charles S. Peirce. A petición del presidente, prof. R. Wolf, Hirsch dio cuenta de la sesión de la Comisión Permanente celebrada en Bruselas. Plantamour se lamenta de que probablemente no podrá acudir a Stuttgart por sus trabajos en Berlín, y hace una amplia exposición sobre su desacuerdo con Charles S. Peirce; después intervienen también Cellérier y Hirsch.

 

27 de septiembre 1877

En su tercer viaje europeo Charles S. Peirce llega a Bruselas el 27 de septiembre, procedente de Londres vía Dover y Ostende. Transcribimos aquí lo que escribe a la carta a su madre del 2 de noviembre:

"Esa misma noche salí para Dover-Ostende-Bruselas, a donde llegué la mañana siguiente. Pasé el día visitando la ciudad, que no conocía. Resultó que era el día de la independencia2 de Bélgica y había muchas cosas que hacer. Por la tarde fui al teatro y vi una obra muy divertida, y después del teatro tomé un tren para Stuttgart".

 


Teatro de la Monnaie, Bruselas, hacia 1880
[Fuente: Wikipedia]

No sabemos con seguridad a qué obra acudió Charles S. Peirce la tarde del jueves 27 de septiembre en Bruselas. Según el Journal de Bruxelles del miércoles 26 y jueves 27 de septiembre estaban programadas tres funciones teatrales en francés y una en flamenco. He aquí el anuncio de prensa:

Pensamos que Peirce no acudió al espectáculo en flamenco. Los tres espectáculos teatrales en francés eran los siguientes:

1) En el Teatro Real de la Monnaie: a las 7 y media de la tarde Le Barbier de Séville (ópera-cómica en 4 actos). Se trata de una obra teatral de Beaumarchais, de 1775, adaptada en ópera por Rossini en 1816. La soprano era la norteamericana Minnie Hauck. En la Guide Musicale de septiembre de 1877 aparece una crítica muy favorable de la actuación de esta artista.


Retrato de Minnie Hauk (c. 1880)
[Fuente: WikiVisually]

Guide Musicale
(septiembre 1877)

2) En el Teatro Real de las Galerías Saint-Hubert, a las 7 y cuarto: La poudre d'Escampette (comedia-vodevil [c.v] en 3 actos) y "La lune sans miel" (comedia en 3 actos). La primera es una comedia del francés Henry Bocage (1835-1917) y del autor de teatro belga, Alfred Hennequin (1842-1887) que había sido estrenada en París el 9 de mayo 1877.

3) En el Teatro Real del Parque, a las 7 y media: Le marquis de Villemer (comedia en 4 actos). Se trata de una novela de George Sand de 1860, adaptada al teatro y estrenada en París en 1864.

Es difícil sin más datos decidir cuál fue el divertido espectáculo teatral que Peirce atendió esa tarde festiva. Nos gustaría pensar que se trata de El barbero de Sevilla, sin embargo el que no mencione ni el título ni la palabra "ópera", ni la cantante norteamericana hacen sospechar que adonde acudió fue a la comedia-vodevil La poudre d'Escampette.

 


Galerías Reales de Saint Hubert
en cuyo interior estaba el teatro hacia 1844
[Fuente: Wikimedia]

 

En su carta desde París del 10 de diciembre de 1875 a su hermano Jem le describe con detalle los teatros y funciones de París a las que ha acudido. Ese texto sugiere que Charles S. Peirce no era un asiduo de la ópera, sino de la opereta y el vodevil.



*Agradecemos la ayuda de Marc D'Hoore, Conservador de la Biblioteca Real de Bélgica para averiguar los espectáculos teatrales en Bruselas el 27 de septiembre de 1877 y de la profesora Nicole Everaert-Desmedt.


Notas

1. Agradecemos al profesor Javier Laspalas la traducción de los textos en francés compilados en esta página.

2. Aunque en la actualidad la fiesta nacional de Bélgica se celebra el 21 de julio, originalmente se celebraba el 27 de septiembre para conmemorar la retirada de las tropas holandesas de Bruselas la noche del 26 al 27 de septiembre de 1830 [Fuentes: Wikipedia, La révolution belge a 185 ans]. La fecha del 27 de septiembre sigue siendo muy importante en Bélgica pues es la fiesta de la Comunidad francesa de Bélgica (Federación Walonia-Bruselas).




Autores de la página: Jacin Luna y Jaime Nubiola

Proyecto de Investigación "La correspondencia del tercer viaje europeo de Charles S. Peirce (septiembre-noviembre 1877)"

Fecha del documento: 25 de octubre 2016
Última actualización: 17 de agosto 2017
[Página Principal]