Sesión de la Comisión Geodésica Suiza
(Observatorio de Neuchâtel, 22.04.1877)



El acta de la sesión del 22 de abril de 1877 de la Comisión Geodésica Suiza se informa con cierto detenimiento de la reunión de la Comisión Permanente de la Asociación Internacional de Geodesia celebrada en Bruselas entre el 5 y el 10 de octubre de 1876. A petición del presidente, prof. R. Wolf, Hirsch dio cuenta de la sesión de la Comisión Permanente celebrada en Bruselas. Plantamour se lamenta de que probablemente no podrá acudir a Stuttgart por sus trabajos en Berlín, y hace una amplia exposición sobre su desacuerdo con Charles S. Peirce; después intervienen también Cellérier y Hirsch.

El original
esta accesible en ETH Bibliothek.
 

 

 

A petición del Sr. Presidente, el Sr. Hirsch facilita algunas informaciones sobre la reunión de la Comisión permanente de la Asociación internacional en Bruselas; está corrigiendo en este momento las actas de las sesiones, que espera poder enviar a sus colegas dentro de algunas semanas1. Se ha escogido Stuttgart para la reunión de la Conferencia general de la Asociación geodésica, que debe tener lugar este año, probablemente hacia finales de septiembre. La relativa proximidad del lugar de la reunión induce al Sr. Hirsch a pensar que esta vez no será el único representante suizo en esa conferencia.

El Sr. Plantamour lamenta que probablemente deberá permanecer en Berlín en esas fechas, durante las que estará, según los compromisos adquiridos, ocupado en determinar la gravedad por medio de nuestro péndulo de reversión. Le gustaría mucho, antes de ir allí, que se aclarase un punto importante, saber si nuestro instrumento está aquejado por igual del defecto que el Sr. Pearce [sic] ha constatado para su péndulo de reversión y para el de los alemanes; tal defecto consiste en que, bajo la influencia del péndulo oscilante, el trípode se deforma, o se dobla, de un modo que afecta muy notablemente a la cadencia de oscilación.

 

El Sr. Pearce [sic] ha constatado este defecto de su instrumento haciendo oscilar su péndulo, bien sobre un trípode, bien colocando la plataforma de suspensión directamente sobre un pilar, y explica así la diferencia considerable (de 0mm, 18) entre el resultado hallado en Berlín para la largura del péndulo simple por medio del péndulo de reversión, y el valor previamente determinado por Bessel.

De acuerdo con la correspondencia que el Sr. Plantamour ha mantenido con el Sr. Pearce [sic], el científico americano que igualmente ha determinado la gravedad en Ginebra con su aparato, ha obtenido para la largura del péndulo simple: 0m,993270; aplicándole la corrección 0 ,000225 por la deformación del trípode, obtiene 0m,993495.

Pues bien, el Sr. Plantamour había obtenido con nuestro aparato, y en el mismo local, 0m,993378.

La diferencia es, pues, considerable; el Sr. Pearce [sic] cree poder estimar que la rigidez de nuestro trípode es cinco veces más grande que la de su aparato, y, suponiendo que nuestro péndulo tiene un peso 1 1/2 más grande que el suyo, calcula que la corrección que se debería añadir a los resultados obtenidos con nuestro instrumento es 0m,000120, lo que llevaría el valor del Sr. Plantamour a 0,993498, es decir, casi a una concordancia total con el del Sr. Pearce [sic].

Sin embargo, es evidente que no habría que limitarse simplemente a eso, con una imprecisa evaluación de la estabilidad de nuestro trípode, y que es importante determinarla directamente mediante la experiencia, para saber si realmente hay que añadir una

 

corrección a todas la medidas hechas con nuestro instrumento.

El Sr. Cellérier, que ha llevado a cabo una destacada investigación teórica sobre esta cuestión de la influencia de la flexión del trípode en las oscilaciones del péndulo, ha hecho los siguientes hallazgos: en primer lugar, en la deformación que puede sufrir el trípode por el péndulo oscilante, es únicamente la componente horizontal que actúa en el plano de oscilación la que puede ejercer una influencia sensible sobre el tiempo de oscilación; y, en segundo lugar, el desplazamiento horizontal de la plataforma de suspensión, causado por una fuerza horizontal igual al peso del péndulo por metro, debe alcanzar el valor de 0mm,015 para influir un cuarto de decimal en la intensidad de la gravedad.

El Sr. Hirsch ha sostenido, durante las reuniones de la comisión permanente en París y en Bruselas, en las que se ha discutido la cuestión de la flexibilidad del trípode, que, en su opinión, ese defecto se debe en gran medida a la defectuosa construcción del trípode alemán y los que luego se han hecho a partir de ese modelo, como el del Sr. Pearce [sic]. En estos aparatos, se ha reducido notablemente la solidez del trípode al estrechar su base, dotando al mismo tiempo al péndulo de unas dimensiones y un peso muy considerables. El Sr. Hirsch no niega que, teóricamente, el desplazamiento del centro de gravedad de todo el sistema, que acaece durante la oscilación del péndulo, no vaya a deformar muy ligeramente el trípode y desplazar lateralmente el plano de suspensión en una pequeña medida; sin embargo, cree que por la sólida construcción de nuestro aparato esa cantidad será, si no despreciable, al menos



muy pequeña; lo asegura aun más puesto que el Sr. Pearce [sic] se equivoca al creer que nuestro péndulo es 1 1/2  veces más pesado que el suyo, que pesa 6,kil 65; por el contrario, el peso de nuestro péndulo es casi la mitad que el del Sr. Pearce [sic], ya que pesa tan solo 3,kil 050.

En cualquier caso, el Sr. Hirsch comparte la opinión de su colega de que es importante dilucidar la cuestión mediante la experiencia, y se propone medir por medio de un espejo el desplazamiento horizontal que la plataforma de suspensión experimenta durante las oscilaciones del péndulo; se pondrá de acuerdo con el Sr. Dr. Hipp para la construcción del aparato apropiado, y espera poder mostrar el resultado de sus investigaciones al Sr. Plantamour antes de que se vaya a Berlín para hacer oscilar allí nuestro péndulo.

Se levanta la sesión a las 6.

El Secretario

Dr. A. Hirsch
El Presidente

Dr. R. Wolf


Notas

1. Adolph Hirsch, junto con C. Bruhns, eran los secretarios de la Asociación Geodésica Internacional. Por eso corre a su cargo la redacción de las actas que serán publicadas publicadas en Berlín en 1877 (Verhandlungen der vom 5 bis 10 October 1876 in Brüssel vereinigten Permanenten Commission der Europaeischen Gradmessung, Berlin: Verlag von Georg Reimer), pueden encontrarse referencias a los trabajos de Charles S. Peirce en las páginas 12, 18, 19, 41-42 y 47-49 y su traducción al español en esta página.


Lápida conmemorativa de Adolphe Hirsch,
Observatorio de Neuchâtel
[Fuente: Wikimedia]

El pabellón Hirsch del Observatorio de Neuchâtel
erigido conforme a las disposiciones testamentarias del Dr. Adolphe Hirsch,
primer director del Observatorio. Fue inaugurado el 6 de julio de 1912
[Fuente: Wikimedia]




Traducción de Javier Laspalas (2017)
Una de las ventajas de los textos en formato electrónico respecto de los textos impresos es que pueden corregirse con gran facilidad mediante la colaboración activa de los lectores que adviertan erratas, errores o simplemente mejores traducciones. En este sentido agradeceríamos que se enviaran todas las sugerencias y correcciones a sbarrena@unav.es
Proyecto de investigación "La correspondencia del tercer viaje europeo de Charles S. Peirce (septiembre-noviembre 1877)"

Fecha del documento: 28 de abril 2017
Última actualización: 3 de mayo 2017

[Página Principal]