Juliette Peirce
(1857?-1934)




Perfil biográfico

Los datos sobre la vida de Juliette Peirce antes de que conociera a Charles S. Peirce resultan bastante confusos. Algunos historiadores creen que ella era francesa, pero otros han especulado que ella tenía una herencia gitana (Ketner 1998, p. 279).  En ocasiones, decía ser una princesa de los Habsburgo. Hablaba francés, tenía sus propios ingresos, sufría alguna enfermedad ginecológica que le impedía tener hijos y poseía una baraja de cartas del tarot que, según se decía, predecían la caída de Napoleón.

Probablemente conoció a Charles en la ciudad de Nueva York en el baile de Nochevieja del Hotel Brevoort en diciembre de 1876. Contrajeron matrimonio en 1883 tras divorciarse de Zina Fay, su primera esposa. Juliette tenía poca salud y Peirce se dedicó a cuidarla. En 1887 se trasladaron a Milford (Pennsylvania) donde vivieron durante 27 años hasta la muerte de C. S. Peirce en 1914.

Cuando Peirce murió en 1914, Juliette quedó en la miseria y sola. Vivió otros veinte años, dedicada a llevar a Peirce y sus ideas al reconocimiento que ella creía que merecían. Joseph Jastrow en su obituario en Science la describió como una "dama gentil" que "vivió y falleció (...) en la distinción de su devoción".

[Fuente: Wikipedia]

 

 


Juliette Peirce en 1883
[Fuente: Wikipedia]





Tumba de C. S. Peirce y de su esposa Juliette,
Milford Cemetery, Pike County, PA, USA

 

 

Enlaces de interés




Arisbe, Milford, PA (1907)



Juliette y Charles S. Peirce en el jardín de Arisbe,
Milford, Pennsylvania, hacia 1907

 

Kenneth L. Ketner, en su His Glassy Essence: An Autobiography of Charles Sanders Peirce (Vanderbilt University Press, Nashville, 1998, pp. 279-292), describe así el encuentro de Charles S. Peirce con Juliette en Brevoort House:

"Ella viajó con una dueña, una dama de compañía o gobernanta, la marquesa de Chambrun; llegaron a Nueva York desde el Havre el 23 de noviembre de 1876, el marqués les había precedido el anterior mes de julio. Establecieron su residencia en algún sitio cercano a Washington Square y su sede social era Brevoort House –Quinta Avenida con Washington Square. Peirce acababa de regresar de un largo viaje por Europa para familiarizarse con el trabajo sobre el péndulo allí y para organizar la conexión de las estaciones de gravedad americanas con la red internacional. Estuvo durante un tiempo en la Brevoort House mientras localizaba una sede más cercana a su estación del péndulo [Hoboken]; Peirce había estado yendo a ese hotel durante años. Me dijo que le conocían todos los miembros de la plantilla y que allí se encontraba en casa. Zina le había dejado, a pesar de que él había intentado una vez más que le acompañara a Nueva York donde la Survey le había encargado que estableciese una estación de gravedad en el Instituto Stevens de Hoboken".

David E. Pfeifer ha reunido los datos disponibles sobre el encuentro de Charles y Juliette en Brevoort House en su artículo "A Singular Love Affair-Charles and Juliette Peirce", Cognitio 16 (2015), pp. 137-152. Por ejemplo, el testimonio de Gifford Pinchot, vecino de los Peirce en Milford dijo en una entrevista con Henry Leonard hacia 1933: "Ella encontró a Peirce en una fiesta en el Hotel Brevoort en Nueva York después de llegar aquí". Y Henry James, hijo de William James, escribió a Leonard el 2 de octubre de 1936: "Después de llegar a este país y mientras vivía en el viejo hotel Brevoort sin conocer a nadie y permaneciendo en su habitación la mayor parte del tiempo, el encargado del hotel acudió a ella y le dijo que iba a haber una fiesta, baile o recepción nocturna en el hotel aquella noche, que él conocía a los huéspedes y que lo organizaría para que ella fuera adecuadamente introducida como una invitada, y que ella debía comenzar a hacer algunos conocidos, etc. En esa fiesta, que fue un evento social respetable en Nueva York, ella conoció a Peirce".

Entre los papeles de Charles S. Peirce se conserva una nota suya que Max H. Fisch supone dirigida a Juliette y que se guarda en L 340 con los demás papeles relativos a ella. Charles S. Peirce se encontraba en Nueva York y probablemente había conocido a Juliette en Brevoort House tal como describe David Pfeifer en su artículo "A Singular Love Affair-Charles and Juliette Peirce", Cognitio 16 (2015), pp. 137-152. Max H. Fisch sugiere que probablemente Peirce estaba buscando ayuda para revisar sus cartas a Émile Plantamour o incluso los primeros borradores de su informe sobre la flexión del péndulo. Concretamente se conserva el MS 1061 que incluye correcciones manuscritas que podrían ser fruto de la corrección de Juliette. De hecho, en el anverso de la última página aparece el apellido que utilizaba Juliette "Pourtalai".

Abril de 1883 fue un mes importante en la vida de Charles S. Peirce. El 24 de ese mes obtuvo el divorcio legal de Zina y el 26 se casaba con Juliette en Nueva York. Al parecer Juliette le había dicho a Peirce que no se casaría con él a no ser que viajaran a Europa y que repitieran allí la ceremonia. Por lo tanto, Peirce aunó en este quinto viaje que realizó con Juliette el interés familiar con los trabajos científicos del Coast Survey.



La pareja realiza el viaje en el paquebote Labrador que sale de Nueva York el 2 de mayo y llega a El Havre el sábado 12 de mayo por la noche.

Se alojan allí en el Grand Hotel & Bains Frascati de El Havre. Juliette se marcha inmediatamente hacia París con unos amigos y Charles se queda en El Hâvre para el desembarco de las cajas de material científico, el paso de la aduana y hacer algunas compras.


Grand Hotel et Bains Frascati, El Hâvre
[Fuente:
Le Havre Photo]

 


[Fuente: akpool.de]

El jueves 17 de mayo viaja a París donde se aloja con Juliette en el Hotel Louvois. Estará en París hasta el 6 de junio. En estas semanas acudirá a la Biblioteca Nacional, donde transcribe el manuscrito Petrus Peregrinus, visita a Brunner, a Breguet, a Ribot, al fabricante de instrumentos Gautier y el Bureau des longitudes. En su carta a Hilgard del 1 de mayo describirá con cierto detalle el trabajo científico desarrollado en estas semanas.

 

El 7 de junio se marchan a Londres, donde se alojan en 134 Buckhimgham Palace Road. Peirce dedica dos semanas a una cuidadosa comparación de la yarda del Coast Survey con la británica en la British Standards Office.

A primeros de julio se trasladan a Richmond, Surrey, donde se encuentra el Kew Observatory. Allí se alojan en el Star and Garter Hotel.


7 Old Palace Yard
Sede en 1883 de la British Standards Office
[Fuente: Wikipedia]

El 25 de julio deja Inglaterra camino de Bruselas, Lieja y Colonia. El 1 de agosto se encuentran ya en Brühl, Prusia, desde donde Peirce escribe una extensa carta a Hilgard contando sus actividades del mes de julio. Aquí se pierde el rastro de la pareja y probablemente a lo largo del mes de agosto renuevan la ceremonia matrimonial en algún lugar de Francia —quizá en Nancy— donde Juliette tenía sus antecedentes familiares. De hecho, en su carta del 15 de abril en la que manifestaba a Hilgard los planes para su viaje escribe lo siguiente:

Lo que quiero hacer, entonces, es esto. Quiero navegar desde Nueva York a El Havre el 2 de mayo. Quiero ir a París y estar allí unos pocos días más de los necesarios para atender los asuntos del Coast Survey. Después quiero ir a Londres y atender los asuntos del Coast Survey allí y en Kew. Después, quiero hacer trabajo de oficina para informar en Roma de los cálculos de los últimos años, y hacer ese trabajo en lugares en los que pararía subiendo el Rin para llegar por esa ruta hasta Ginebra. Podríamos desviarnos para ir a la costa. De allí a Roma. Después vuelta a París solo para ver a Brunner, y navegar de vuelta desde El Havre en noviembre.

 

Probablemente Charles S. Peirce y Juliette, después de Brühl, pasan por Bremen —ya que se conserva una etiqueta del Hotel Hillmann en la sombrerera de Peirce—, descienden por el Danubio hasta Praga como sugiere la etiqueta del hotel de Saxe en la sombrerera de C. S. Peirce —tal como hizo Peirce en su primer viaje— y acuden después a Ginebra, uno de los lugares planeados inicialmente, donde Peirce midió la flexión del soporte que había usado como base del péndulo en sus experimentos de 1875, y a Basilea, que es mencionada por Hilgard en sus instrucciones del 24 de abril de 1883.

 

En su obituario de Juliette, el discípulo de Charles S. Peirce, Joseph Jastrow, escribe:

Hace dos años [1932] hice una visita de respeto a la viuda de Charles S. Peirce, con quien tengo una gran deuda, como muchos otros, por su guía y estímulo en la lógica de la disciplina científica. Quedan pocos de los que tuvieron contacto personal con él en sus días de Johns Hopkins: su única y breve posición académica. Mrs. Peirce vivía en una casa espaciosa al lado de una carretera en la localidad de Milford, Pennsylvania. La casa había sido construida por Mr. Peirce cuando él estaba todavía ganando dinero. Era ambiciosa de tamaño, la planta superior nunca se completó. Allí, me explicó Mrs. Peirce después de que hubiéramos subido por una escalera inutilizada que se planeaba celebrar conferencias científicas y alojar a los invitados que iban a venir a sentarse a los pies del maestro.
Pisé cuidadosamente sobre suelos traicioneros. Las paredes del edificio hacía mucho que estaban expuestas a la intemperie. Era todo un montón de leña de ambiciones incumplidas. La casa entera estaba llena de recuerdos. La señora Peirce lo miraba con el orgullo de una vida que ella había compartido.
Había libros por doquier e instrumentos científicos y los recuerdos de sus viajes europeos [lamentablemente no se han conservado], ahora todo cubierto con periódicos para librarlos del polvo. El mobiliario de la sala de estar, del que mucho había sido traído de Francia por Mrs. Peirce, le daba un aire de salón desierto. Lo que había sido el comedor estaba dividido por una mampara. En aquel espacio más pequeño había una cama y una estufa de hierro en la que ella preparaba sus frugales comidas y recibía su única fuente de calor. Aun a primeros de septiembre las habitaciones estaban frescas. La señora Peirce, que procedía de la nobleza francesa, todavía conservaba en medio de estas ruinas la dignidad y distinción de una situación segura en la vida. Su único compañero era un caniche francés que llevaba a cabo obedientemente sus habilidades cuando educadamente se le dirigía en francés; el resto, soledad y recuerdos.

 


Juliette Peirce, probablemente enferma
en su habitación en Arisbe a mediados de los ochenta.
[C. S. Peirce Papers, Houghton Library, Harvard University]

En alguna época [1920?] Juliette convirtió el enorme caserón de Arisbe
en un lugar de encuentro para gente joven.
[Agradecemos al prof. André de Tienne habernos facilitado esta foto]


Cuando pregunté el camino a la casa deduje de los gestos de los vecinos que esta menuda dama extranjera era considerada inofensiva, pero una persona extrañamente rara. Posteriormente supe que durante el invierno anterior el lechero la había encontrado casi congelada junto a la bomba [de agua] en el jardín: su única fuente de agua, pues la fontanería de la casa hacía mucho que se había deteriorado; ella había resbalado en el hielo sin tener a nadie a quien llamar para que la asistiera. La única respuesta a mi llamada a la puerta había sido el agudo ladrido del caniche. Finalmente, una figura vino a lo largo del camino con un vestido negro de años atrás, con un sombrero con cintas y una sombrilla de encaje negro sostenida en alto. Los saludos de la señora Peirce fueron cordiales, su acento y sus maneras [eran] gálicas. No la había visto desde su apogeo cuarenta años atrás, aunque habíamos tenido correspondencia ocasional en relación con planes para la publicación de manuscritos de su marido.
[...]
Me habló de las enfermedades de su marido; de cómo, cuando los doctores le había desahuciado, ella sola con sus frágiles manos, le había vuelto a la vida. Me llevó al porche que había acristalado para que su paciente pudiera disfrutar de la cubierta soleada. Me habló de su persistencia en volver a su escritura, incluso cuando las fuerzas le fallaban; me habló de la trágica noche en la que él expiró. [Para ella] era todo como ayer.
[...]
Y mientras ella hablaba, vívidamente, pero con contención patricia, yo me la imaginé en el castillo provinciano donde ella había pasado sus años de juventud mirando al destino protegido de las damas nobles en una tierra ricamente tradicional, y lo contrastaba con su vida desértica en una casa llena de recuerdos en un distrito rural de Pennsylvania. De los dieciocho hasta los ochenta mucho puede suceder.
[...] Conservo la imagen de una educada vieja señora en una casa desolada. Aceptó sus privaciones; vivió y murió en el entorno de sus recuerdos, en la distinción de su devoción.


Más de cien años después de la muerte de C. S. Peirce el visitante de la Peirce's Room en el Pike County Historical Museum de Milford, PA, queda impresionado por estos dos trajes de Juliette que allí se exhiben:






Fuentes:

-Brent, Joseph, Charles Sanders Peirce. A Life, Indiana University Press, Bloomington, 1998 (2ª edición), 141-149, caps. 4 y 5.

-Houser, Nathan, "Introduction to Volume 4", Writings of Charles S. Peirce: A Chronological Edition, Indiana University Press, Bloomington, 1986, lix-lxi.

-Howe, Susan, "Arisbe", The Quarry, A New Directions, Nueva York, 2015.

-Jastrow, Joseph, "Obituary. The Widow of Charles S. Peirce", Science 80 (1934), 440-441.

-Ketner, Kenneth L., His Glassy Essence: An Autobiography of Charles Sanders Peirce (Vanderbilt University Press, Nashville, 1998, 279-292).

-Kiryushchenko, V., "In the Net of Abductions (On Juliette Peirce's Identity)", Commens 2009.

-Pfeifer, David E., "A Singular Love Affair-Charles and Juliette Peirce", Cognitio 16 (2015), 137-152.

-Samuels, M., The Queen of Cups - A Novel, Blomington, IN, Unlimited Publishing, 2006; Review of Cornelis de Waal in Transactions of Charles S. Peirce Society, 44 (2008), 164-172

 


Autores de la página: Jacin Luna y Jaime Nubiola

Proyecto de Investigación "The Cosmopolitan Peirce: Cartas de C. S. Peirce en su quinto viaje europeo (2 de mayo-18 de septiembre 1883)"

Fecha del documento: 5 de febrero 2019
Última actualización: 29 de abril 2019
[Página Principal]