Carta de James Mills Peirce a Carlile P. Patterson
(Cambridge, MA, 19.07.1876)



Este carta fue enviada por James Mills Peirce el 19 de julio de 1876 desde Cambridge a Carlile P. Patterson, superintendente del U. S. Coast Survey en Washington, a propósito de la situación financiera de su hermano Charles.

El original se conserva en The National Archives, Record Group 23, Superintendent's File, 1866-1910, Box 583, Private Correspondence 1874-1877 (Stack 130, Row 7, Compartment 19, Shelf 6). La reproducción digital ha sido hecha a partir de una fotografía tomada por Karen Needles expresamente para nuestro proyecto.
Letter transcription

 

Privado

 

Cambridge. 19 julio 1876.

Hon. C. P. Patterson

 

Mi estimado Señor,

Las repetidas notificaciones de Baring del incremento de la cuenta de Charlie nos tienen en un estado de gran intranquilidad, y molestan e intranquilizan a Padre tanto como para hacer que yo esté seriamente preocupado por él. Él siempre siente mucho el calor, y este año la preocupación, que sé que lleva hasta un extremo poco razonable, se lo está haciendo pasar muy mal, y estoy muy ansioso de que

 

 

vea algo de luz, si es que hay alguna luz.

Él le ha telegrafiado esta mañana1 en referencia a la posibilidad de un adelanto del Coast Survey a Barings. Espero que puedan hacerlo, pero no le escribo ahora sobre esa cuestión en la que por supuesto no pretendo interferir. Mi motivo es obtener, si es posible, alguna luz sobre la naturaleza de esta cuenta y hasta qué punto es razonable suponer que será asumida por el

 

Survey, ya que el tener que hacernos cargo de una parte considerable de ella sería un asunto serio para nosotros, y es una demanda para la que queremos estar preparados2. Nos aclararía la cuestión si supiéramos si Charlie ha continuado todo este tiempo, hasta el momento presente, recurriendo al Survey, o si eso estuvo limitado a varios meses, posiblemente a un intervalo en el que no tenía crédito en Barings. Estoy seguro de que la cuenta actual está formada en su mayor parte por

 

asuntos que quiere cargar al Survey, pero sería un gran alivio saber que no ha estado al mismo tiempo, o al menos recientemente, recurriendo a Mr. Hein. La respuesta a esta cuestión es quizá todo lo que usted será capaz de decir sobre el asunto hasta que reciba la cuenta de Charlie. Su esposa escribe que se está dedicando intensamente a la cuenta y que la enviará pronto3. Estamos muy impacientes de oír que ha

 

llegado, ya que la preocupación que ha habido sobre ella durante tanto tiempo está llegando a ser insoportable. Creo que cualquier cuestión que pueda surgir sobre la cuenta en sí misma será un alivio a esta ansiedad. Pero confieso que el asunto está envuelto en un misterio que no puedo entender. Sé que Charlie, durante todo el tiempo que ha pasado fuera, ha estado sufriendo penas y decepciones por algunos asuntos personales, y me parece que su infelicidad ha afectado la solidez de su juicio y de sus

 

sentimientos4. A pesar de todo, su trabajo científico parece haber ido bien y ha enviado varias cartas sobre él que han interesado y agradado mucho a Padre. Creo tanto en su notable capacidad científica (tanto intelectual como práctica), y en la solidez intrínseca de su carácter que hasta ahora nada ha puesto en cuestión, que creo firmemente que, a pesar de todo este difícil misterio, las cosas al final terminarán con más honor que culpa y sin nada

 

que pueda considerarse una ofensa. Tengo todas las razones para creer que usted tiene sentimientos parecidos y que recibirá esta nota con el espíritu con el que está escrita. Pero escribo totalmente bajo mi única responsabilidad, sin consultarlo con Padre y, si hubiera sido mejor que permaneciera callado, le pido perdón por molestarle con una nota tan larga.

Muy sinceramente suyo,

J. M. Peirce

 

 

 

 


Notas

1. Se trata probablemente de este telegrama en el que Benjamin Peirce pide a Patterson que envíe un cheque a la cuenta de Barings en la que su hijo Charles adeuda 1.458 £.

2. Llama la atención que la confusión acerca del estado de sus cuentas y de las deudas en las que Charles S. Peirce habría incurrido en su segundo viaje a Europa, no afectan solo al Coast Survey sino también a la familia.

3. Probablemente James Mills Peirce se está refiriendo a lo que escribe Zina en su carta a Sarah Mills Peirce el 25 de junio de 1876: "Ha empezado ya sus cuentas y espero que las haya terminado en una semana".

4. Su hermano James está aludiendo aquí veladamente a las dificultades por las que desde el año anterior atravesaba el matrimonio de Charles S. Peirce y Zina Fay. En el verano anterior, Zina se había quedado con su hermana Amy en Berlín y había regresado después a Estados Unidos en lugar de seguir con su esposo en su viaje a Ginebra y París.

 


Traducción de Sara Barrena (2015)
Una de las ventajas de los textos en formato electrónico respecto de los textos impresos es que pueden corregirse con gran facilidad mediante la colaboración activa de los lectores que adviertan erratas, errores o simplemente mejores traducciones. En este sentido agradeceríamos que se enviaran todas las sugerencias y correcciones a sbarrena@unav.es
Proyecto de investigación "Charles S. Peirce en Europa (1875-76): comunidad científica y correspondencia" (MCI: FFI2011-24340)

Fecha del documento: 11 de marzo 2015
Última actualización: 19 de mayo 2015

[Página Principal]