Carta de Charles S. Peirce a Carlile P. Patterson
(París, 02.06.1880)



Esta carta fue escrita por C. S. Peirce al superintendente de la U. S. Coast Survey, Carlile P. Patterson, el 2 de junio de 1880 desde París, informándole de los experimentos que había hecho en el Observatorio de París con el soporte del péndulo de Biot en su primer mes en Europa.

El original se conserva en The National Archives, Record Group 23, Assts L-Q 1880. La reproducción digital de la carta ha sido hecha a partir de una fotocopia disponible en el Peirce Edition Project de Indianápolis. Para la transcripción se ha tenido en cuenta la que preparó Max Fisch, accesible también en Indianapolis.
Letter transcription

 

Prof. Hilgard


A cargo de Sres. John Munroe & Co
7 Rue Scribe, París, Francia

París
2 de junio, 18801

 

Sr. C. P. Patterson
Superintendente

Estimado señor,

He realizado experimentos sobre la flexión del soporte de Biot, pero no consigo devolverlo exactamente a su forma original y ahora está más rígido de lo que había supuesto. Acudí primero a Faye y le dije que el resultado de mis experimentos difería de las cifras dadas hasta ahora por Borda, Biot y Sabine en comparación con Londres; y que deseaba investigar la causa de esta amplia discrepancia (que sobrepasaba por mucho todas las fuentes ordinarias y reconocidas de error) y repetir los experimentos si fuera necesario. Él habló amablemente con el almirante Mouchez y este último me escribió para decir que los recursos del observatorio estaban a mi disposición2. Dije entonces que me gustaría oscilar un péndulo en el soporte de Biot

y empezar comprobando su rigidez. Obtuve permiso para hacerlo y mandé hacer el aparato necesario.            

Como había perspectivas de algún retraso para conseguir el aparato, y también porque la Comisión Internacional Del Metro estaba realizando pesajes en la sala del observatorio [de París] en la que yo deseaba trabajar, pensé que podría resultar provechoso ir a Kew y hacer un reconocimiento. Por lo tanto me marché a Inglaterra, aunque tenía en ese momento una bronquitis que padecía desde antes de dejar Baltimore, donde estuve confinado en mi habitación por su causa durante varias semanas. No me la quitaba de encima desde entonces y cuando llegué a Inglaterra hacía tanto frío que me enfermé nada más llegar y el médico me recomendó regresar de inmediato a Francia. De modo que regresé y el viaje inglés resultó inútil. Conseguí entonces un médico francés que me trató con hipofosfito de sodio, lo que tuvo un efecto tan maravilloso que ahora estoy completamente recuperado de mi resfriado, lo que realmente

 

 

no esperaba.

Habiendo conseguido mi aparato para medir la flexión encontré que la plataforma sobre la que se hicieron los experimentos de Biot era tan rígida que apenas podía detectarse flexión alguna. Investigué entonces y averigüé que alguien cuyo nombre se me escapa ahora había estado haciendo experimentos sobre ese soporte desde la época de Biot y había añadido los dos puntales que aparecen en la figura.



Quité los tornillos que sujetaban esos puntales laterales a la plataforma y dividiéndolos en piezas de madera logré sacarlos de ella, y obtuve entonces buenas medidas de la flexión. Sin embargo, la plataforma estaba notablemente rígida. Al considerar por qué era así, llegó a hacerse evidente que todo dependía de la firmeza con la que la plataforma de hierro estaba atornillada a los dos soportes que la sujetan en los puntos A y B. Un examen más detenido me mostró que la pieza que está atornillada en la mitad de la plataforma para sujetar el péndulo no podía

 

ser la que había usado Biot. Después de rebuscar encontré la que él había usado. Esa tiene atornillados cuatro ligeros y pequeños pies de aspecto niquelado. Pero también tiene dos tornillos a rosca para sujetarla a la plataforma. Esos dos tornillos están delante y detrás, no a los lados como deberían estar. Los tornillos pasan a través de agujeros en la placa que forma la plataforma, en la que se han puesto desde entonces clavijas de hierro. (Por qué, uno no llega a verlo). Por lo tanto es evidente que se ha subido la plataforma, se han quitado los tornillos A y B y probablemente se han reemplazado de forma más rígida que antes. Sin duda habría alguna flexión en la pieza sobre la que descansa el péndulo, pero eso dependería de lo fuerte que estuviera atornillada a la placa. En conjunto, la flexión del aparato de Biot parece un dato difícil de recuperar, aunque todavía no he perdido del todo la esperanza.

Me parece que probablemente los experimentos que estoy realizando ahora dejarán la cuestión como está. La gravedad se ha medido directamente en París tres veces y ha sido también determinada mediante


 

el transporte de péndulos a Londres y Berlín.

De las medidas directas, la de Borda requiere positivamente una corrección que la lleve a un acuerdo semi-tolerable con la mía. La de Biot está sujeta a una corrección incierta en la misma dirección.

La comparación con el valor de Bessel es mala de cualquier manera. La comparación con el de Kater es también mala pero, cuando se le aplican correcciones y también al valor de Kater en Londres, se obtiene un resultado que se aproxima al mío.

Pienso que es claramente necesario volver a determinar la gravedad en París de una manera que no deje duda posible de la exactitud del resultado, y estoy madurando un plan con ese propósito3.

Respetuosamente suyo,

C. S. Peirce
Asistente

 

P. S. El trabajo en mis escritos está progresando activamente, pero necesito cuanto antes los resultados de las oscilaciones de Mr. Farquhar en diferentes soportes en York. Espero que lleguen pronto.

 


Notas

1. Como en los viaje precedentes, Charles S. Peirce a comienzos de cada mes hace un detenido informe de su actividad científica durante el mes precedente y lo envía al superintendente Patterson. Estos informes tienen un extraordinario valor para conocer el alcance científico de los viajes europeos de Charles S. Peirce.

2. No se conserva esta carta del almirante Mouchez a C. S. Peirce. Quizá puede quedar copia en el archivo del Observatorio Astronómico de París, pero hasta ahora no la hemos localizado.

3. En su conferencia del 14 de junio en la Academia de las Ciencias ("Sur la valeur de la pesanteur à Paris"), Charles S. Peirce informará con detenimiento sobre sus planes a este respecto.


Traducción de Sara Barrena (2018)
Una de las ventajas de los textos en formato electrónico respecto de los textos impresos es que pueden corregirse con gran facilidad mediante la colaboración activa de los lectores que adviertan erratas, errores o simplemente mejores traducciones. En este sentido agradeceríamos que se enviaran todas las sugerencias y correcciones a sbarrena@unav.es
Proyecto de investigación "The Cosmopolitan Peirce: Cartas de C. S. Peirce en su cuarto viaje europeo (abril-agosto 1880)"

Fecha del documento: 27 de agosto 2018
Última actualización: 20 de septiembre 2018

[Página Principal]