Sesión Segunda del Congreso de la
Association Géodésique Internationale o Europaeischen Gradmessung
(Stuttgart, 29.09.1877)



La segunda sesión del congreso de la Asociación Geodésica Internacional tuvo lugar en Stuttgart el 29 de septiembre de 1877. La sesión se abrió a las 10.15 bajo la presidencia de Zech con la asistencia de los miembros e invitados, entre los que figura Charles S. Peirce. Actuaron como secretarios los profesores Bruhns y Hirsch. La sesión se levantó a las 15.30.

Se reproducen aquí algunas páginas del texto del acta de la sesión en francés (pp. 100-104) preparada por los secretarios, tal como figura
en Verhandlungen der vom 27. september bis 2. october 1877 zu Stuttgart abgehaltenen, C. Bruhns y A. Hirsch, eds., Georg Reimer, Berlin, 1878.
 

 








SEGUNDA SESIÓN



Stuttgart, 29 de septiembre 1877.

Se abre la sesión a las 10:15 h.

Presentes: los Señores Adan, Baeyer, de Bauerfeind, Betocchi, Bruhns, Faye, Fearnley, Ferrero, Ganahl, Haffner, Herr, Hirsch, Hügel, Ibáñez, Mayo, Nagel, d'Oppolzer, Perrier, Peters, Plantamour, Sadebeck, Schoder, Seidel, Siegfried, Zech, delegados; los Señores Peirce, Sainte-Claire Deville, De Fritsch, Gross, Bauer, invitados.

Presidencia del Señor Zech.

Los Señores Bruhns y Hirsch actúan como Secretarios.

El Señor Presidente lee el acta del orden del día:

1. Comunicaciones de la Comisión Permanente,

2. Seguido de los informes de los delegados,

3. Informe sobre el artículo 5 del programa y eventualmente sobre los artículos 3 y 4.

El Señor presidente anuncia que las entradas para el teatro están preparadas y que la salida para Urach tendrá lugar a las 9 horas y 10 minutos mediante un tren especial.

La presidencia ha recibido la carta siguiente del Coast Survey de los Estados Unidos de América.

 

 

U. S. Coast Survey Office
Washington, 10 de septiembre 1877 

Señor,

Tengo el honor de comunicarle, con gran satisfacción, que el Departamento del Tesoro me ha autorizado a enviar un representante de la United States Coast Survey para que asista al encuentro de la Asociación Geodésica Internacional, cuyas actividades preside usted con tanta capacidad. Hemos tenido la buena fortuna de haber contado en ocasiones previas con oficiales de nuestra organización en lugares próximos de los encuentros de la Asociación, a quienes la Asociación, con su buen hacer, ha extendido cordialmente invitaciones a estar presentes y tomar parte en sus discusiones, aunque sin ser acreditados de modo especial y oficial. Estas experiencias han sido muy beneficiosas para esos oficiales, así como para nuestro trabajo.

Reconociendo el valor y la importancia de los encuentros de la Asociación Geodésica Internacional para la discusión de todos los asuntos relativos al trabajo geodésico, he dado instrucciones a Charles S. Peirce, Asistente del United States Coast Survey Service, para que se presente

 








y solicite permiso para asistir y unirse a las discusiones de sus encuentros como representante de la United States Coast Survey, y tengo el honor de suplicar su amable consideración a esta petición. 

Me alegra aprovechar esta oportunidad para ofrecerle mi más distinguida consideración. 

Muy respetuosamente 
Su obediente siervo,
Carlile P. Patterson
Superintendente U. S. Coast Survey

General C. Ibáñez

_____________________

El señor Zech expresa su bienvenida al señor Peirce, delegado de América, y agradece en nombre de la asamblea al Coast Survey Americano por el interés que muestra en los trabajos de la Asociación Geodésica.

El señor Peirce agradece al Presidente sus amables palabras y testimonia la satisfacción de poder asistir a las deliberaciones del Congreso.

El Presidente anuncia además que el Señor Sainte-Claire Deville, que ha ganado tantos derechos al reconocimiento de todos por sus destacados trabajos para la construcción de nuevos prototipos métricos, asiste a la sesión.

El acta de la sesión anterior es leída y aprobada.

[...]








[...]

El señor Presidente propone a la Asamblea pasar directamente a tratar el punto 5 del programa, puesto que el ponente, señor Plantamour, debe viajar por la tarde. Aprobado.








El señor Plantamour constata que las observaciones con el péndulo hechas hasta ahora son tan poco numerosas y se ha publicado un número tan pequeño de ellas, que sería una labor incómoda por el momento querer resumir los resultados. Se limitará por tanto a llamar la atención de los asistentes sobre un hecho importante, que está destinado a influir considerablemente en la determinación de la gravedad mediante el pendulo reversible. Se ha constatado que la oscilación del trípode, que ya se había apreciado previamente, tiene una sensible influencia en la determinación de la longitud del pendulo simple. Las investigaciones teóricas de los señores Cellerier y Peirce, al igual que los experimentos hechos por el Señor Peirce, en Ginebra, en París, en Berlín y en Washington, permiten deducir la magnitud de la corrección que se deriva de esa perturbación para el pendulo simple. Las informaciones de nuestro colega americano han llevado al señor Hirsch, en Neuchatel, y al señor Plantamour, en Ginebra, a hacer un estudio en profundidad de tal fenómeno en el pendulo suizo. Sus resultados confirman los obtenidos por el señor Peirce, añadiendo, sin embargo, un hecho nuevo, a saber, que no solo son las oscilaciones del trípode, sino también las del pilar, las que ejercen una influencia perturbadora.

El señor Plantamour facilita algunos detalles sobre el aparato auxiliar diseñado por el señor Hirsch y construido por el señor Hipp en Neuchatel, que posteriormente hizo perfeccionar en el taller de construcción de Ginebra, y sobre los resultados que obtuvo.

En su forma perfeccionada por el señor Plantamour, ese aparato con un espejo manejable permite determinar la corrección de la longitud del péndulo en 1/280 aproximadamente de su valor, o en 2 unidades aproximadamente de la 7 séptima décima del valor de la longitud del péndulo.

El señor Plantamour, que va a desplazarse a Berlín con el instrumento suizo, proseguirá allí las investigaciones sobre este asunto, y dará luego cuenta de ellas en una memoria detallada.

El señor Hirsch completa el informe de su colega haciendo una explicación detallada sobre el método de observación utilizado, tanto estático como dinámico; destaca además que sus observaciones y las que se han hecho en Ginebra parecen demostrar que la magnitud de las perturbaciones depende en parte de la localización y la instalación del pendulo.

El mismo señor Peirce tenía como objetivo principal demostrar sin lugar a dudas la existencia de oscilaciones del trípode y deducir teóricamente la corrección de la longitud del péndulo.

La deducción teórica hecha por él, sin conocer la memoria previamente publicada por el señor Cellerier, concuerda plenamente en su resultado con la del matemático de Ginebra. Sus resultados experimentales, que parecen ajustados en torno a 1/100 de su valor, muestran una concordancia suficiente con los resultados obtenidos por los observadores suizos, si se tienen en cuenta las diferencias de los aparatos. Ha observado

 








las oscilaciones del trípode con un microscopio fijado en el propio pilar, y en consecuencia no ha podido observar las oscilaciones del mismo pilar.

El señor Peirce espera se hallará un modo de instalar el trípode que permita obtener resultados de observaciones independientes de las circunstancias de lugar.

El señor Faye cree que tal vez se podría evitar la perturbación causada por las observaciones simultáneas del trípode haciendo oscilar al mismo tiempo, sobre el mismo trípode y en direcciones opuestas, dos pendulos tan semejantes como sea posible. Ello produciría tal vez en el trípode vibraciones moleculares, pero el tan perjudicial desplazamiento lateral del plano de suspensión se evitaría.

El señor Hirsch teme que la ingeniosa idea del señor Faye no sea fácilmente practicable, en primer lugar porque la observación del paso de un doble péndulo conllevaría grandes dificultades; luego, porque dos péndulos tan próximos y suspendidos de la misma plataforma no dejarían de influenciarse mutuamente, y aun evitando la perturbación de la que se trata, se correría el riesgo de crear otras acaso más considerables.

La sesión se suspende de 12.30 a 14 horas.

Tras la reanudación de la sesión, el señor Hirsch plantea la siguiente propuesta.

La Conferencia, tras haber tenido conocimiento de las explicaciones de los señores Plantamour, Hirsch y Peirce sobre la influencia de las oscilaciones simultáneas del trípode en las observaciones del pendulo reversible, invita a aquellos de sus miembros que tengan particular interés en tal cuestión a continuar con sus estudios y averiguar en concreto si la necesaria corrección de la longitud del péndulo puede determinarse de una sola vez para cada uno de los instrumentos, o depende de la localización donde esté emplazado el aparato, y en qué medida.

Esta propuesta es aprobada por unanimidad.

El señor Presidente, pasando al siguiente punto del orden del día, da la palabra al señor Oppolzer para su informe sobre el artículo 3 del programa relativo a las determinaciones astronómicas.

 


Traducción de Javier Laspalas (2018)

Una de las ventajas de los textos en formato electrónico respecto de los textos impresos es que pueden corregirse con gran facilidad mediante la colaboración activa de los lectores que adviertan erratas, errores o simplemente mejores traducciones. En este sentido agradeceríamos que se enviaran todas las sugerencias y correcciones a sbarrena@unav.es
Proyecto de investigación "La correspondencia del tercer viaje europeo de Charles S. Peirce (septiembre-noviembre 1877)"

Fecha del documento: 20 de febrero 2018
Última actualización: 22 de agosto 2018

[Página Principal]