Sesión Quinta, Comisión Permanente de la
Association Géodésique Internationale o Europaeischen Gradmessung
(París, 25.09.1875)



La quinta sesión de la Comisión Permanente de la Asociación Geodésica Internacional tuvo lugar en París el 25 de septiembre de 1875. La sesión se abrió a las 13.20 bajo la presidencia del General Ibáñez de Ibero con la asistencia de los miembros e invitados, entre los que figura Charles S. Peirce, que se indican. Actuaron como secretarios los profesores Bruhns y Hirsch. La sesión se levantó a las 16.35.

Se reproduce aquí en texto del acta de la sesión en francés (pp. 19-23) y en alemán (pp. 58-61) preparada respectivamente por cada uno de los dos secretarios, tal como figura en
Verhandlungen der vom 20. bis 29. september 1875 in Paris Vereinigten Permanenten Commission der Europaeischen Gradmessung (Verlag von Georg Reimer, Berlín, 1879).
Versión en alemán

 



QUINTA SESIÓN

París, 25 de septiembre de 1875

La sesión se abre a la 1h 20m.

Presentes: Los Sres. delegados: Adan, Baeyer, de Barozzi, Bruhns, Faye, Ferrero, de Forsch, Hirsch, Ibáñez, d’Oppolzer, Perrier, Peters, Ricci, Saget, de Vecchi, Villarceau; y entre los invitados: el Sr. Ministro de Instrucción Pública M. Wallon, Bassot, Billot, Banderali, Bouquet de la Grye, Breton de Champ, Govi, Laussedat, Mahmoud-Bey, Peirce, de la Roche-Poncié.

Presidencia del Sr. General Ibáñez.

Los Sres. Brunhs y Hirsch actúan como Secretarios.

El Sr. Hirsch da lectura al acta.

El Sr. Mahmoud-Bey pide añadir en el acta la constancia

 





de que en ese momento se ha comenzado la medición de una base y que tal trabajo es ejecutado por el Estado mayor Egipcio.

El Sr. d’Oppolzer pide que, en el formulario de las latitudes, se indique la posición de las estrellas al principio del año de observación y no al primero de enero, ya que ni enero 1 ni enero 0 se corresponden exactamente con el comienzo del año trópico.

Se realizarán las rectificaciones demandadas.

Se aprueba el acta.

El Sr. Hirsch da cuenta de la correspondencia y lee una carta que ha recibido recientemente del Sr. Fearnley que da los informes siguientes sobre el estado de los trabajos geodésicos en Noruega:

"Los trabajos geodésicos en Noruega que han sido ralentizados desde 1872 por razones especiales, serán retomados próximamente con vigor, bajo la dirección de una Comisión especial independiente.

Por el momento, el Sr. Fearnley ha añadido poca cosa al último informe que presentó en 1871 (v. Generalbericht para 1871, pág. 58): La unión de la cadena de los triángulos del Norte con la cadena central fue realizada en 1872 por el observador Sr. Geelnwyden y el Sr. teniente Haffner y a mismo tiempo se han llevado a cabo varias observaciones en la estación de Gien (Lat. 62º 25') para determinar la altura del polo y de un acimut.

El Sr. Astrand fijó la posición de su Observatorio de Bergen uniéndolo a la cadena de triángulos occidentales y determinando el acimut del Observatorio. Los resultados de estas operaciones han sido:

Observatorio de Bergen (Instrumento de transición) de 5º 24’ 44”.01 al Oeste  0º 29’ 7’’.78 al Norte del Observatorio de Christiana (Círculo meridiano).

Hasta el presente, en Noruega no se han hecho ni observaciones de péndulo ni niveles de precisión. No obstante, el Sr. Fearnley menciona que, por parte de Suecia, el Sr. Börtzell ejecutó entre 1869 y 1870 una nivelación para el mapa geológico, en el que se observó el 20 de agosto de 1870, que el nivel medio del Droutheimsfjord, cerca de Levanger, es 2p 44 inferior que el nivel del Báltico observado el 20 de agosto de 1869 en Sundsvall.

Desde hace unos años funcionan ya dos mareógrafos, uno en una isla fortificada de Kaholmen (Oscarsborg), cerca de Dröbackssund en Christianafjord, y el otro en Drontheim. Parece que el primero, sobre todo, funciona perfectamente.  

El Sr. d’Oppolzer, portavoz de la Comisión especial del Péndulo lee su informe:

La comisión que había sido encargada del estudio de los aparatos de péndulo, se reunió el 21 de septiembre bajo la presidencia del Sr. General Baeyer; estaba compuesta por los Sres. Bruhns, Hirsch, d’Oppolzer y Peters. El Sr. Oppolzer fue nombrado portavoz. Entre otros, asistieron a la sesión el Sr. Peirce de Cambridge (U.S), por una invitación especial que el Sr. presidente Ibáñez le había dirigido; los Sres. Profesores Govi, el Comandante Perrier, Faye y von Bauernfeind. La sesión comenzó a las 2 h 30m.

 

 



El Sr. Hirsch recuerda y pone sobre la mesa la circular que ha enviado el Bureau Central el pasado 26 de febrero a los miembros de la comisión, así como las respuestas de los Sres. Bruhns, d’Oppolzer, Peters y la Comisión Geodésica Suiza.

He aquí los textos de tales documentos (ver anexo 1).

Después de una discusión detallada, la Comisión especial se ha puesto de acuerdo para recomendar a la Comisión permanente la aprobación de varias resoluciones:

1º: declarar que el péndulo de reversión de Repsold, salvo algunas pequeñas modificaciones de construcción, parece responder a todas las exigencias de las determinaciones de la gravedad.

—Entre las modificaciones deseables, se ha insistido en la discusión sobre una estabilidad mayor y una mejor transportabilidad del trípode. La forma del trípode elegida por Repsold para el aparato austriaco, del cual puede desmontarse el trípode, parece responder a todas las exigencias. En la discusión acerca de este punto, el Sr. Peirce explica que un desplazamiento o una deformación del trípode a causa de las oscilaciones del péndulo debe tener como consecuencia una longitud demasiado corta para el péndulo. En esta ocasión, el Sr. Peirce comunica los experimentos que él ha llevado a cabo con un péndulo de reversión que él hizo oscilar en el vacío, o más bien bajo una débil presión de algunas líneas, con el fin de obtener un periodo de oscilaciones durante 24 horas.

A continuación, los Sres. Bruhns, Hirsch, d’Oppolzer y Peirce discutieron la conveniencia del registro automático de las oscilaciones. El Sr. Hirsch rechaza todo registro, sobre todo eléctrico, del péndulo por sí mismo y particularmente en el momento en que la punta del péndulo pasa a la mitad de su trayecto a través de una gota de mercurio. El Sr. Bruhns dice no haber constatado ningún inconveniente en tal método; no obstante, cree que debe limitarse hacer este contacto entre 20 y 30 oscilaciones del comienzo, a la mitad y al final de una serie. Los Sres. d’Oppolzer y Peirce han intentado deslizar por el péndulo un aparato de contacto; han hecho experimentos comparativos haciendo oscilar el péndulo tanto con como sin este artefacto de deslizamiento. Ambos han constatado que, por el empleo de tal aparato, se modifica un poco la ley del decremento de las amplitudes, pero la duración de una oscilación, calculada para un arco infinitamente pequeño, no es afectada sensiblemente. A pesar de estos resultados favorables, ninguno de los miembros de la comisión quiere recomendar el sistema de registro automático. Los Sres. Hirsch y Peirce se declaran a favor del registro cronográfico por el observador; los Sres Bruhns y d’Oppolzer prefieren el método de las coincidencias. Para esto último, el Sr. Oppolzer recomienda, sobre todo, el uso muy cómodo del aparato de Gruber, que viene descrito en las reseñas de la Academia de Viena.

El Sr. d’Oppolzer ha expuesto a continuación el aparato que ya se ha mencionado en su respuesta a la circular del Bureau Central y por la cual puede determinarse la posición del eje

 

 


de rotación en relación con el filo del cuchillo. Si se fija este aparato a un punto fijo fuera del trípode podría servir al mismo tiempo para medir los desplazamientos laterales del trípode, causados por las oscilaciones.

Finalmente, el Sr. Oppolzer destaca que si el centro de gravedad del péndulo se encontrara fuera del plano que pasa por las cuchillas, resultaría una corrección de segundo orden en relación con esta desviación del centro de gravedad y que actuaría siempre en el mismo sentido, dejando una longitud demasiado débil para el péndulo.

En consecuencia de estas explicaciones, la Comisión recomienda a los observadores que busquen si los ejes de rotación coinciden con los filos de las cuchillas.

El Sr. Peters desarrolla la opinión de que en la duración, sea de las observaciones de la oscilación, sea de las comparaciones con la escala, es posible que las temperaturas del péndulo en las diferentes partes de la escala difieran de la temperatura del aire ambiental indicada por los termómetros, en cantidades tales que la determinación de la longitud del péndulo simple se encuentre sensiblemente influida.

Para asegurar la temperatura real del péndulo con la mayor exactitud posible,  el Sr. Peters propone situar a los dos lados del péndulo de reversión a igual distancia y a la misma altura, otras dos reglas de forma y de materia idénticas a las del péndulo. En estos péndulos auxiliares, por así decir y que por la simplicidad de su construcción no habrían de aumentar considerablemente los costes del aparato, habría que incrustar termómetros a diferentes alturas y las indicaciones de esos termómetros se tendrían en cuenta en la reducción de las observaciones.

El Sr. Bruhns expone las ventajas que habría al comparar directamente los diferentes péndulos de reversión, observándolos más o menos en la misma época y en el mismo lugar. El Sr. d’Oppolzer cree que se debería elegir para este lugar la ubicación en Berlín (donde Bessel y a su tiempo) y el Sr. Peirce destacó la feliz coincidencia de que donde Bessel hizo sus observaciones en 1826 se encuentra ahora el despacho de pesos y medidas que posee todos los medios para hacer las comparaciones de las escalas. En consecuencia a estas observaciones, la Comisión recomienda una tal comparación de los diferentes aparatos en Berlín.

Por otra parte, la Comisión propone apoyar, en interés de la ciencia, el proyecto del Sr. Peirce, de repetir con su péndulo de reversión las determinaciones de la gravedad en los tres puntos importantes para la historia de estas investigaciones, donde Bessel en Alemania, Borda y Matthieu en Francia y Kater en Inglaterra hicieron sus determinaciones fundamentales.

Este informe concluye con las propuestas siguientes:

1º De acuerdo con la declaración ya hecha en la sesión del 28 de septiembre de 1871 en Viena, la Comisión  reconoce que el péndulo de reversión de Repsold, excepto algunas pequeñas modificaciones de construcción, parece responder a todas las exigencias de las determinaciones de la gravedad.

 



2º La Comisión recomienda a los observadores investigar si, en su instrumento, los filos de las cuchillas pueden ser identificadas con los ejes de rotación, y determinar, si es necesario, las distancias entre los ejes y los filos de las cuchillas.

3º Es deseable que los aparatos empleados en los diferentes países puedan ser comparados entre ellos haciéndolos oscilar en la misma estación, para la cual se propone el punto donde Bessel determinó en su tiempo la gravedad y que se encuentra en el actual Bureau de pesos y medidas en Berlín.

4º Por otra parte, la Comisión aprueba, en interés de la ciencia, el proyecto del Sr. Peirce de determinar de nuevo la gravedad mediante su péndulo de reversión, en las tres estaciones importantes para la historia de estas investigaciones, donde Bessel en Alemania, Borda y Matthieu en Francia y Kater en Inglaterra hicieron sus determinaciones fundamentales.

Estas cuatro proposiciones fueron sucesivamente sometidas a votación y adoptadas.

 


Traducción de María Guibert (2013)
Una de las ventajas de los textos en formato electrónico respecto de los textos impresos es que pueden corregirse con gran facilidad mediante la colaboración activa de los lectores que adviertan erratas, errores o simplemente mejores traducciones. En este sentido agradeceríamos que se enviaran todas las sugerencias y correcciones a sbarrena@unav.es
Proyecto de investigación "Charles S. Peirce en Europa (1875-76): comunidad científica y correspondencia" (MCI: FFI2011-24340)

Fecha del documento: 6 de agosto 2013
Última actualización: 9 de agosto 2017

[Página Principal]