Carta de C. S. Peirce a su esposa Melusina Fay
(Mesina, 15.09.1870)



Esta carta, fechada el 15 de septiembre de 1870, fue escrita por C. S. Peirce a su esposa, Zina, en dos partes diferentes: la primera desde el vapor que le transportaba desde Grecia a Mesina, y la segunda ya después de llegar. Peirce describe algunos detalles de su estancia en Volos y en Mesina, y proporciona algunas impresiones generales sobre el conjunto del viaje.

El original se conserva entre los
Charles S. Peirce Papers en la Houghton Library (MS Am 1632, L 337) de la Universidad de Harvard. La reproducción digital de la carta ha sido hecha a partir de la fotocopia disponible en el Peirce Edition Project. Para la transcripción de la carta se ha tenido en cuenta la que preparó Max Fisch [VBla(4)#3], accesible también en Indianapolis.
Letter transcription
Anterior/Siguiente

 

A bordo del vapor yendo a Mesina
15 sep. 1870

Antes de ir a Volos1 la gente me habló tanto de la imprudencia de ir allí en esta época a causa de la fiebre y también de la cantidad de bandidos en el campo que no me sentía en absoluto seguro de llegar a ir. Sin embargo aquí estoy. Encontré que habían exagerado ambos peligros. Es verdad que hay mucha fiebre allí y también que la gente tiene miedo de caminar una milla fuera de la ciudad sin armas, pero una dosis de quinina mantiene alejada a la primera y el camino a Larisa está lleno de soldados. También me dijeron que no había camino para carruajes hasta Larisa, pero eso resultó falso, por lo que la silla de montar que compré en Constantinopla era del todo innecesaria. La moraleja es que en Constantinopla no saben tanto como pretenden sobre Tesalia.

Al llegar a Volos2 —una ciudad de apariencia extraña, ni turca, ni europea— pregunté por Mr. Demetrio Gialópoulo, para quien tenía una carta, y fui llevado a su casa, donde me alojé. Era un anciano agradable, muy cordial y amigo de Sophocles3. Como su casa se parece bastante a todas las casas griegas la describiré de una vez por todas. Entras en el patio a través de una puerta en una gruesa pared de ladrillo, y la casa está a un


[Houghton Quality Image]
lado y varios cobertizos, etc. a los otros. Los escalones de la casa conducen a una piazza en el segundo piso donde se come y donde se lavan las personas con lo poco que hay. El artilugio para lavarse consiste en una alcuza que contiene un cuarto de galón4 de agua y una jofaina para el agua sucia. Viertes el agua y te lavas las manos en el chorro. Fuera de la piazza están los aposentos. Cada uno tiene un sofá oriental sobre el que te sientas al estilo turco después de quitarte los zapatos. Si la habitación tiene una cama con armazón, es señal de limpieza que las patas estén cada una en un pequeño recipiente de hojalata, del que se supone que cuando se vierte agua los bichos no pueden entrar y salir. Una habitación puede tener una cama así levantada y otra al lado suyo extendida justo en el suelo. La teoría es que de noche las ventanas deben permanecer cerradas, supongo que porque no se usan camisones. La comida es maravillosa y muy mala5. Uno de los mejores platos es un membrillo horneado que se vacía y se rellena de carne como un pastel de carne picada, cubriéndolo todo con salsa de tomate. Es muy bueno. El vino tiene un sabor muy fuerte a colofonia6 y es muy astringente. Pero la uva supera a cualquiera que haya probado nunca. Son maravillosas y supongo que debo de haberme comido casi la cosecha entera. En conjunto no me parece que Tesalia sea muy agradable.

Al ser mis movimientos tan apresurados no tuve tiempo para ponerme en contacto con los parientes de Sophocles,


 


[Houghton Quality Image]
que están a unas 10 horas de Volos. Lo sentí mucho. Si vuelvo en diciembre trataré de verles. El paisaje en Tesalia es muy bello. El Olimpo7 es enorme, Ossa8 es una montaña muy bonita y el Pelión es pintoresco. Las noches a la luz de la luna son magníficas9. Dos de ellas estuve fuera toda la noche. Una tercera me senté hasta tarde con algunos jóvenes en la orilla de la bahía, que estaba del todo encantadora, y ellos cantaron en griego extraordinariamente bien10.

 

Domingo - Aquí estoy en Mesina11. Es extraño qué completamente diferente es la fisonomía de este lugar a todo lo que he visto hasta ahora. Las calles, muy diferentes a las que vi en Inglaterra o Alemania, son todavía más diferentes a las de Tesalia y a las de Turquía. Son bonitas y limpias y el tercer piso de las casas es siempre muy alto. Algo parecido a esto.

Muchos balcones. Precios exorbitantes. Aspecto general del lugar alegre. Especialmente los organillos que son cosas grandes parecidas a las pianolas que un hombre lleva muy rápidamente en una carretilla mientras que otro camina a su lado y gira la manivela. Una multitud de niños, bailando y dando volteretas, lo acompaña. Le da a uno una extraña impresión de antiguo. El hotel donde estoy está extremadamente sucio. Tienen un vino aquí que se parece mucho al vino de Tokay. Se llama Moscato di Siracusa o Malvasía. Si John Blake lo tiene, sería el mejor para ti. Probablemente sea bastante caro, pues esta mañana me han cobrado seis céntimos por un vaso grande. Si puedo conseguirlo barato, enviaré un poco a casa.





[Houghton Quality Image]

Averigüé que ir hasta Atenas implicaba una estancia tan larga en Volos que, lamentándolo mucho, lo dejé. Pero quizá pueda todavía volver allí. La dificultad es que lamentablemente el tiempo ahora me aprieta. Aunque no vaya a Atenas llevaré todavía una semana de retraso, y por supuesto puedo todavía retrasarme más. Más aún, me apetece mucho ir a Ginebra para ver allí un péndulo que determina la fuerza de la gravedad. Comienzo ahora a sentir lo sumamente corto que es mi tiempo, a la vez que a menudo tengo bastante añoranza y extraño estar en casa, y las vistas ordinarias me aburren terriblemente a menos que se vean sin ningún problema. Además, mi conversación está ahora tan extremadamente limitada que anhelo llegar a donde pueda hablar. Esperaba encontrar aquí al menos una carta de Amy, pero no hay ninguna. He telegrafiado a Nápoles para que me reenvíen inmediatamente todas las cartas, y sin duda tendré entonces alguna de mi padre que me permitirá decidir si debería regresar hasta Atenas o no. La tentación es tan grande que pienso que iré. Sin embargo, las razones para no ir son también de peso. Tenía muchas ganas de ir a Egipto, pero eso por supuesto estaba fuera de consideración. Respecto a la guerra, soy un alemán tan completamente ferviente como siempre, pero continúo prediciendo todavía otro año de guerra. París no será tomada tan fácilmente12. En total llevo ahora viajando tres meses. Sólo he perdido dos cosas. Una era un libro de expresiones alemanas que me dejé en el vapor Deutschland13, y la otra una funda de pipa en el barco de Volos a aquí. El barco era muy agradable y me acerco de nuevo a la civilización con placer. Cuando llegue a Nápoles supongo que estaré cómodo de nuevo. No hay nada en absoluto que ver en Mesina y me quedo aquí un día sólo porque al ser domingo mi banquero no me daría dinero. Mañana a Taormina. El día siguiente a Catania. Los siguientes dos días al Etna. Después Siracusa. Nuestro encuentro iba a ser en París. Si se me deja adivinar dónde va a ser ahora, diría que en Berlín e iría allí.


Notas

1. Volos es el nombre del puerto en el fondo del golfo Pagasético y al pie del Monte Pelión desde donde Peirce había de dirigirse a Larisa, uno de los enclaves de la zona de totalidad del eclipse donde se había pensado inicialmente que podría situarse un equipo de observadores.

2. Al desembarcar en Volos tuvo lugar la escena que Peirce emplea en "Deduction, Induction and Hypothesis" como ejemplo de "hipótesis" o en su terminología madura, "abducción": "En una ocasión desembarqué en un puerto de una provincia turca; y, al acercarme a la casa que tenía que visitar, me topé con un hombre a caballo, rodeado de otros cuatro jinetes que sostenían un dosel sobre su cabeza. Como el gobernador de la provincia era el único personaje de quien podía pensar que fuera tan honrado, inferí que era él. Esto era una hipótesis" (CP 2.625, 1878). Esa misma escena es descrita más ampliamente en su relato de ficción "Topographical Sketches in Thessaly".

3. Peirce llevaba una carta de presentación de Sophocles, su profesor de griego en Harvard, para su amigo Demetrio Gialópoulo.

4. Un cuarto de galón viene a equivaler a un litro.

5. Veinte años después recordará aquellas comidas. "El huésped estuvo deliciosamente entretenido en aquella casa durante más de una semana. Su cocina era tal que llenaba la mente con admiración y elogio. Todavía ahora, ante su mera sugestión, un torrente de recuerdos inunda sus sentidos, —arroz oriental con compota de peras, aves al estilo fricasé con castañas, exquisitos kabobs, pudines de sangre, composiciones sofisticadas de carne picada, calabazas y tomates, y otros sueños más allá de las palabras" ("Topographical Sketches in Thessaly").

6. Se trata de una resina sólida, producto de la destilación de la trementina, empleada en farmacia y para otros usos [Fuente: DRAE].

7. En una carta del 7 de junio de 1894 a Daniel C. Gilman menciona que "todos los monasterios del Monte Olimpo están dedicados a la Santísima Trinidad y el único que yo visité está dedicado además a S. Dionisio (que para la mente de los monjes era el mismo que Dioniso)". Probablemente se trata del Monasterio Agios Dionisios [Fuente: Anotaciones de Max Fisch, CSP-DCG 6/7/94].

8. Su nombre en la actualidad es Kissavos. Veinte años después recordará el impresionante lugar: "El horizonte está cerrado por todas partes por cadenas montañosas y está ennoblecido en el sureste por el Pelión, en el este por una montaña cónica todavía más alta, Ossa, que, como los hombres de Tesalia, une de un modo maravilloso lo elegante y lo terrible... Todavía más al norte por el ancho Olimpo, tan alto como el Pelión apilado sobre el Ossa, blanco, sereno y divinamente majestuoso". ["Topographical Sketches in Thessaly"]. Véase mapa de la zona.

9. Veinte años después escribirá Peirce recordando aquellas noches: "En las noches que pasaba así bajo la luna y las estrellas, el joven americano aprendió a sentir con qué generoso fuego ardía el corazón de los griegos, y llegó a contagiarse de un furor por la Hélade y lo helénico que la edad nunca pudo extinguir" (MS 1561, 1892). Cuarenta años después, escribiendo sobre el continuo y Aquiles y la tortuga, anota "había indudablemente muchas piedras y granos de arena a lo largo de su camino, a juzgar por lo que vi al pasar en una braganza por una carretera de noche en Phthiotis" (CP 6.182, c.1911).

10. Peirce interrumpe aquí su narración sin describir lo que hizo en Volos y Larisa, que podemos reconstruir parcialmente a partir de sus recuerdos en "Topographical Sketches in Thessaly". Escribe Max Fisch, "en Volos Peirce dejó el vapor Naptun, pasó su treinta y un cumpleaños y entregó las cartas de presentación de Sophocles, quien había nacido cerca de Volos y había hecho una visita de vuelta no mucho antes. (...) Exploró Larisa como posible asentamiento para la observación del eclipse". (M. Fisch: Peirce, Semeiotic, and Pragmatism, p. 243).

11. Puede verse cómo era en 1870 cuando Peirce llegó a allí. En diciembre de 1908 la ciudad sería prácticamente destruida por un terremoto. [Fuente: "The Messina 1908 Earthquake"].

12. Rendido el emperador Napoleón III, el 6 de septiembre se proclama en París la República y un Gobierno de defensa nacional. La ciudad de París será asediada por las tropas prusianas desde el 19 de septiembre hasta el 28 de enero de 1871 día en que capitula: Peirce esperaba que la guerra durara un año más, pero apenas se prolongó cuatro meses [Fuente: Wikipedia, "The Siege of Paris"].

13. Vapor de pasajeros en el que Charles Peirce y su hermano Jem viajaron desde Estados Unidos a Europa en junio de 1870.


Traducción de Sara Barrena (2008)
Una de las ventajas de los textos en formato electrónico respecto de los textos impresos es que pueden corregirse con gran facilidad mediante la colaboración activa de los lectores que adviertan erratas, errores o simplemente mejores traducciones. En este sentido agradeceríamos que se enviaran todas las sugerencias y correcciones a sbarrena@unav.es
Proyecto de investigación "La correspondencia europea de C. S. Peirce: creatividad y cooperación científica (Universidad de Navarra 2007-09)

Fecha del documento: 2 de julio 2008
Última actualización: 20 de julio 2017
[Página Principal]