Carta de Robert C. Schenck al Earl of Derby
(Londres, 21.05.1875)



Este carta fue enviada por el ministro plenipotenciario norteamericano en Londres, Robert C. Schenck, el 21 de mayo de 1875 al Earl of Derby, Edward Henry Stanley, Secretario de Estado para Asuntos Exteriores, pidiendo autorización para que Charles S. Peirce hiciera sus experimentos en el Kew Observatory.

Se trata de una copia manuscrita del original que se conserva en The National Archives, UK: Kew Observatory: Correspondence and Papers, Kew Committee of the Royal Society, numbered correspondence [BJ 1/201]. La reproducción digital de la carta ha sido hecha a partir este original.
Letter transcription

 

 

Legación de los Estados Unidos

21 de mayo 18751

Mi Señoría2,

Mr. C. S. Peirce, de la U. S. Coast Survey, tiene a su cargo la tarea de conectar el trabajo pendular de nuestra agencia con los trabajos de Gran Bretaña y de otros gobiernos europeos. Con ese propósito se encuentra ahora en Londres, y afirma que su labor sería mucho más fácil si se le permitiera oscilar sus péndulos en el observatorio de Kew. Tengo el

 

Earl of Derby

 

honor de solicitar a Su Señoría que le conceda ese privilegio, así como las demás facilidades que ordinariamente se proporcionan en casos similares.

 

Yo tengo el

 

(Firmado) Robert C. Schenck3

 

 

 

Copia
General Schenck
21 de mayo de 1875

U. S. Coast Survey
pide facilidades para
que Mr. Peirce oscile su
péndulo en Kew
Observatory

 

 

 


Notas

1. Robert H. Scott, presidente del Comité de Kew de la Royal Society, requirió a Charles S. Peirce que, para hacer sus experimentos con el péndulo en Kew, formulara una petición oficial a través del embajador de los Estados Unidos y el Foreing Office. En los National Archives en Kew se conserva esta copia de la carta del general Schenck al Secretario de Estado de Asuntos Extranjeros, Edward Henry Stanley, el quinto Conde de Derby.

En la carta de Charles S. Peirce a su madre del 4 de mayo explica: "También vi al presidente del Comité de Kew, y me resultó odioso. ¡Qué burocracia! Él hace gala de su mejor disposiciónpara que oscile mis péndulos en Kew, pero como una mera cuestión formal desea que solicite al ministro americano que solicite al British Foreign Office que solicite a la Royal Society que solicite al Comité de Kew que solicite al director del observatorio de Kew las instalaciones que yo desee. Si ellos piensan que saben cómo no hacerlo, encontrarán que yo sé cómo hacerlo".

En su informe del 31 de mayo de 1875 al superintendente Carlile P. Patterson explicará así todo este procedimiento: "A finales del pasado mes me pareció que resultaba adecuado oscilar mis péndulos en el Observatorio de Kew, que es principalmente un centro de investigación magnética y que pertenece a la Royal Society, pero que se ha convertido en el punto inicial de todo el trabajo con péndulos de las investigaciones británicas. Encontré que el director del observatorioestaba dispuesto a apoyar mis propósitos. Resultó sin embargo que no podía oscilar allí sin ciertas formalidades y, por sugerencia de Mr. Scott, presidente del Comité de Kew de la Royal Society, dirigí una carta al General Schenk, nuestro ministro, solicitándole que pidiera a la British Foreign Office que solicitara a la Royal Society que indicara que se me permitiera oscilar mis péndulos en Kew. Expliqué personalmente la cuestión al General Schenk y no preveía ninguna dificultad en que oscilara allí en primavera".

2. La carta está dirigida al Secretario de Estado de Asuntos Extranjeros entre 1874 y 1878, Edward Henry Stanley, el quinto Conde de Derby (1826-1893).

3. En la carta de Charles S. Peirce a su madre del 4 de mayo escribe del general Schenck: "Ayer visité al Enviado extraordinario y ministro plenipotenciario de los Estados Unidos ante la corte de St. James, y como nunca has visto un hipopótamo no sé si podría darte una descripción mejor de uno que decir que se parece al General Schenck, y si alguien hubiese visto un hipopótamo y quisiera saber cómo era Schenck no podría darle una descripción mejor que decir que se parece al hipopótamo. Pero si alguien hubiera tenido el privilegio de conocer a los dos augustos personajes, entonces el placer que obtendría de su comparación sería muy grande. El General fue agradable y habló de Bache, y dijo que su hija conocía a papá. Afirmó que la vida en Londres es una existencia de cartón piedra que no era mala".

 


Traducción de Sara Barrena (2015)
Una de las ventajas de los textos en formato electrónico respecto de los textos impresos es que pueden corregirse con gran facilidad mediante la colaboración activa de los lectores que adviertan erratas, errores o simplemente mejores traducciones. En este sentido agradeceríamos que se enviaran todas las sugerencias y correcciones a sbarrena@unav.es

Proyecto de investigación "Charles S. Peirce en el Kew Observatory, The National Archives, UK" (2015-2016)

Fecha del documento: 21 de octubre 2015
Última actualización: 22 de octubre 2015

[Página Principal]