COMMUNICATION-SOCIETY.COM VERSIÓN EN ESPAÑOL
Comunicación y Sociedad Universidad de Navarra | Facultad de Comunicación
USER AREA
Username: Password:
Ok Sign inForgot your password?
GoogleINSIDE C&S Ok

Calidad Revistas Científicas Españolas
Review / Gabriel PÉREZ Curso básico de periodismo audiovisual EUNSA, Pamplona, 2003, 145 pp.

Desde sus orígenes, en la década de los años treinta del siglo pasado, la televisión reservó algún espacio para los contenidos informativos. En un primer momento, la información televisiva se desarrolló a partir de formas periodísticas conocidas en otros medios, como la prensa, la radio y los noticieros cinematográficos. Para algunos críticos de aquellos primeros años, se trataba de un híbrido monstruoso que recogía los defectos de estos tres medios y ninguna de sus virtudes (Winch, Samuel, Mapping the Cultural Space of Journalism. How Journalists distinguish News from Entertainment, Praeger, Londres, 1997, p. 27).


En las décadas posteriores, la información se fue consolidando dentro de las parrillas, hasta convertirse en uno de sus contenidos más relevantes o, como afirma Gabriel Pérez en este libro, en el “motor del resto de la programación” (p. 28). Al mismo tiempo, los periodistas fueron encontrando su ubicación en el esquema organizativo de las cadenas de televisión y desarrollando un conjunto de prácticas profesionales, modos de organización del trabajo y técnicas periodísticas específicas del medio.


Este libro de Gabriel Pérez aparece en un momento muy oportuno. Aunque la esencia del trabajo del periodista televisivo de hoy sigue siendo la misma que en los primeros años, la irrupción de la tecnología digital en las redacciones –a partir de la segunda mitad de la década de los noventa–, ha provocado notables cambios en los modos de trabajo y de organización de los recursos.


Gabriel Pérez realiza un lúcido ejercicio de reflexión, que incide tanto en cuestiones generales, que permiten contextualizar adecuadamente este complejo y apasionante oficio; como en aspectos prácticos, cuyo objetivo es presentar algunos fundamentos del buen periodismo televisivo. Las páginas de este libro dejan entrever la larga y rica experiencia del autor, en su doble vertiente de periodista de Televisión Española y de profesor de periodismo audiovisual en la Universidad de Navarra. Esta trayectoria sitúa al autor en una posición inmejorable para identificar las dificultades nucleares de esta actividad, desmontar algunos de sus tópicos más recurrentes e ilustrar sus ideas con numerosos ejemplos y anécdotas extraídas del ejercicio profesional, tanto español como de otros países.


El libro analizado comienza por delimitar el espacio de los servicios informativos y sus modos de organización, dentro de la estructura de una cadena de televisión. En la actual situación del mercado televisivo, en la que va ganado terreno el entretenimiento del más bajo perfil, resulta muy oportuno recordar, como hace el autor, que los informativos han de contemplarse como un contenido singular, cuyo objetivo prioritario no es generar ingresos publicitarios para la cadena. En el actual entorno cambiante, también resulta de gran interés el apartado sobre organización del trabajo en la redacción, que describe las rutinas profesionales, tanto en las redacciones tradicionales como en aquellas que se han adaptado a las posibilidades que ofrece la tecnología digital.


En lo que constituye su contenido nuclear, el libro ofrece un mapa de los diferentes formatos y géneros informativos. Se trata de un mapa de diferentes escalas, que permite al autor abordar desde las cuestiones más generales hasta las más concretas, para situar al lector en los asuntos de mayor interés para entender esta profesión.


En su recorrido por los formatos de informativos diarios y no diarios –“telediario”, boletín, avance, etc.–, el autor sitúa como coordenadas fundamentales algunas claves para la selección de contenidos. También se detiene, entre otros muchos asuntos, en la credibilidad del informador, en la que incide de manera muy significativa su conocimiento de la materia.


El libro repasa también los géneros informativos más importantes en televisión, como la noticia, el reportaje y la crónica. Presenta, de forma clara y sistemática, una serie de técnicas y recursos que resultan útiles para realizar un periodismo televisivo eficaz. El enfoque es aquí decididamente práctico, ya que se destacan aquellos aspectos del trabajo a los que el periodista televisivo ha de prestar mayor atención para poder trasladar la información hasta el espectador, de forma adecuada: desde cómo escribir una intervención en cámara, hasta un conjunto de técnicas utilizadas habitualmente por los presentadores de programas informativos (actitud y posición frente a la cámara, técnicas de locución, etc.).


En otros apartados, el libro reflexiona en torno a cuestiones de fondo, cuyo conocimiento también permite extraer conclusiones prácticas para ejercer este oficio. Este es el caso del capítulo IX , dedicado a la “Noticia como drama”, en el que las estructuras narrativas propias, en principio, de la ficción, se revelan adecuadas también para la información, ya que permiten articular el relato tomando como punto de referencia la división en tres actos, con su tradicional estructura de presentación- desarrollo-climax-conclusión.


Estamos, en definitiva, ante una completa y certera aproximación al mundo del periodismo audiovisual, que presenta una fotografía nítida y bien encuadrada, en la que tienen cabida algunas de las cuestiones de mayor trascendencia para entender cómo funciona el periodismo televisivo en esta incipiente etapa digital. Se trata de un libro que, sin duda, resultará de gran interés para los profesionales del periodismo televisivo, estudiantes de comunicación y, en general, estudiosos del medio de mayor audiencia.

 

Bienvenido LEÓN ANGUIANO
se.vanu@noelb

 

up
© Communication & Society - School of Communication - University of Navarra | Contact Us | Legal Notice | Site Map