COMMUNICATION-SOCIETY.COM VERSIÓN EN ESPAÑOL
Comunicación y Sociedad Universidad de Navarra | Facultad de Comunicación
USER AREA
Username: Password:
Ok Sign inForgot your password?
GoogleINSIDE C&S Ok

Calidad Revistas Científicas Españolas
Review / María Bella PALOMO TORRES El periodista online: de la revolución a la evolución Comunicación Social, Sevilla, 2004, 163 pp.

El advenimiento del Periodismo a la Red supuso todo un desafío para la profesión periodística y para los profesionales que diariamente desempeñan su actividad en los cada vez más numerosos medios digitales. Una auténtica revolución sin precedentes que se incoaba hace algo más de una década, convirtiéndose en materia de estudio de libros como el que nos ocupa. En él, María Bella Palomo aporta un análisis crítico y reflexivo que nos descubre cuál es el papel del informador en el entorno red. De esta forma, la autora logra retratar la dinámica de trabajo del periodista digital, de manera que el texto consigue ir más allá de pronósticos y especulaciones para ofrecer un análisis cuantificable que resulta suficientemente ilustrativo de la nueva identidad del periodista on line.


Para ello, Bella Palomo se sirve de su experiencia investigadora y docente en la Universidad de Málaga, inmersa en una línea de investigación de la que es fruto este trabajo. En consecuencia, el libro cuya recensión nos ocupa –el primero de Bella Palomo- propone una visión exhaustiva y sintetizada sobre la influencia que Internet ejerce en la profesión, desde una perspectiva múltiple que examina no sólo las ventajas y debilidades de este nuevo entorno digital, sino también los desafíos que plantea al informador.


La obra destaca, además, por su carácter ordenado, muy útil para ofrecer al lector un repaso pormenorizado y global que le permitirá ir profundizando en el fenómeno del ciberperiodismo y, más concretamente, en su impacto en el quehacer diario de las redacciones. Así pues, su lectura supone una oportunidad inmejorable de acercarse a los principales cambios para la profesión que ha traído consigo el encuentro entre el periodismo y la tecnología digital, desde sus orígenes y hasta el momento actual.


De los nueve capítulos que recoge la obra, el primero de ellos tiene un carácter más general y resulta válido para introducir al lector en el tema. En él se examina la presencia de los medios de comunicación españoles en Internet y se ofrece un repaso histórico de los principales hitos en prensa diaria digital. Asimismo, en este capítulo se aportan muchas de las claves para la creación de diarios en red, pese a dificultades como la escasez de ingresos o la precariedad que chocan con la “mentalidad digital” instalada en las editoras de diarios (p. 18).


Los siguientes capítulos están dedicados a los profundos cambios que las redes digitales han provocado en la profesión, clasificados en tres grandes áreas como son las relaciones humanas, el perfeccionamiento del trabajo y las reducciones de tiempo y dinero. Concretamente, mención especial merecen la precisión, la descentralización y la instantaneidad, como causas más evidentes de la metamorfosis experimentada por el periodista en la última década. Según esto, la autora entiende que la Red proporciona nuevas oportunidades para la práctica del periodismo, ya sea mediante el teletrabajo, o a través de espacios alternativos como los weblogs con los que alcanzar niveles de independencia desconocidos en la profesión.


Con todo, Bella Palomo recuerda que esta evolución plantea también algunos interrogantes sin respuesta, entre otros, cuestiones relativas a la inseguridad laboral o a los dilemas éticos que ensombrecen la figura del profesional de la información en Internet. De igual modo, la aventura digital implica cambios que no siempre son para bien, pues “el periodista del siglo XXI sigue sin un horario fijo y las exigencias sobre su figura se han incrementado al tener como ayudante un ordenador abierto al mundo” (p. 44). A ello habría que añadir los requerimientos propios del sector, marcado por un ritmo constante de cambio que está obligando a definir el nuevo perfil profesional del periodista. De hecho, junto a las cualidades tradicionales que se mantienen vigentes (originalidad, independencia, contraste, etc.) el periodista del siglo XXI deberá demostrar cierto control en el manejo de las herramientas técnicas a su alcance para la elaboración, presentación y difusión de la información. Consciente de ello, Bella Palomo repasa las habilidades y rutinas diarias de estos nuevos profesionales del periodismo, a la vez que adelanta tendencias de futuro. Entre otros aspectos, la autora hace hincapié en su necesaria capacitación para afrontar la multitarea y las demandas de producción multimedia. No en vano, el soporte digital plantea otras formas de hacer periodismo, todo un “desafío redaccional” a afrontar por los periodistas mediante la aplicación de fórmulas que se adapten a las especificidades del nuevo medio (hipertextualidad, interacción y escaneabilidad).


A este tenor, Bella Palomo perfila las características sociolaborales de las redacciones digitales en prensa diaria española, análisis que se completa con datos relativos al estudio del caso norteamericano que esta profesora lleva a cabo a partir de entrevistas personales y encuestas a los responsables de las principales ediciones on line del país. Con ello, Bella Palomo nos acerca el funcionamiento de las redacciones digitales de los medios convencionales o, lo que es lo mismo, la manera en la que se están enfrentando a esta nueva fase tecnológica, una etapa en la que el periodismo on line está aún en su infancia, según reconoce algo más del 90% de los encuestados. Y ante las exigencias de este escenario prometedor en las redacciones, Bella Palomo determina los estándares del nuevo modelo de informador, cuya formación ocupa un lugar cada vez más destacado en las facultades de Periodismo.


El penúltimo capítulo traslada al lector al futuro mundo de las comunicaciones y se centra en los avances tecnológicos que facilitan la labor del periodista, entre los que destacan la oferta de navegación inalámbrica (wireless) mediante SMS (Short Message Service) y los dispositivos de acceso a información en movi miento.


Finalmente, no podemos dejar de mencionar el acierto de la autora al ofrecer un listado de algunas de las blogs informativas nacionales e internacionales más exitosas. La misma idoneidad se observa en el último capítulo del libro, dedicado a una selección de enlaces recomendados a asociaciones de prensa digital, recursos para periodistas, directorios de búsqueda de empleo, cursos, noticias, etc. que resulta muy práctico. En suma, la realidad periodística que viven hoy los medios digitales confirma la necesidad de un libro como éste, convertido en guía práctica y completa para todos aquellos que deseen conocer la evolución del Periodismo y de los periodistas en la era de Internet. Un trabajo que constituye un acicate más para la literatura teórica sobre ciberperiodismo, cuyo desarrollo actual se aleja del estado embrionario que le caracterizaba hace tan sólo algunos años.

 

Ainara LARRONDO
sue.uhe@odnorral.arania

 

up
© Communication & Society - School of Communication - University of Navarra | Contact Us | Legal Notice | Site Map