COMMUNICATION-SOCIETY.COM VERSIÓN EN ESPAÑOL
Comunicación y Sociedad Universidad de Navarra | Facultad de Comunicación
USER AREA
Username: Password:
Ok Sign inForgot your password?
GoogleINSIDE C&S Ok

Calidad Revistas Científicas Españolas
Review / Paul McDONALD y Janet WASKO (eds.) The Contemporary Hollywood Film Industry Blackwell, Oxford, 2008, 326 pp.
Las relaciones entre Hollywood y Europa son tan antiguas como el mismo cine. Sin embargo, la época presente, caracterizada tanto por la globalización de los recursos y los mercados como por la era digital, está siendo testigo de nuevas estrategias de alianza y competencia entre ambos contendientes.

No es una casualidad que durante las últimas décadas varios estudiosos hayan comenzado a subrayar el carácter cada vez más internacional de la industria cinematográfica americana. Uno de los textos pioneros en este sentido fue The International Film Industry: Western Europe and America since 1945, publicado por Thomas H. Guback en 1969 y traducido al castellano en 1980 (La industria internacional del cine, Fundamentos, Madrid). En los últimos años, el “Hollywood internacional” o “Hollywood global” ha sido objeto de atención de numerosos estudios. Cabe citar, entre otros, el libro de Colin Hoskins, Stuart McFadyen y Adam Finn titulado Global Television and Film: an Introduction to the Economics of the Business (Oxford University Press, Oxford, 1997); el volumen editado por Gorham Kindem International Movie Industry (Southern Illinois University Press, Carbondale, 2000); y el conocido texto de Toby Miller y otros titulado Global Hollywood (British Film Institute, Londres, 2001), reeditado y ampliado en 2005, y publicado en castellano según la primera edición (El nuevo Hollywood: del imperialismo cultural a las leyes del marketing, Paidós, Barcelona, 2005). Todas estas publicaciones reflejan, de un modo u otro, la expansión de Hollywood a lo largo del mundo entero como claro competidor desde el punto de vista de la industria y los mercados. De igual modo, dan cuenta de la reacción de los diferentes territorios para defenderse del dominio americano, a la vez que tratan de obtener algún beneficio para sus propias industrias nacionales.

Una última e interesantísima aportación en esta línea es el conjunto de estudios publicado por Paul McDonald y Janet Wasko bajo el título The Contemporary Hollywood Film Industry (2008), un volumen que pretende ofrecer una visión poliédrica de la industria cinematográfica americana como fenómeno internacional desde los años 80 hasta el momento presente, haciendo hincapié en los retos de las estrategias corporativas con vistas al mercados global. En efecto, según estos autores, “para entender el Hollywood de hoy día es necesario fijarse en las principales compañías o corporaciones, que a su vez forman parte de grandes emporios mediáticos […], no centrados exclusivamente en el negocio cinematográfico […] sino también en otros sectores de la economía audiovisual” (p. 7). Este Hollywood está caracterizado por “la creación de grandes conglomerados [grupos multimedia], la diversificación [del negocio], la internacionalización de la propiedad, la multiplicación de los canales de distribución, la escalada de presupuestos, la producción de películas-espectáculo, la explotación de mercados secundarios, un mercado laboral basado en trabajadores autónomos, tanto creativos como técnicos, y la dispersión global de [los centros de] producción” (p. 4). En consecuencia, subrayan, es necesario abordar este análisis descriptivo desde diferentes prismas, tales como el corporativo, tecnológico, geográfico y cultural.

Este conjunto de artículos se desglosa en tres secciones, que aglutinan una veintena de capítulos, muchos de ellos firmados por expertos de reconocido prestigio. La primera de ellas, que incluye un total de ocho artículos, ofrece un completo análisis estructural de la industria y los mercados de las películas hollywoodienses. Thomas Schatz abre esta parte con una reveladora descripción del “Hollywood corporativo” (Conglomerate Hollywood), un gigante multimedia que necesita del talento independiente para sobrevivir. Sigue el capítulo de Janet Wasko, centrado en las nuevas estrategias financieras y de producción que rigen el nuevo Hollywood. El resto de capítulos cubren el marketing y la distribución (Philip Drake), la exhibición (Charles Aucland), el mercado televisivo (Eileen Meehan), el mercado videográfico (Frederik Meers) y los mercados secundarios, tanto videojuegos (Randy Nichols) como bandas sonoras (Jeff Smith).

La segunda parte, más breve, es singularmente enjundiosa. Viene a ser un análisis transversal centrado en cuatro factores que caracterizan la dinámica de la industria hollywoodiense y que dan lugar otros tantos capítulos. El primero de ellos, firmado por Susan Christopherson, analiza los efectos de la concentración en la mano de obra y en el capital humano. Paul McDonald, por su parte, aborda los rasgos que caracterizan al star-system en el nuevo Hollywood. Más provocador resulta el artículo de Manjunath Pendakur, que ofrece una visión crítica de las estrechas relaciones entre Hollywood y el gobierno norteamericano a lo largo de las últimas décadas. Cierra este bloque otro tema de especial interés (a cargo de Ronald V. Bettig) como es la propiedad intelectual y, más en concreto, la lucha de Hollywood por promover una legislación global sobre derechos de autor.

Finalmente, la tercera parte de este volumen se centra en la relación de Hollywood con los mercados internacionales. El capítulo introductorio, escrito por John Trumpbour, ofrece un comentario crítico de la política de expansión de Hollywood en el mundo, abordando cuestiones polémicas como el difícil equilibrio entre las necesidades comerciales y el “imperialismo cultural”. El resto de capítulos son una muestra representativa de la acción-reacción de distintas industrias y mercados antes el coloso americano: Reino Unido (Paul McDonald), Francia (Joël Augros), Alemania (Peter Krämer), Italia (Krishna P. Jayakar y David Waterman), Latino América (Tamara L. Falicov), Lejano Oriente (John A. Lent), India (Nitil Govil) y Oceanía (David Newman).

En suma, el principal valor de este libro reside en su multifacético análisis de la industria hollywoodiense como principal productor de entretenimiento, elaborado desde un prisma crítico e internacional. Su lectura contribuye a enriquecer el debate sobre la intrincada red de relaciones económicas, políticas, sociales y culturales que afectan a la industria cinematográfica en el mundo. Al fin y al cabo, las pantallas de cine son un frente de primer orden en la batalla por capturar el alma de millones de espectadores y –por qué no– también sus bolsillos.

 

Alejandro PARDO
se.vanu@odrapxela

 

up
© Communication & Society - School of Communication - University of Navarra | Contact Us | Legal Notice | Site Map