COMMUNICATION-SOCIETY.COM VERSIÓN EN ESPAÑOL
Comunicación y Sociedad Universidad de Navarra | Facultad de Comunicación
USER AREA
Username: Password:
Ok Sign inForgot your password?
GoogleINSIDE C&S Ok

Calidad Revistas Científicas Españolas
Review / Carlos MUÑIZ MURIEL (Ed.) Comunicación, política y ciudadanía: Aportaciones actuales al estudio de la comunicación política Editorial Fontamara, México, D.F., 2011, 310 pp.
En el libro Comunicación, política y ciudadanía Carlos Muñiz reúne con éxito una serie de ensayos tanto teóricos como empíricos, que nos permiten comprender las relaciones complejas, a veces contradictorias, entre la comunicación, el ejercicio de la política y la construcción de ciudadanía. El volumen aglutina textos de profesores argentinos, españoles y mexicanos, quienes empleando metodologías cuantitativas y cualitativas, combinadas con discusiones teóricas, logran presentar una visión global del complejo panorama de la comunicación política contemporánea.

En primer lugar, quiero destacar el tema de la confianza en las instituciones, uno de los asuntos recurrentes a través del libro. Por una parte, el trabajo empírico del libro sugiere que la confianza en las instituciones tienda a ser baja, lo cual es particularmente cierto respecto de instituciones políticas representativas como el congreso o los partidos políticos. Por otra, los autores muestran cómo la confianza institucional está positivamente relacionada con el consumo de noticias en distintos formatos. Estos resultados (que no son una singularidad mexicana) contrastan ciertas perspectivas teóricas sobre capital social que privilegian la confianza institucional como elemento fundamental de la vida en común y ofrecen al lector una interesante paradoja que refuta la lógica del video malaise: a mayor consumo de noticias más confianza institucional. Sin embargo, cabe entonces la pregunta ¿de dónde viene esa desconfianza generalizada en las instituciones? Una explicación mediática podría apuntar hacia el consumo de entretenimiento, mientras que una explicación no mediática podría privilegiar la relación directa que tienen los ciudadanos con las instituciones o con el efecto de sus políticas públicas como fuentes de dicho malestar. Este volumen contribuye a la discusión sobre confianza institucional y plantea una serie de interrogantes cuyo esclarecimiento son fundamentales para el avance de la comunicación política como disciplina.

El segundo tema que quiero resaltar es la importancia que se le atribuye en el texto a los medios de comunicación, en particular sus contenidos noticiosos, como antecedentes de sofisticación política, definida en este trabajo como interés y conocimientos políticos. La evidencia empírica presentada, muestra claramente el peso que tiene la atención que se le presta a los medios noticiosos en la sofisticación política de los ciudadanos, contribuyendo de manera decisiva a ésta y muy por encima de otras fuentes de sofisticación política como son las conversaciones políticas. Estos resultados, que podrían parecer alentadores para los estudiosos de los fenómenos políticos, sin embargo son contrastados con otros datos que muestran cómo el consumo noticioso también predice actitudes no democráticas. Es decir, que por una parte el consumo de medios noticiosos aumenta el interés y el conocimiento de las personas sobre temas políticos, pero de manera simultanea parece fomentar valores no necesariamente democráticos sino más bien de eficiencia política (manifestada como tolerancia al autoritarismo si este logra “resolver” problemas económicos o de seguridad). Hay que tener en cuenta que en este tema el efecto de los medios es diferenciado, es así como mientras las noticias de televisión contribuyen con actitudes no democráticas, el consumo de noticias en Internet, por el contrario, resulta en actitudes democráticas.

Esta contradicción lleva a los autores del libro a explorar temas como el derecho a la comunicación en un mundo digital, los cambios en la estructura de la participación a partir de la emergencia de nuevas tecnologías de comunicación y el papel de las organizaciones no gubernamentales en un mundo donde la mediación comunicativa parece ir en retroceso, contrastándolos con la construcción noticiosa a partir de análisis de contenido para establecer procesos de framing y agenda setting en los medios tradicionales. Este es el tercer tema que quiero enfatizar: los resultados de los diferentes análisis de contenido presentados muestran cómo se privilegia la cobertura episódica sobre la temática, al igual que se presenta una baja correlación entre las agendas mediáticas de los diferentes medios.

Sabemos por investigaciones previas que la cobertura episódica, es decir aquella que se centra en casos particulares, minimiza la responsabilidad de políticos e instituciones al generar atribuciones individuales de responsabilidad sobre los problemas sociales, mientras que la cobertura temática, es decir aquella que sitúa la información en su contexto social y político, privilegia atribuciones sociales a los problemas y por ello demanda intervenciones de tipo colectivo (véase Shanto IYENGAR, How television frames political issues, University of Chicago Press, Chicago, 1991). Llama entonces la atención que en los casos considerados se privilegia un cubrimiento episódico, que si bien puede desviar la atención de la responsabilidad de los actores gubernamentales y políticos sobre los problemas colectivos, no parece lograr niveles importantes de confianza institucional.

Por otra parte, si bien los capítulos del libro logran ilustrar con precisión los retos que una contienda política generan para los medios de comunicación en su tarea informativa, es destacable la baja correlación entre la agenda mediática y los atributos que los diferentes medios enfatizan en sus informaciones. Investigaciones futuras deberán dilucidar si esta falta de correlación en la agenda mediática debe ser interpretada positivamente como diversidad informativa, o si por el contrario, ésta origina problemas de integración social que redundan en sentimientos limitados de comunidad (véase Benedict ANDERSON, Imagined communities, Verso, London, 1991).

Finalmente, cabe la pena destacar el llamado que hacen los autores del texto para integrar elementos culturales en las investigaciones sobre comunicación política y en particular por la comprensión de los procesos de socialización política. A partir de entrevistas cualitativas con niños y niñas, el texto sugiere que la educación política de los niños es más bien limitada y recae principalmente sobre los medios de comunicación, con importantes cualificaciones determinadas por la clase social. Especialmente importante es el contraste encontrado entre colegios públicos y privados, según el cual en los colegios privados los niños muestran más interés en los temas políticos, cuentan con mayores recursos expresivos y tienen recursos adicionales (conversación política familiar) para interpretar el mundo de lo político. Esta desigualdad formativa sugiere que si las instituciones educativas no toman medidas proactivas, las desigualdades socio-económicas se perpetuaran en el ámbito de la participación política, alejando de ésta a quienes más la necesitan (véase Phillip TICHENOR, George DONOHUE y Clarice OLIEN, Mass media flow and differential growth in knowledge, en Public Opinion Quarterly, 34, 1970).

En resumen, los estudios presentados en este volumen son una importante adición al acervo intelectual de la comunicación política. Si bien algunos de los estudios están situados en contextos determinados, los problemas que abordan y sus implicaciones son de interés general y aplicables en múltiples contextos. Esperamos que esfuerzos como éste contribuyan a la consolidación de la investigación en comunicación política en el mundo hispano parlante. Por último, resta decir que este volumen, en la mejor tradición de las ciencias sociales en donde por cada pregunta que se responde se suscitan muchas más que ahora merecen respuesta, con lo cual los invito a leerlo y a seguir encontrando en las respuestas, que da el libro, nuevas preguntas que ameriten una respuesta.

 

Hernando ROJAS
ude.csiw@sajorh

 

up
© Communication & Society - School of Communication - University of Navarra | Contact Us | Legal Notice | Site Map