COMMUNICATION-SOCIETY.COM VERSIÓN EN ESPAÑOL
Comunicación y Sociedad Universidad de Navarra | Facultad de Comunicación
USER AREA
Username: Password:
Ok Sign inForgot your password?
GoogleINSIDE C&S Ok

Calidad Revistas Científicas Españolas
Review / Onésimo DÍAZ SERER Rafael Calvo Serer. La búsqueda de la libertad (1954-1988) Rialp, Madrid, 2011, 300 pp.
No estamos ante un libro dedicado al mítico diario Madrid, pero casi la mitad de sus páginas se encuentran centradas en él. Después de los trabajos de Carlos Barrera, El diario Madrid. Realidad y símbolo de una época (Pamplona, EUNSA, 1995) y de Myriam Lafuente, El diario Madrid. Historia del cierre de un periódico durante el franquismo (Murcia, UCAM, 2003), no parecía posible incidir más sobre el vespertino que presidió Calvo Serer y que dirigió Antonio Fontán.

Sin embargo, todo depende del punto de vista. Los estudios anteriores se centraban en el periódico. El libro que reseñamos lo hace sobre la persona que fue su principal impulsor, Rafael Calvo Serer. Los autores trazan el perfil intelectual y político de un hombre que evolucionó hacia posturas democráticas, desde el monarquismo tradicional y elitista de su juventud. En este sentido, se trata de un trabajo impecable, que sabe mostrar la coherencia de un pensamiento y una vida a simple vista quizá confusos o erráticos.

Las fuentes principales han sido los numerosos escritos del propio Calvo (libros, artículos periodísticos, ensayos, conferencias), su archivo personal depositado en la Universidad de Navarra y nueva bibliografía aparecida en los últimos años, como el libro de Pablo Hispán, La política en el régimen de Franco entre 1957 y 1969. Proyectos, conflictos y luchas por el poder (Madrid, Centro de Estudios Políticos, 2006). Pero también ocupan un lugar destacado como fuente las conversaciones que Fernando de Meer sostuvo con el propio protagonista en los últimos meses de la vida de éste. Todo ello hace que la obra tenga un notable “sabor” a Rafael Calvo Serer: su yo más hondo, sus motivaciones, sus luchas, su desaliento, su fuerza incansable, su propio pensamiento en evolución. Es un libro escrito “desde dentro” del personaje. Y eso es, a mi juicio, la mayor fortaleza del trabajo.

Los conflictos intelectuales y políticos del franquismo pueden haber resultado muy interesantes para sus protagonistas. En la actualidad, sin embargo, son discusiones muy alejadas de nuestros problemas sociales y culturales. Me refiero también con esto a los que llenaron la vida de Calvo Serer hasta finales de los años 50. Pero él, a diferencia de otros personajes de aquel momento, fue siempre un infatigable viajero, interesado por todo lo que había fuera de España, amigo de muy notables intelectuales europeos, con una capacidad francamente inusitada de hacer contactos y de entablar relaciones. No hay contemporáneo suyo que le pueda igualar. En buena medida, fueron estos viajes y la realidad exterior que palpaba, las nuevas lecturas descubiertas y los nuevos amigos conocidos, los responsables principales de su evolución. A mediados de los 50 conoció el pensamiento neoconservador. Y a partir de 1958 su intensa experiencia de la democracia en los Estados Unidos le hizo modificar su perspectiva. Cuando llegó al diario Madrid en 1966 Rafael Calvo Serer seguía siendo monárquico pero ya era también un demócrata.

Por eso el lustro de vida del periódico resulta una aventura apasionante y en cierto modo increíble. Como indican los autores, en aquellos momentos la posición de Calvo se encontraba donde muchos años después estaría la de los hombres que hicieron la transición política en España. El experimento periodístico no tenía el menor futuro y sorprende que Calvo Serer no cayera en la cuenta. Sorprende igualmente la furia punitiva de Franco, de sus ministros, de los oponentes políticos, que de hecho les llevó a erradicar la sede material del periódico con una acción que suena a venganza: la voladura controlada del edificio. Como confesó el propio Calvo a Fenando de Meer, “el Madrid le podía al régimen, y en consecuencia el gobierno no tuvo otra opción que cerrarlo” (p. 277).

La obra añade algo más a lo hasta ahora publicado sobre el diario, como fueron los proyectos y las acciones para editar un nuevo Madrid a partir de 1977, que no llegaron a buen puerto. Cuenta también con un excelente estudio introductorio de Antonio Fontán, probablemente la persona que mejor conoció a Rafael Calvo Serer.


 

Mercedes MONTERO
se.vanu@oretnomm

 

up
© Communication & Society - School of Communication - University of Navarra | Contact Us | Legal Notice | Site Map