COMMUNICATION-SOCIETY.COM VERSIÓN EN ESPAÑOL
Comunicación y Sociedad Universidad de Navarra | Facultad de Comunicación
USER AREA
Username: Password:
Ok Sign inForgot your password?
GoogleINSIDE C&S Ok

Calidad Revistas Científicas Españolas
Review / Alfonso GUMUCIO DAGRON Antología de la comunicación para el cambio social. Lecturas históricas y contemporáneas Plural, La Paz, 2008, 1413 pp.
Pese a ser una de las sub-disciplinas más veteranas del campo de la comunicología, hasta finales de la década de los noventa la comunicación para el desarrollo se caracterizaba por su débil y controvertido estatuto epistemológico, un hecho ligado, en buena medida, a que la mayor parte de sus textos de referencia no se habían vuelto a publicar y se encontraban dispersos en distintas partes del mundo. A esto se sumaba la ausencia generalizada de “readers” o antologías que ofreciesen al lector una panorámica integral del ámbito, a diferencia de lo que ya venía sucediendo en otras disciplinas de creación más reciente: comunicación política, interpersonal, estudios culturales, nuevos medios, etc.

Este es el vacío que ha contribuido a subsanar la sugerente y plenaria “Antología de la Comunicación para el Cambio Social”, publicada en el año 2006 en su versión inglesa, traducida a finales de 2008 al español y difundida en estos dos últimos años por todo el mundo. El ingente trabajo supone un paso firme en el difícil proceso de reordenamiento y legitimación de la disciplina, una aventura que comenzó a tomar forma en unas vitales reuniones auspiciadas por la Rockefeller Foundation a finales de la década pasada -Bellagio, 1997; Cape Town, 1998-, en las que algunos de los promotores más relevantes de la antigua “comunicación para el desarrollo” acordaron promover una nueva conceptualización y reorientación para el campo: la “comunicación para el cambio social”.

El objetivo era, en gran parte, desestimar para siempre la excesivamente ideológica noción de “desarrollo”, cargada de implicaciones coloniales y economicistas, al tiempo que se definía un programa común para el nuevo siglo, basado en un enfoque dialógico y comunitario, heredero, en cierta medida, del oficio latinoamericano de los años setenta y ochenta. De estos encuentros derivó el interés por editar un compendio que diese cuenta de los momentos más significativos de la disciplina, y que contribuyese a difundir por todo el mundo escritos que hasta entonces solo habían sido publicados en lengua vernácula, principalmente en inglés y en español.

El desafío, coordinado por el especialista boliviano Alfonso Gumucio-Dagron y el profesor danés Thomas Tufte, contó con el asesoramiento de una buena nómina de expertos mundiales, que volvieron a reunirse en la ciudad de Bellagio en mayo de 2004 para sugerir la nómina de autores y textos que deberían de figurar en el “reader”. Guiados por una fina intuición, fruto de años de experiencia, los investigadores acabaron seleccionando 186 escritos para la edición en inglés –entre más de un millar-, y añadieron una decena de textos nuevos (hasta alcanzar casi los doscientos) para la versión en español.

El producto que finalmente ha llegado a nuestras manos es una panorámica histórica e integral de este saber aplicado, que se abre con el ya clásico pasaje del dramaturgo Bertold Brecht “La radio como aparato de comunicación” (1927), y que pone a dialogar perspectivas que hasta entonces habían permanecido enfrentadas: desde los textos pioneros del enfoque modernizador y difusionista estadounidense -Rogers, Schramm, Berlo-, hasta los esbozos de una visión más compleja, endógena y participativa, procedentes de Asia -Quebral, Jamias, Valbuena-, África –Ugboajah, Mwakawago, Nwuneli-, y, sobre todo, de Latinoamérica -Freire, Beltrán, Díaz Bordenave, Prieto-. Ordenado cronológicamente, el volumen se ha convertido en la genealogía más importante publicada hasta la fecha de una disciplina que en el pasado 2008 celebró sus cincuenta años de historia, al menos sobre el papel (recordemos que el “The passing of traditional society. Modernizing the Middle East”, de Daniel Lerner, al que algunos expertos consideran su texto fundacional, se publicó en 1958).

Revisando el índice, no se echa en falta ninguno de los grandes nombres que han marcado la convulsa historia del ámbito, si exceptuamos la omisión consciente del texto de Lerner antes mencionado, bien justificada en la excelente introducción que acompaña al volumen; o la supresión deliberada, aunque más sorpresiva, de otros referentes de mayor excelencia: estadounidenses –Lucian W. Pye, David C. McClelland, Philip J. Tichenor, George A. Donohue-; latinoamericanos –Miguel Sabido, João Bosco Pinto, María Cristina Mata-; o europeos -Raymond Williams, Hans Magnus Enzensberger, Emmnuel Lévinas, Jürgen Habermas-.

Pese a la dificultad que conlleva ordenar tan vasto horizonte, la perspectiva que adopta el libro es diversa e interdisciplinar, una ambición que lo convierte en la antología con mayor número de referentes publicada hasta la fecha en el campo genérico de la comunicación social. En sus páginas se conjugan textos de cuatro continentes -Asia, África, América y Europa-; distintos enfoques comunicacionales -economía política, estudios culturales, comunicación alternativa, folk-comunicación-; y aportaciones indirectas de otras disciplinas, pero igualmente influyentes en la conformación del ámbito, como las de Augusto Boal y su “teatro del oprimido”, Orlando Fals Boda y la “investigación participativa”, o los estudios culturales latinoamericanos representados, entre otros, por Jesús Martín Barbero y Néstor García Canclini.

La antología se subdivide en dos partes: “Lecturas históricas”, que abarca textos desde 1927 hasta 1994 y “Lecturas contemporáneas”, con artículos publicados desde 1995 en adelante. El primero de los bloques aúna los trabajos seminales de Schramm, Rogers, Pasquali o Freire y dibuja una semblanza histórica que se abre con los episodios cruciales del paradigma dominante estadounidense, avanza por el revisionismo “dependentista” latinoamericano y se cierra con los últimos aportes de los Estudios Culturales y la teoría post-moderna.

El segundo volumen, “Lecturas contemporáneas”, traza una cartografía orientativa del momento presente, que, a todas luces, contribuirá a delimitar la investigación de los próximos años. En sus páginas, algunos de los máximos especialistas actuales, Jan Servaes, Thomas Jacobson, Pradip Thomas, Clemencia Rodríguez o John Downing, entre otros, dan cuenta del vigor que ha adquirido el trabajo en la última década, una reactivación que, de acuerdo al texto, hunde sus raíces en las nuevas dinámicas globales de lucha, la explosión de (nuevos) movimientos sociales y, sobre todo, en el aprovechamiento de las nuevas tecnologías para la organización y la participación comunitaria en red.

El resultado final desborda de hecho la intención primera de convertirse en un resumen de la disciplina para transformarse en el breviario más completo publicado hasta la fecha de una “comunicación otra” -alternativa, popular, ciudadana, emancipadora—: una crónica detallada del sentido originario de la palabra “comunicar” -del latín communis-: el proceso de compartir o de poner en común con el “otro” ideas, valores o significados. Así, la mayoría de los textos apuntan a una comunicación como sinónimo de cambio; o lo que es lo mismo, un proceso de intercambio expresivo y cognitivo capaz de generar conciencia autónoma y acción transformadora hacia una existencia más digna y humana.

En un contexto en el que la lógica lucrativa parece dominar sin fisuras el funcionamiento de las industrias culturales, la “Antología de la Comunicación para el Cambio Social” se convierte en el último subterfugio para la esperanza de todos aquellos que conciben su quehacer comunicacional como una práctica emancipadora. A su vez, se hace justicia con un sinfín de autores que, pese a estar ausentes en el “canon occidental” de estas ciencias, contribuyeron a desvelar el “deber ser” de una comunicación más justa. En espera de que el volumen pueda publicarse tal vez en otros idiomas, tenemos el privilegio de contar en español con un texto audaz y sumatorio que se inscribe en el terreno de la lucha social, la imaginación ética y el potencial subversivo de la palabra.

 

Alejandro BARRANQUERO CARRETERO

 

up
© Communication & Society - School of Communication - University of Navarra | Contact Us | Legal Notice | Site Map