COMMUNICATION-SOCIETY.COM VERSIÓN EN ESPAÑOL
Comunicación y Sociedad Universidad de Navarra | Facultad de Comunicación
USER AREA
Username: Password:
Ok Sign inForgot your password?
GoogleINSIDE C&S Ok

Calidad Revistas Científicas Españolas
Review / Efrén CUEVAS ÁLVAREZ La casa abierta. El cine doméstico y sus reciclajes contemporáneos Textos Documenta. Editorial 8 ½, Madrid, 2010, 414 pp.

La casa abierta. El cine doméstico y sus reciclajes contemporáneos es un libro sobre las home movies, un tipo de películas verdaderamente particular, que el espectador reconoce a primera vista pero que son difíciles de clasificar, de aquí que con frecuencia se acuda a la denominación del crítico Gonzalo de Pedro, que se ha referido a estos filmes como “cine de abuela”. La reciente y progresiva recuperación de las home movies por parte de filmotecas, festivales y documentalistas que emplean el metraje doméstico en sus obras es una de las razones por las que el entorno académico ha empezado a interesarse por estas películas que, aun siendo modestas desde el punto de vista de la técnica, tienen una capacidad de evocación, de despertar el recuerdo, la sensibilidad y la imaginación, que resulta inusual en la industria cinematográfica de masas. Con la intención de reivindicar este cine que se encuentra a medio camino entre lo amateur y lo independiente, el profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, Efrén Cuevas Álvarez, ha coordinado este libro –en el que además escribe un capítulo– para “rendir tributo a este modo cinematográfico y a las fecundas variaciones que está desplegando de la mano de la creación contemporánea” (p. 23). El libro se divide en cuatro secciones: 1. “Conceptos y contextos”; 2. “Reciclajes: el metraje doméstico en el cine documental”; 3. “Mestizajes: el cine doméstico y las vanguardias”; y 4. “La voz de los documentalistas contemporáneos”. Cada una de estas cuatro secciones cuenta con un mínimo de tres y un máximo de ocho capítulos que están redactados por autores con trayectorias y dedicaciones variadas, cuyos currículos pueden consultarse en un último apartado que pone de manifiesto que este acercamiento heterogéneo al cine doméstico, desde geografías diversas (Francia, Canadá, Estados Unidos o Uruguay) y desde ámbitos profesionales muy diferentes (Karen L. Ishizuka, por ejemplo, es productora de cine documental; Rogir Odin, profesor emérito de la Université Sorbonne Nouvelle-París III; y James M. Moran, escritor), es uno de los aciertos de este volumen. La primera sección, “Conceptos y contextos”, aborda la noción del cine doméstico desde un punto de vista teórico. Partiendo del hecho de que las home movies son películas de cine o video que tienen a un miembro de la familia como realizador y a la familia entera como espectador potencial, se ahonda en algunos aspectos como la temporalidad indeterminada de estos filmes, su capacidad para crear un vínculo estrecho con el pasado o su dispersión narrativa y temática, pues suelen contener fragmentos de bodas, fiestas, viajes y excursiones, y los niños en concreto y la infancia en general tienen un protagonismo evidente. En “Reciclajes: el metraje doméstico en el cine documental”, segunda sección del libro y sustancial en la medida en que le da título, los autores comentan el trabajo de algunos cineastas contemporáneos que incorporan metraje doméstico propio y ajeno a sus películas, favoreciendo así una suerte de reciclaje cinematográfico en el panorama documental actual. La reutilización de ese material doméstico por parte de cineastas como Péter Forgács, Alan Berliner o Karen L. Ishizuka, tiene consecuencias sobre las que es necesario reflexionar. Por un lado, están los problemas que se derivan de convertir unas imágenes más o menos íntimas, pensadas en un principio para ser proyectadas en la sala de estar de una casa, en parte de una película pública. Por otro, es necesario tener en cuenta que existe un proceso de renovación del sentido de las imágenes reutilizadas, ya que estas pasan a ser percibidas de acuerdo al nuevo contexto fílmico en el que se insertan. En tercer lugar, la sección “Mestizajes: el cine doméstico y las vanguardias” se detiene en los vínculos que se pueden establecer entre las home movies y algunos movimientos cinematográficos de vanguardia como el que en su momento lideró Jonas Mekas, haciendo, por ejemplo, hincapié en que “el cine doméstico está en el origen de un determinado tipo de producciones: el cine personal, parte integrante del cine de vanguardia o experimental que ha conquistado con esfuerzo un lugar legítimo en el espacio del arte” (p. 255). Por último, la sección “La voz de los documentalistas contemporáneos” es una recopilación de textos originales y de entrevistas con documentalistas que han trabajado con metraje doméstico. Este apartado tiene el valor de que tanto Forgács como Berliner, al mismo tiempo que Sanhya Suri o Ralph Arlyck, expresan abiertamente lo que para ellos significa este tipo de cine en particular y el cine en general. Así como Arlyck confiesa que valora las home movies por su “aroma de autenticidad” (p. 406), también estos textos y entrevistas finales dejan en el lector la sensación de haberse enfrentado a unas páginas de verdad auténticas.

 

María NOGUERA
se.vanu@areugonm

 

up
© Communication & Society - School of Communication - University of Navarra | Contact Us | Legal Notice | Site Map