COMMUNICATION-SOCIETY.COM VERSIÓN EN ESPAÑOL
Comunicación y Sociedad Universidad de Navarra | Facultad de Comunicación
USER AREA
Username: Password:
Ok Sign inForgot your password?
GoogleINSIDE C&S Ok

Calidad Revistas Científicas Españolas
Review / David E. MORRISON The Search for a Method. Focus Groups and the Development of Mass Communication Research University of Luton Press, Luton, 1998, 294 pp.
Las preguntas sobre el método científico no son las primeras. Cuando uno llega a planteárselas es que ya ha recorrido parte del camino o ha adquirido experiencias previas que le permiten valorarlas o le obligan a plantearse nuevas cuestiones. En el ámbito de las ciencias sociales se ha dado una acuciante necesidad de justificar que se ha seguido un camino correcto para así dar seguridad de que las conclusiones alcanzadas son correctas.

El libro de Morrison se mueve en el marco de ese espíritu y con el deseo de dar una respuesta más amplia que la simple repetición de la experiencia acumulada. En él se aúnan dos cualidades que encajan a la perfección para abordar, con una sólida base teórica, una técnica práctica. Como Director de Investigación del Institute of Communications Studies de la Universidad de Leeds ha dedicado parte de sus esfuerzos a la realización de investigaciones centradas en los medios en el seno de un ámbito académico; anteriormente ha desempeñado parecidos cometidos en otras universidades, en Leicester y Londres. Al enfrentarse en este libro a las peculiaridades de los grupos de discusión, tan ampliamente empleados por la sociología en general y la referida a la comunicación en particular, se aprecia un esfuerzo de fundamentación teórica, que va más allá de la mera descripción.

Por eso, al lector desprevenido le puede sorprender que hasta el capítulo cuarto, de los ocho que componen el libro, no centre la atención propiamente en los grupos de discusión. Hasta ese lugar es la figura del austríaco Paul Lazarsfeld la que domina la exposición. Hay que reconocer que alguien podría considerar excesiva esa extensión. Los que estén interesados únicamente en aspectos prácticos pueden pasar directamente por encima de las casi 150 páginas iniciales, pues es mucho lo que pueden sacar de las siguientes. Pero no aconsejamos hacer esto a quienes deseen conocer más a fondo las características de la investigación empírica en el campo de la comunicación.

Morrison ha realizado un aprovechable esfuerzo de conocimiento en profundidad de la trayectoria vital e intelectual del marxista austríaco Lazarsfeld, al que considera una persona clave no sólo en el nacimiento y desarrollo de los grupos de discusión, sino de la investigación empírica en general, sobre todo desde su marcha en 1933 a Estados Unidos. Hay una interesante visión del papel llevado a cabo por teóricos que se encontraron en la órbita del austríaco emigrado, tales como Cantril, Berelson o Merton (al que cabe el honor de haber publicado el primer trabajo sobre la entrevista ”enfocada”, primera piedra de la técnica de los grupos de discusión). Hay que advertir que a este respecto Morrison halla una especial sintonía con el marxismo y con los planteamientos críticos de Lazarsfeld, que hace objeto especial de sus atenciones. En este sentido, cabe encuadrarle dentro de la órbita de los estudios culturales y de pensamiento crítico tan pujantes en el ámbito inglés como periclitados en otros países.

No puede extrañar, por lo anterior, que dé escasa cabida en sus páginas a autores de un corte más pragmático y alejado de las posturas que defiende. Es llamativo que Richard A. Krueger apenas sea mencionado (sólo en la bibliografía y no por la última edición de su libro), cuando es posiblemente el que más se ha ocupado de los grupos de discusión. Hay una falta de sintonía entre uno y otro, que juega en contra de los lectores, pues seguro que se beneficiarían enormemente de la confrontación que podría haber hecho el autor inglés del estadounidense.

No se le puede negar a Morrison el conocimiento profundo de la aplicación de la técnica de que hablamos. En los capítulos en que se ocupa de ella podemos hallar sugerentes ideas y experiencias de interés para los que quieran usarla. También es muy aprovechable el esfuerzo que hace por darnos a conocer la evolución teórica de Lazarsfeld, y a este respecto conviene destacar el uso abundante que hace de entrevistas mantenidas con la esposa y compañeros del profesor austríaco. Seguro que los estudiosos de la teoría de la comunicación hallarán en el libro aportaciones que enriquecerán su saber.

 

José Javier SÁNCHEZ ARANDA
se.vanu@adnarasj

 

up
© Communication & Society - School of Communication - University of Navarra | Contact Us | Legal Notice | Site Map