COMMUNICATION-SOCIETY.COM VERSIÓN EN ESPAÑOL
Comunicación y Sociedad Universidad de Navarra | Facultad de Comunicación
USER AREA
Username: Password:
Ok Sign inForgot your password?
GoogleINSIDE C&S Ok

Calidad Revistas Científicas Españolas
Review / Christopher David TULLOCH Corresponsales en el extranjero: mito y realidad Eunsa, Pamplona, 2004, 287 pp.

Casi al comenzar su libro, Tulloch cita esas referencias tan del gusto anglosajón que siempre resultan de enorme brillantez. Escoge un ramillete de afirmaciones referidas a los corresponsales en el extranjero para mostrar la mitificación de que han solido ser objeto. Así, para Joseph Mathews, el corresponsal es “el miembro más brillante de la profesión periodística” y Cook dice de él que es “el superhombre de periodismo internacional”. El autor de esta oportuna obra, como ya lo indica en el título mismo, desea comprobar qué de realidad hay en tales afirmaciones y llega, como cabía esperar, a unas conclusiones bien alejadas de una visión tan idílica e incorrecta.


Christopher D. Tulloch es profesor de la Universidad Internacional de Cataluña y, antes de ejercer la profesión académica, ha desarrollado durante 15 años su trabajo periodístico en el área de la información internacional. Desde que se instaló en nuestro país, ha sido editor para la Península Ibérica de The European Press Survey, y ha llevado a cabo tareas como freelance para varias publicaciones. La referencia no es gratuita, pues da razón del conocimiento profundo que posee de las tareas desempeñadas por los corresponsales en el extranjero: él lo ha sido.


Como punto de partida, toma una perspectiva típica de los estudios sobre sociología de la profesión periodística, que tanto se han multiplicado en nuestro país a lo largo de los pasados lustros. En este sentido, el trabajo hace un énfasis especial de corte empírico, con una atención particular al material aportado por docenas de profesionales. Entre ellos destacan los responsables de la sección de seis periódicos diarios españoles, tres de Madrid (El País, El Mundo y ABC) y tres de Barcelona (El Periódico de Catalunya, La Vanguardia y Avui); a esas personas hay que añadir otros periodistas expertos, consultados para desarrollar aspectos más específicos y que ejercen su función en variados destinos. Al conjunto de ese material, obtenido a partir de entrevistas personales, debe añadirse el aportado por las respuestas de los corresponsales a un cuestionario específico, elaborado por el autor. Acerca de este punto llama la atención la ocultación de datos, pues no se sabe cuántos fueron los que respondieron (afirma que el 60%, pero no conocemos cuál es el total) y tampoco se explicitan las preguntas planteadas, si bien estas se pueden suponer a la vista del contenido de los capítulos del libro.


El esquema del trabajo es sólido. Hay dos capítulos iniciales de repaso bibliográfico, en los que se presenta la tipología de los corresponsales y se discute el concepto de noticia internacional, cuestiones ambas que son capitales para centrar todo lo que viene a continuación. A partir de ahí, son los resultados de las encuestas los que se van desgranando de forma ordenada, con una división en tres partes: la procedencia profesional y la formación académica, cómo se gestiona desde la empresa editora la actividad y los sistemas de trabajo aplicados en el país correspondiente. Concluye con otros dos interesantes epígrafes que pretenden acercar al lector a la actualidad más inmediata de cómo es esta profesión. Uno es el referido a los desafíos que se están planteando últimamente, en concreto tras los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos, y el último centrado en la cobertura periodística de la guerra de Irak. A pesar de la variedad temática y de los campos diversos que son objeto de atención por parte de Tulloch, hay que elogiar su buen hacer y la claridad expositiva, también de lenguaje, que facilitan mucho la lectura.


El autor confiesa una intención: revelar la realidad de una profesión a veces mitificada. Puede que la imagen del gran público no sea la auténtica y que resulte necesario mostrar mejor lo que es. A los que nos hemos acercado a este campo del periodismo no hay que desengañarnos y habría sido conveniente realizar una tarea que se echa en falta. Aludíamos, anteriormente, al hecho de que en los últimos años la bibliografía española centrada en las actitudes profesionales y, más en general, en la sociología de las redacciones se ha enriquecido notablemente. Esto no aparece en el texto y habría sido conveniente confrontar la enorme cantidad de datos de las encuestas con el volumen de información, asimismo impresionante, de los trabajos de Canel, Humanes, García de Cortázar y otros, que ni siquiera aparecen citados. Tulloch parece focalizado exclusivamente en una parte de las redacciones de los diarios y deja a un lado al resto de colegas del mismo medio. Sólo se menciona a aquellos de la redacción con quienes guardan una especial relación para desempeñar su tarea.


La crítica anterior no descalifica, ni mucho menos, la aportación del libro. Habría sido un buen complemento para tener más datos a la hora de entender la labor del corresponsal. Si nos centramos exclusivamente en esta faceta, hallaremos muchos puntos fuertes respecto a estudios previos, como puede ser sobre todo el de Felipe Sahagún, publicado hace casi 20 años. La comparación entre los hallazgos de uno y otro posee aliciente, pero sería muy difícil realizarla de una forma breve. Es el enfoque de corte anglosajón el que da más fuerza a Corresponsales en el extranjero: mito y realidad, pues si bien el tipo de periodismo se diferencia claramente con respecto al latino o español en concreto, el aporte teórico es mucho más rico y esto permite sacar mucho más partido de las respuestas obtenidas de los corresponsales y de los otros periodistas a los que se ha acudido como fuente para el trabajo.


El tema es atractivo y no sólo para estudiantes y académicos del mundo de la comunicación. Un lector que guste de temas actuales encontrará muchas ideas para comprender mejor lo que ofrecen los medios informativos. Si conocer el mundo contemporáneo exige estar al tanto de esa cambiante realidad del periodismo, el libro de Tulloch será muy buena ayuda para comprender desde dentro una profesión tan poco comprendida y por eso criticada injustamente.

 

José J. SÁNCHEZ ARANDA
se.vanu@adnarasj

 

up
© Communication & Society - School of Communication - University of Navarra | Contact Us | Legal Notice | Site Map