Acrónimo un

Universidad de Navarra
 

Cabecera

 

El sistema español: los delitos

Crimina 3.4

Área de Derecho penal

Cuerpo

A modo de glosario de términos, se recogen a continuación diversos términos técnicos que conviene conocer bien. Los preceptos del código penal son imprescindibles para adentrarse en el estudio detallado de la teoría del delito.

A

Actio libera in causa: estructura de imputación que permite atribuir responsabilidad a un sujeto por un defecto propio de imputación.
Alevosía: circunstancia agravante. Hay alevosía cuando el culpable comete cualquiera de los delitos contra las personas empleando en la ejecución medios, modos o formas que tiendan directa o especialmente a asegurarla, sin el riesgo que para su persona pudiera proceder de la defensa por parte del ofendido.
Alternatividad: se entiende que en defecto de los criterios de solución del concurso de normas penales (especialidad, subsidiariedad y consunción) entra en juego el precepto que asocia una pena más grave, frente al que lo sanciona menos. No se trata en realidad de un criterio de solución del concurso de normas, sino de una cláusula de cierre y aseguramiento de la operatividad de los tres criterios.
Analogía: operación de determinación del alcance de una norma que da lugar a rebasar su sentido literal, pero guardando identidad de razón entre las situaciones previstas en la ley y el caso que se presenta.
Analogía pro reo: regla que permitiría aplicar una ley penal más allá de su tenor literal, siempre que ello favorezca al reo.
Autoría (autor): existe cuando se lleva a cabo una conducta antijurídica con dominio de la acción.
Autoría mediata (autor mediato): existe cuando se lleva a cabo una conducta antijurídica, con dominio de la acción en virtud de que se utiliza a otro como instrumento (art. 28.I CP).

 

C

Causalismo positivista: estadio de la evolución de la teoría del delito bajo cuya influencia se pretende plantear el delito y la responsabilidad como datos positivos, y realidades físicas explicadas mediante la mera causalidad y no la libertad (F.v. Liszt, 1851-1919, por ejemplo).
Circunstancias modificativas: Aquellos elementos accidentales de la descripción de los tipos de los que depende, no la sanción, sino su atenuación o agravación.
Coautoría (coautor): existe cuando se lleva a cabo, junto con otros, una conducta antijurídica, con dominio de la acción en virtud del reparto funcional de roles (art. 28.I CP).
Comisión por omisión: aquella estructura de imputación por la que, en determinadas circunstancias, se imputa un resultado a la omisión de una conducta debida (art. 11 CP).
Comiso: consecuencia accesoria consistente en la privación de los bienes, instrumentos y efectos del delito (lo sustraído, las armas empleadas, las ganancias de delito de tráfico de drogas…).
Complicidad (cómplice o cooperador no necesario): existe cuando se presta ayuda previa o simultanea, sea psíquica o sea fáctica, pero de carácter no necesario a la comisión del delito del autor; se distingue de la cooperación necesaria en que la aportación no se considera imprescindible, (art. 29 CP).
Concurso ideal: situación de concurso en la que se da una coincidencia temporal que permite afirmar que hay cierta unidad de la actuación. Sin embargo, esa coincidencia temporal no es suficiente para afirmar que el contenido de injusto queda suficientemente cubierto aplicando un solo tipo o delito, sino que ha de darse entrada a más de uno.
Concurso real: situación de concurso que tiene lugar cuando los hechos se suceden en el tiempo y no es posible abarcar toda su gravedad aplicando un solo tipo. Procede en cambio apreciar tantos delitos como hechos aislados dotados de sentido típico se identifiquen; es decir, se aprecian todos los delitos por separado.
Conducta: proceso humano, externo y susceptible de autocontrol.
Confesión: circunstancia modificativa atenuante consistente en la conducta del responsable de un delito que acude voluntariamente a declarar a las autoridades su infracción.
Consumación (delito consumado): se da cuando se realizan todos los actos exigidos en la conducta descrita en un tipo delictivo; en los delitos que incluyen la producción de un resultado, ésta se identifica con la consumación (art. 15 CP).
Cooperación: existe cuando se presta ayuda, previa o simultanea (sea psíquica o sea fáctica), a la comisión del delito del autor; se distingue en cooperación necesaria y complicidad.
Cooperación necesaria (cooperador necesario): existe cuando se presta ayuda previa o simultánea, sea psíquica o sea fáctica, al autor de un delito mediante medios imprescindibles o necesarios (art. 28.II.b] CP). Se distingue de la autoría en que el cooperador no tiene dominio del hecho, mientras que el autor lo tiene.
Concurso de delitos: situación de concurrencia de varias figuras delictivas en un mismo caso que ha de resolverse considerando existentes dos o más de esos delitos. Puede ser ideal, si coinciden en el tiempo, al menos de manera parcial; o real, si se presentan separados en el tiempo.
Concurso de normas penales: situación de concurrencia de varias normas penales en un mismo caso que ha de resolverse considerando existentes una de las posibles, para evitar castigar el hecho más de una vez (ne bis in idem). Para resolverlo se emplean los criterios de especialidad, subsidiariedad y consunción.
Consunción, criterio rector de la: entra en juego cuando se entiende que una infracción se considera penada ya al sancionarse otra. Ello se produce cuando estamos ante delitos que llevan consigo habitualmente otros: entonces el más leve queda sancionado al sancionar el más grave.
Culpabilidad (sujeto culpable): cualidad del agente en cuanto le es imputado un hecho típicamente antijurídico a título de reproche.


D

Delito comisivo: aquel en el que subyace una norma prohibitiva.
Delito continuado: pluralidad de acciones que en sí mismas ya tienen sentido típico y que son aunadas bajo una sola denominación dotada de sentido típico propio. La doctrina y la jurisprudencia fueron construyendo, aun sin base legal sólida, esta figura para casos en que se reiteraba en múltiples ocasiones la acción de un tipo. Se procedía así a dar sentido unitario más grave a una pluralidad de hechos dotados de sentido por sí solos, pero menos graves por separado.
Delito de hábito: existe cuando una pluralidad de delitos es considerada como uno solo, pero de carácter habitual. En éste, cada hecho tiene sentido por sí mismo, pero el conjunto adquiere un peculiar sentido agravado precisamente por la habitualidad.
Delito masa: modalidad de delito continuado referido a delitos patrimoniales en los que existe una pluralidad de perjudicados.
Delito de medios determinados: aquel que describe las modalidades de la acción, de forma que cierra la posibilidad de realizarlos por otras vías.
Delito omisivo: aquel en el que subyace una norma prescriptiva o preceptiva.
Delito permanente: aquel que se consuma desde el inicio de la creación de una situación antijurídica, pero se prolonga en el tiempo, por obra del agente. A pesar de la sucesión de hechos relevantes, éstos siguen constituyendo un solo hecho típico, formado por la prolongación en el tiempo de la situación antijurídica.
Delito resultativo: aquel que describe la producción de un resultado, sin especificar cómo y por qué medios.
Delitos de encuentro: bajo tal denominación se denominan aquellos en los que la acción típica exige la presencia y contribución del sujeto pasivo. Éste realiza una conducta de participación necesaria en el delito del agente.
Derecho penal garantista: un Derecho penal en el que toda restricción de la libertad individual se reduzca a lo estrictamente necesario, sea proporcionada y se lleve a cabo conforme a los medios propios del Derecho (es decir, un Derecho penal regido por principios).
Dolo: Conciencia de estar realizando los actos que exige el respectivo tipo de un delito.


E

Ensañamiento: circunstancia agravante consistente en aumentar deliberadamente e inhumanamente el sufrimiento de la víctima, causando a ésta padecimientos innecesarios para la ejecución del delito.
Especialidad, criterio rector de la: Se entiende que existe especialidad cuando una norma (precepto o ley) describe el caso de forma más precisa que otra. Se aplica entonces la norma más específica o especial frente a la más general, que se ve desplazada. Recuérdese el aforismo: "lex specialis derogat legi generali", que viene a significar que la norma más especial pasa por delante de, predomina sobre, la otra, más genérica.


F

Funcionalismo: estadio de la teoría del delito orientado a la explicación y justificación de los contenidos de las categorías por las funciones que cumplen en la sociedad o por sus consecuencias: es la finalidad de la pena y su contribución al mantenimiento de la vida social lo que sirve para dar contenido a las categorías del delito (así, G. Jakobs); o bien, son los principios y categorías de la política criminal -principio de legalidad, prevención...- los que han de dar contenido a cada una de las categorías de la teoría del delito (así, C. Roxin).

I

Idoneidad o rendimiento: regla que significa que el recurso al ius puniendi no ha de reportar un mal superior que el que pretende prevenir, pues en ese caso el ejercicio del ius puniendi vendría a desestabilizar el Derecho más que a re-estabilizarlo (podría entenderse plasmado en el art. 9.2 CE).
Imprudencia (delito imprudente, hecho imprudente): falta de conocimiento o representación de que con la conducta se están realizando los actos exigidos por un tipo delictivo. Da lugar a la imputación de la conducta a pesar de faltar el aspecto subjetivo que de ordinario se exige (arts. 5, 10, 14.1 CP).
Imputabilidad: condición mínima necesaria para declarar a un agente culpable del hecho, consistente en la capacidad de conocer las normas y regirse mediante éstas.
Imputación: operación intelectual de atribución de sentido a los fenómenos humanos que llamamos hechos, y en particular a los hechos antijurídicos de sujetos culpables, objeto específico de la teoría jurídico-penal del delito.
Indemnización: contenido integrante de la responsabilidad civil derivada del delito, consistente en la satisfacción dada al perjudicado por el delito (no sólo la víctima) frente a los daños y perjuicios sufridos.
Inducción (inductor): existe cuando se hace surgir en otro, mediante medios de influjo psíquico, la resolución de cometer un delito (art. 28.II.a] CP).
Ius poenale (Derecho penal en sentido objetivo): sector del ordenamiento jurídico en el que se prohíbe bajo amenaza de sanción las conductas más gravemente antisociales. Se trata de un conjunto de normas dirigidas a la persona en sociedad prohibiéndole o prescribiéndole determinadas conductas; y al juez prescribiéndole la imposición de sanciones.
Ius puniendi (derecho penal en sentido subjetivo): designa en cambio la pretensión y acto de sancionar. La expresión ius puniendi se refiere a la acción de castigar, de aplicar sanciones. Por eso puede entender como "derecho de sancionar", mientras no se interprete que corresponde a la víctima un derecho "a ver castigado" al autor.


J

Justicia conmutativa: modalidad de la justicia, referida a la que rige entre iguales. Es la propia de la responsabilidad civil derivada del delito.
Justicia distributiva: modalidad de la justicia, referida a la que rige las relaciones entre desiguales; más en concreto, entre la sociedad y sus miembros. Es la propia de la responsabilidad penal por el delito cometido.


L

Lesividad: comprobación por el juzgador de la necesidad en abstracto de sancionar por el hecho en función de su gravedad y de otros factores.
Ley: En su significado clásico, ordenación de la razón orientada al bien común, dictada por quien tiene a su cargo la comunidad. En sentido usual, redacción externa de una norma.
Ley penal en blanco: con dicha expresión se refiere la doctrina a un precepto penal que, definiendo con precisión la consecuencia jurídica (la pena), no establece con precisión en cambio el alcance del presupuesto de la norma, sino que se remite a otras disposiciones, de igual o distinto rango, para integrarlo.

 

M

Medida de seguridad: consecuencia derivada de la comisión de una infracción por un agente que carece de culpabilidad, por lo que se basa, no en la culpabilidad, sino en la peligrosidad del agente.

 

N

Ne bis in idem: regla que prohíbe la doble sanción por los mismos hechos. Tal regla expresa que aunque existan dos normas "aplicables", no será preciso aplicar las dos en casos en que se dé identidad de sujeto, objeto y fundamento, puesto que entonces la sanción sería desproporcionada.
Neokantismo: estadio de la evolución de la teoría del delito posterior al causalismo positivista, atento a los valores que se hallan presentes en las diversos elementos de la acción humana, la libertad, la culpabilidad como reproche… (así, G. Radbruch, 1878-1949, y E. Mezger, 1883-1962, por ejemplo).
Norma: enunciado que rige conductas. Y, de manera más estricta, norma jurídico-penal es un enunciado prescriptivo que conmina a la realización o prohibitivo de la comisión de una conducta bajo la amenaza de una sanción. A estas normas hay que añadir las normas facultativas, las que permiten la realización u omisión de una conducta.

O

Objeto del delito: realidad sobre la que recae la acción típica. Considerada en su realidad física, hablamos de objeto material del delito; pero considerada en su valoración jurídica, de objeto jurídico o bien jurídico.
Omisión (delitos de): delitos cuya esencia consiste en la infracción de un deber de actuar positivamente que el Ordenamiento exige a los destinatarios en determinadas circunstancias. Admite dos formas: delitos de omisión pura y de comisión por omisión.

P

Participación (partícipe): existe cuando se interviene en el hecho antijurídico de un autor. Admite dos formas en nuestro Derecho positivo: inducción y cooperación (necesaria o no).
Pena: consecuencia jurídica de una infracción, consistente en la aplicación de un mal a una persona física como respuesta normativa y fáctica a la infracción de una norma rectora de los hechos más graves y lesivos para la sociedad, en función de la gravedad del hecho y en la medida de la culpabilidad del agente.
Política criminal: aquel saber que tiene por objeto la acción humana, con el fin de evitar las que son gravemente lesivas para la subsistencia de la sociedad (delitos).
Prescripción (de delitos y penas): regla en virtud de la cual, el paso del tiempo hace que no se requiera condenar por una infracción o aplicar una pena: su castigo sería entonces desproporcionado (arts. 9.3 CE y 131 ss CP).
Prevención: tesis relativa sobre la justificación del Derecho penal que sitúa ésta en la evitación de nuevos delitos. Si los delitos a evitar son del ya delincuente se califica como prevención especial; si los delitos a evitar son del resto de la sociedad, prevención general. A su vez, ambas pueden ser positiva (referida a la instauración de valores) o negativa (referida a la mera evitación de delitos).
Principio: enunciado dotado de pretensión de aplicación máxima y absoluta. Son enunciados normativos de tan alto nivel de generalidad que […] no pueden ser aplicados sin añadir premisas normativas adicionales y, las más de las veces, experimentan limitaciones a través de otros principios.
Punibilidad: último estadio de la teoría del delito en el que se constata la necesidad en concreto de aplicar una pena al agente.

R

Regla: enunciado derivado de dos o más principios, con pretensiones de aplicación a un grupo de casos. Frente a la regla es posible oponer excepciones.
Reincidencia: circunstancia agravante. Hay reincidencia cuando, al delinquir, el culpable haya sido condenado ejecutoriamente por un delito comprendido en el mismo título de este Código, siempre que sea de la misma naturaleza.
Reparación del daño: contenido integrante de la responsabilidad civil derivada del delito, consistente en la fijación de obligaciones a una persona para restaurar la situación dañada por el delito.
Reparación civil: prestaciones por parte del condenado a favor y en beneficio de la víctima, en el marco de programas de mediación y no arbitrariamente, en la medida en que puedan considerarse como una alternativa a la pena. Se habla incluso de una tercera vía, añadida a las dos que representan ya las penas y las medidas de seguridad.
Restitución: contenido integrante de la responsabilidad civil derivada del delito, consistente en la devolución del bien objeto del delito, con abono de los deterioros y menoscabos sufridos.
Retribucionismo: tesis absoluta sobre la justificación del Derecho penal que sitúa ésta en el castigo del delincuente por el delito cometido.

S

Subsidiariedad, criterio rector de la: Se afirma que hay subsidiariedad cuando el campo conceptual de una norma o precepto entra en intersección con el de otra. Se aplica entonces una norma que es prioritaria frente a otra, que resulta desplazada. Se recurre entonces al aforismo "lex primaria derogat legi subsidiariae", que significa que una norma de las dos que se hallan en coincidencia o intersección parcial, se aplica con carácter preferente; la otra, se ve desplazada. Es decir, la norma desplazada entra en juego sólo en defecto de la prioritaria.
Subsidiariedad, del Derecho penal: regla que supone el recurso al Derecho penal sólo en defecto de los medios que proporcionan otros sectores, penales o no, jurídicos o no. Se habla, así, de la pena como última ratio.
Subprincipio: conjunto de reglas que responden a la misma ponderación o preponderancia entre principios.

T

Tentativa (delito en grado de): existe cuando se da principio a la ejecución de un delito directamente por hechos exteriores, practicando todos o parte de los actos que objetivamente deberían producir el resultado, y sin embargo éste no se produce por causas independientes de la voluntad del sujeto (arts. 15, 16.1, 62 CP).
Tipicidad (tipo): carácter de una conducta en la medida en que se encuentre definida en la Ley como infracción.
Teoría jurídica del delito: conjunto de estructuras de imputación por medio de las cuales el Derecho atribuye responsabilidad penal a un sujeto.


 

Pie

Universidad de Navarra