Un sector de cifras superlativas

Andrea Bonilla [Com 11]


Alta tecnología. Además de desempeñar un papel de indudable importancia en la sociedad, la industria farmacéutica es también uno de los grandes sectores en cuanto a inversión y gasto. En España forma parte del sector de alta tecnología, que agrupa a otros cinco mercados muy concretos: equipos de informática, componentes electrónicos, productos de radio, TV y comunicación, instrumentos médicos y de precisión, industria espacial y aeronáutica. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la industria farmacéutica encabeza el sector y genera el 50% del valor añadido producido por todo el conjunto. Igualmente, el 20% del I+D industrial corresponde en España al ámbito farmacéutico, con una diferencia del 49,1% respecto a su inmediato seguidor.

Investigaciones y rentabilidad. Además, las exportaciones de medicamentos suponen el 5,1% de las exportaciones totales. Las inversiones guardan una relación directa con el potencial del sector. Sobre esto hay un dato elocuente: entre 2006 y 2008 se solicitaron en España 1.903 patentes farmacéuticas. De todos modos, las investigaciones que se intuyen detrás de ese dato no siempre son rentables: de acuerdo con la Federación Europea de Industrias y Asociaciones Farmacéuticas (EFPIA), en Europa apenas una o dos de cada 10.000 sustancias sintetizadas en laboratorios llegan al mercado. Y sólo tres de cada diez nuevos medicamentos generan ingresos equivalentes o superiores al I+D antes de perder la patente y enfrentarse a una dura competencia. Los dilatados procedimientos y las exigentes regulaciones complican mucho el desarrollo de un medicamento; pueden pasar entre doce y trece años desde que se selecciona una molécula hasta que el producto resultante se comercializa.

El mercado mundial. El peso del sector no sólo es llamativo en España. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estimado que los gastos mundiales de la industria farmacéutica ascienden anualmente a 750.000 millones de dólares, alrededor de unos 610.000 millones de euros. Y eso no es todo: en 2007 el mercado farmacéutico internacional se tasó en 284.130 millones de euros. La aportación española a esa cifra fue de 13.209 millones de euros, aproximadamente un 4,6%. Sin embargo, España y Europa tienen una presencia menguante en el panorama internacional. Hoy por hoy, las potencias del Viejo Continente se enfrentan al vigor de las economías emergentes, como China e India. De cualquier forma, la batuta la lleva Estados Unidos, que domina las ventas mundiales con un 45,9%, frente al 31,1% de Europa. En 2008, la inversión farmacéutica en I+D había crecido en Europa 3,5 veces respecto a 1990; en Estados Unidos, 5,6 veces.