Mi pequeño ángel


30 de noviembre de 2009

El amor es más fuerte

Osvaldo ha avanzado mucho dentro de todo los problemas que tiene. Siempre que lo miro, pienso que, debido a la grave malformación de su cerebro, no es completo. Pero él mira, escucha, ríe, reconoce personas y voces, sonríe mucho, mucho. Cada día lo comienza con una sonrisa. Creo de verdad que todos los logros de Osvaldo se explican por el amor que le entregamos, por el ambiente lleno de amor que se respira a su alrededor. Es un niño mágico, y agradezco de corazón cada segundo de mi vida junto a él. Creo que la vida me ha enseñado mucho, y no dudo que lo seguirá haciendo. Lo único que quiero ahora es disfrutar al máximo de mi vida junto a mi hijo y Mauro. No quiero desaprovechar ningún minuto, porque he aprendido que la vida es un regalo, y que es demasiado valiosa. Debemos aprovechar nuestras vidas pensando siempre en el otro, y tratando de ser mejores personas, y diciéndoles a los más cercanos lo mucho que los amamos y queremos. El amor es muy importante, el amor mueve montañas.

 

23 de septiembre de 2009

Cada día mejor...

Mi gordo ha estado muy bien. Empezó a comer poquito, pero casi es mejor: está muy grande y de muy buen ánimo. Me han pasado bastantes cosas. Tengo sentimientos encontrados: tengo pena por gente que yo aprecio mucho y que se ha alejado de mí para no encariñarse con el gordo. Escuché por ahí que era porque se va a morir. Qué gente más egoísta. No puedo entender lo fríos que son a veces los seres humanos. Nadie está libre de que le pase algo así, pero estoy más que segura de que Dios nos envía a nosotros mamás especiales para nuestros niños. Dios ha puesto a las personas necesarias a nuestro alrededor. Son ángeles que están día a día con nosotros, y que nos llenan de amor. Lo más importante es mi gordo, y darle lo mejor de nosotros.

http://osvaldomiangel.blogspot.com/