La lengua española, en cabeza

Texto Ignacio Uría


La versión en español de Wikipedia nació el 20 de mayo de 2001, apenas cuatro meses después de la versión original en inglés. Al día siguiente, un usuario anónimo escribió el primer artículo, titulado «Países del mundo». Ese año terminó con 220 artículos, entre ellos, «Física de partículas» y «Don Quijote de la Mancha».

En 2002, la mayoría de los editores en español rechazaron la propuesta de financiar Wikipedia con publicidad. Varios de ellos comenzaron entonces un proyecto llamado Enciclopedia Libre Universal de Español (EL), que aún existe. En 2003, la EL contó con más colaboradores y más visitas que Wikipedia en español. Sin embargo, en 2004 esta recuperó el primer lugar.

La protesta de los wikipedistas hispanohablantes influyó en la exclusión definitiva de la publicidad como fuente de financiación. Las posteriores propuestas comerciales se rechazaron con firmeza, incluso por el propio Jimmy Wales

El político socialista español y vicepresidente del Real Instituto Elcano, Rafael Estrella, ha sido el gran impulsor de Wikipedia en castellano. En 2006 le sorprendió que las versiones en idiomas con menos hablantes —el italiano, el portugués o el polaco— superaran a la española. Para remediarlo, promovió el proyecto WikiESx2 con el fin de duplicar el número de artículos y llegar a los doscientos mil. Once meses después se había alcanzado el objetivo. 

Según Estrella, es un acierto que Wikipedia mantenga su naturaleza original. «Si diera el salto al 2.0, perdería rigor. Es importante que mantenga este sistema simplificado y no pretenda competir con las redes sociales». Al final, asegura, se recurre a una página de Wikipedia porque ofrece información concreta, y con referencias. Para qué cambiar lo que funciona.

Al terminar 2015, la versión española albergaba 1 226 607 artículos y alcanzó el cuarto lugar como la más visitada del mundo (423 millones de consultas mensuales). Pese a todo, alterna la segunda y la tercera posición con las versiones rusa y japonesa. Además, es la segunda del mundo por calidad de los artículos (extensión, referencias, fuentes, actualizaciones…), solo por detrás de Alemania. Por países de habla hispana, España lidera el número de ediciones (el 25,1 por ciento) y de «wikipedistas» (2 580 colaboradores), seguido de Argentina (15,9 por ciento de ediciones) y México (15,1).