Jericó y el valle del Jordán, bajo ocupación


El Valle del Jordán, Jericó incluido, ocupa el 30% de la Cisjordania palestina, pero sólo el 5% de esta zona es área A, es decir, área bajo control palestino. En ella viven 40.000 árabes; otros 15.000 se distribuyen en pequeños poblados, rodeados por cerca de 40 asentamientos israelíes y 30 check points. Según Suahil Jalilieh, analista político del Applied Research Institute de Jerusalén, “los palestinos que habitan en la zona C del valle del Jordán necesitan el permiso de Israel para llevar a cabo cualquier construcción, pero siempre se les ha negado; desde la ocupación en 1967 desapareció para ellos toda posibilidad de desarrollar sus comunidades, incluidas las infraestructuras básicas”. El transporte entre los diferentes poblados es muy deficiente y, salvo contadas excepciones, sólo existen escuelas y hospitales convenientemente equipados en la ciudad de Jericó. Mientras tanto, “el gobierno israelí proporciona a los colonos que viven en el valle todo tipo de facilidades económicas y fiscales. Construye carreteras que les mantienen bien comunicados con Israel y les proporciona el agua necesaria para sus cultivos, una cantidad 5 veces mayor a la destinada para los palestinos”. Jeff Halper, presidente del Comité Israelí Contra la Demolición de Casas, se muestra escéptico en cuanto al éxito del proyecto de desarrollo de Jericó y el valle del Jordán. “Los bloques de asentamientos que emparedan el valle, entre los que se incluyen Elon Moreh, uno de los primeros asentamientos, y Beit El, donde se encuentra la Administración Civil Israelí que controla militarmente el territorio ocupado, dan una idea clara de las intenciones. Israel siempre ha visto el río Jordán como su frontera de seguridad, y no tiene ninguna intención de ceder el valle”, asegura. En cuanto a la propuesta del aeropuerto, “los aviones que aterrizasen allí tendrían que sobrevolar espacio aéreo controlado por Israel, algo que no se va a permitir de ninguna de las maneras”. Pero Halper va más allá, augurando para Jericó y el Valle del Jordán un futuro muy distinto del imaginado por la Autoridad Palestina: “Si Israel lleva a cabo sus planes, Jericó se convertirá en un islote como el de Gaza que, como mucho, estará unido al resto de Cisjordania por un túnel”, afirma.