“¿Y tú... con quién te ríes?”


A la hora de recomendar lecturas risibles, la preferencia por el humor british es casi unánime. A Carmen Posadas le gustaría ser Jane Austen: “El registro del humor es muy amplio. También me gustan los que rayan en lo grotesco/vulgar, como Truman Capote (Plegarias atendidas). Además de Proust, o Santa Teresa”. 

Manuel Rodríguez Rivero comparte la misma línea que va desde Inglaterra hasta Ávila: “Me río mucho con los británicos. Como lector de novelas, prefiero que tengan algo de humor, aunque no sean solo de humor. Es imposible definirlo, caben desde Rabelais hasta Santa Teresa. De niño me gustaban mucho los libros de Guillermo”. 

Si Carmen Posadas admira el humor de Jane Austen, Rosa Belmonte se “pide” a Charlotte Brontë. “También tiro a los británicos (Dickens- Los papeles del Club Pickwick)”. En su lista incluye a las hermanas Mitford, “a todas, no solo a Nancy”, y añade nombres más actuales, como los de David Sedaris y la periodista Tanya Gold.