Ignacio López-Goñi

Cátedra Abierta

Blogs y redes sociales en la universidad: ¿Una pérdida de tiempo?

Mantener un blog es un hobby al que uno debe dedicarse en su casa o en sus ratos libres. Que un profesor e investigador universitario se dedique a juguetear con el ordenador en Facebook o Twitter es señal de que le sobra tiempo. Esta es la opinión de varios de mis colegas.

Desde hace poco más de un año, me dedico a divulgar temas de mi disciplina a través de un blog. A pesar del esfuerzo personal y profesional que esto supone, se ha convertido en una de las mayores satisfacciones de mi carrera. No le veo más que ventajas. A la gente le interesa lo que hacemos en la universidad, pero muchas veces no lo entienden porque no lo explicamos bien. El desconocimiento genera desconfianza. La divulgación de nuestro trabajo debe considerarse parte de la labor profesional de un profesor universitario. Estas tareas divulgativas deberían tener algún tipo de reconocimiento académico, al igual que se hace con otras labores, como la gestión universitaria.

Pero, además, la docencia y la investigación pueden nutrirse de estas acciones de divulgación científica. Un blog te permite, con un estilo personal e informal y de una forma comprensible y amena, contar historias que a otros interesan. Impulsa la curiosidad y el pensamiento crítico, evita el aislamiento y nos enriquece personal y profesionalmente. Los blogs pueden aumentar la visibilidad de nuestro trabajo científico: pueden lograr que un artículo científico publicado en una revista de alto índice de impacto, y que solamente lo ha leído un grupo muy reducido de especialistas, llegue a miles de personas en muy pocos días. Despiertan además la curiosidad por nuestra disciplina y animan jóvenes vocaciones de científicos.

Las redes sociales no son cosas de adolecentes. Facebook, Twitter, Scoop.it … tienen también una utilidad docente:  permiten llegar a más gente, motivar e ilusionar a los alumnos, compartir y almacenar otras webs y recursos, reciclar noticias y entradas del blog … Resumir (y compartir) la idea más importante de la clase de hoy en 140 caracteres es todo un reto también para el profesor.