Víctima vulgar del terror

El meteorólogo

Olivier Rolin. Libros del Asteroide, 2017. 208 páginas. 18,95 euros

En 2012, Olivier Rolin visitó en el archipiélago de las islas Solovkí uno de los primeros campos del Gulag. Allí descubrió un libro editado por la hija de un prisionero, con dibujos de temas botánicos y las cartas que su padre les escribió durante su presidio. 

Impactado, Rolin ha escrito un libro con esta historia: el desgraciado destino de Alekséi Vangengheim, director del Servicio Hidrometeorológico de la URSS, y su detención, acusado de emitir informes falsos para desprestigiar la agricultura soviética, pero que incluso en la cárcel mantuvo su fe en el comunismo. Vangengheim fue una víctima vulgar, nada heroica, de los años de terror que se vivieron tras las purgas de Stalin. Con verosimilitud, se muestran los sentimientos de un inocente, que asiste impasible al cerco que se cierne sobre él y otros tantos miles de compatriotas a los que acusaron de conspiraciones, sabotajes y otros delitos falsos.

Adolfo Torrecilla