El cuidado ético de los enfermos graves

Despertar la compasión

Emilio García-Sánchez. Eunsa, 2017. 192 páginas, 15 euros

Cuando se entiende la compasión como una forma de quitar el sufrimiento, el ser humano no puede reducirse a una categoría instrumental. Por eso, la comprensión de los pacientes graves y de sus familias debe ir acompañada de un trato médico adecuado. Ante personas enfermas de gravedad caben dos visiones: el rechazo o la aceptación. Emilio García-Sánchez, experto en
bioética, defiende a lo largo de nueve capítulos que el cuidado compasivo del paciente implica un modo de perfeccionarnos como personas. Por eso, la belleza se construye en el amor incondicional al enfermo. 

En la sociedad de hoy prima la sentimentalización. Muchas personas atribuyen la compasión a una “muerte digna”. El autor destaca que la verdadera compasión es el amor y la implicación en el cuidado de la persona, y expone a través de un lenguaje claro y una buena argumentación la necesidad de asumir el dolor como algo propio del vivir humano. 

María Fernanda Novoa