• Cultura
  • Cristopher Nolan y la aventura de Batman

    Jorge Collar

    Un palmarés desconcertante y la escasez de nombres nuevos consolidan a Cannes como un club de miembros reconocidos.


    The Dark Knight Rises, marcada por su lanzamiento trágico en Estados Unidos, es uno de los hitos del cine de 2012, pues supone el final de la trilogía dedicada por Christopher Nolan a Batman. Siete horas y 26 minutos en tres películas, inspiradas en los personajes creados por Bob Kane en 1939 para DC Comics, con la idea de ofrecer un nuevo tipo de super-héroe sin poderes. Con ellas Nolan confirma su promoción de director popular, y logra un éxito acompañado de otro fenómeno poco habitual: el favor del público y el abultado  presupuesto no se traducen en reserva por parte de la crítica. Como en el caso de James Cameron, la unanimidad del elogio es la regla.
    Christopher Nolan inició su carrera en 1998 presentando en el Festival de Cine Británico de Dinard Following, una película casi amateur, rodada prácticamente sin dinero pero que ya contenía en germen dos características del cine de Nolan: la originalidad del guión y la maestría del relato. Memento confirmaba la calidad del trabajo de Nolan al servicio de una idea original: contar una historia invirtiendo la idea del tiempo además sobre un tema moral, la relación entre justicia y venganza. En 2005, con Batman Begins, le confiaron la responsabilidad de abordar una nueva serie con los personajes de Bob Kane, reto que ya habían asumido en cuatro películas  Tim Burton (1989 y 1992) y Joel Schumacher (1995 y 1997). Si Burton concebía a Batman enfrentado con “malos” caricaturescos (el Joker de Jack Nicholson, el hombre pingüino de Danny DeVito...) que podían haberse escapado de un circo, Schumacher desarrollaba sobre todo el lado espectacular de las historias con ayuda de las imágenes digitales. Con Nolan las cosas serán más serias, su personalidad se manifiesta claramente en una trilogía que posee gran unidad y características comunes: tono general más sombrío, temática de los límites entre la venganza y la justicia, todo con un ritmo narrativo muy cuidado y equilibrio entre la reflexión y el espectáculo.

    Continúa en pdf.


    Descargar pdf


    Categorías: Sociedad, Cine