Sin vencedores ni vencidos

La guerra del planeta de los simios

Guion: M. Bomback, M. Reeves. Dirección: M. Reeves. EE. UU., 2017. Cine más allá del entretenimiento

El planeta de los simios (1968) de Franklin J. Schaffner, clásico del cine de aventuras filosóficas, ha engendrado una descendencia que hasta 1973 contaba ya con cuatro títulos de calidad diversa. Tim Burton volvía en 2001 a la novela de Boulle y ofrecía un final distinto. Diez años más tarde, Rupert Wyatt lanzaba una trilogía, continuada y ahora concluida por Reeves. Estas últimas películas realzan la calidad de la serie y se centran en el personaje del simio César, interpretado por el genial y multiforme Andy Serkis.

En un mundo devastado por una epidemia, hombres y simios se enfrentan en un combate final, en el que los humanos son dirigidos por un brutal coronel (Woody Harrelson). La película contiene, con sus referencias bíblicas, una reflexión sobre las motivaciones de las guerras. Fábula moral que no excluye ni el espectáculo ni los avances de la técnica para reconstruir, con ayuda de la captura de movimiento, el mundo de los simios.

Jorge Collar