Nueva molécula para el tratamiento del ictus

Centro de Investigación Médica Aplicada.


Científicos del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra han descubierto que una molécula, la MMP-10, es capaz de disolver los trombos causados por el ictus. Los resultados de este estudio, realizado en colaboración con investigadores de la Unidad de Neurociencias de Caen (Francia) y de la Universidad de Washington (Estados Unidos), se han publicado en el último número de Circulation, la revista más importante en el ámbito cardiovascular.

“El ictus isquémico es una enfermedad vascular causada por la aparición de un coágulo en una arteria principal del cerebro que impide el flujo sanguíneo, lo que provoca de forma súbita una lesión cerebral. En función del área del cerebro afectada pueden producirse síntomas diferentes, como dificultad para andar, mareo, pérdida de equilibrio o coordinación, parálisis de una extremidad y problemas del habla o del lenguaje”, explica José Antonio Páramo, director del Laboratorio de Aterosclerosis e Inflamación del CIMA.