• Campus
  • Alfonso Sánchez-Tabernero, rector: «Ante la difícil situación del mercado laboral, la Universidad de Navarra debe aportar lo que esté en su mano para aliviar este problema»

    Texto Chari Mancini [Com 08] Ilustraciones Diego Fermín

    Fundación Empresa Universidad de Navarra (FEUN) acogió las palabras el rector con la satisfacción de saber que colabora para lograr uno de los objetivos estratégicos de la Universidad. 


    Alfonso Sánchez-Tabernero destacaba que la empleabilidad es hoy más importante que nunca. FEUN, creada en 1986 para tender puentes entre el mundo de la empresa y el de la universidad, tiene claro que esto se traduce en obtener mejores resultados en un entorno cada vez más complejo. 

    Por un lado, se necesitan más empresas dispuestas a colaborar en el desarrollo del talento y la inserción profesional de alumnos y graduados. Por otro, es preciso que los universitarios posean las competencias profesionales adecuadas para enfrentarse a un mercado competitivo y global. Un mercado que demanda personas innovadoras que sepan trabajar en equipo y adaptarse a los cambios.

    Para alcanzar este objetivo, una veintena de profesionales acuden cada mañana al edificio Amigos -sede de FEUN- para acompañar a estudiantes y graduados de la Universidad de Navarra en su camino hacia la inserción profesional.

    Comenzar antes, trabajar mejor

    «La buena formación es muy útil para encontrar un buen empleo», tal y como destacó el rector y confirma el último informe del Instituto Nacional de Estadísta (INE), de noviembre de 2013, en el que se afirma que el 50 por ciento de los universitarios españoles está en el grupo salarial de dos mil o más euros de salario mensual. FEUN completa esta afirmación citando a Brian Tracy: «No hay atajos para el éxito. Empieza antes y trabaja más duro». 

    Por eso, la Fundación trabaja en estrecha colaboración con las facultades para que este mensaje llegue a los estudiantes desde sus primeros meses en la Universidad. Es esencial aprovechar estos años, no sólo para formarse, sino también para empezar a desarrollar su perfil profesional. Un perfil que destaque por su internacionalidad y su espíritu emprendedor. 

    Como punto de partida, Gemma Murillo, coordinadora del área de Empleo y Orientación de FEUN, explica que lo primero es conocerse. «El autoconocimiento y el plan de mejora individual son tareas fundamentales para la configuración del perfil profesional», recuerda.

    Con la intención de seguir de cerca el desarrollo de los universitarios, la Fundación incorporó hace casi tres años responsables de carreras profesionales en seis facultades: Arquitectura, Filosofía y Letras, Económicas, Derecho, Comunicación y Ciencias. A través de la orientación individual y de talleres específicos, los alumnos pueden adquirir pautas para desarrollar algunas de las competencias más demandadas por cada sector profesional.

    Sin embargo, «es en la experiencia profesional donde verdaderamente se desarrollan estas competencias», explica Gemma Murillo. Por eso FEUN consideran esencial la realización de prácticas profesionales. Son, además, una primera experiencia que aporta valor añadido al currículum de los alumnos.Conscientes de los beneficios de estas estancias formativas, los universitarios buscan por cuenta propia organizaciones donde poner en práctica lo aprendido en la Universidad, especialmente durante el verano. Durante el curso pasado, más de cuatro mil estudiantes de la Universidad de Navarra realizaron prácticas, de las que mil seiscientas comenzaron en verano. 

    Aunque para la búsqueda de prácticas también cuentan con la orientación del área de Carreras Profesionales, desde FEUN destacan que ser «proactivos y tener iniciativa les enseñará a desenvolverse en una futura búsqueda de empleo».

    Pese a ser menos numerosas que las  prácticas nacionales, la experiencia internacional es cada vez más deseada. En especial en convocatorias como Erasmus Prácticas o el Global Internship Program. Cada año aumenta el número de países de destino: en 2012 se realizaron prácticas en cincuenta y cinco países de los cinco continentes.

    Marie Anne Reynell, responsable del área Internacional de FEUN, considera que «una experiencia de prácticas fuera de España enseña a desenvolverse en un entorno distinto y en otro idioma. Supone salir de la zona de confort, y esto dota a los universitarios de flexibilidad, adaptación al cambio, iniciativa, creatividad y toma de decisiones», competencias muy demandadas en cualquier proceso de selección.

    La valoración por parte de los alumnos es casi unánime. Coinciden en que ayuda a madurar personal y profesionalmente. 

    Una primera oportunidad

    Una vez superada su formación académica, el siguiente paso es encontrar  una oportunidad para demostrar su potencial. «El impulso del empleo juvenil es, y seguirá siendo, una de las prioridades fundamentales de la Fundación», recordaba el entonces rector, Ángel J. Gómez-Montoro, en el veinticinco aniversario de FEUN.

    Dada la difícil situación laboral, son muchos los universitarios que optan por ampliar sus estudios o por buscar becas para realizar prácticas en empresas, ya como titulados. A caballo entre estos dos caminos, se encuentran las dos alternativas que ofrece la Fundación Empresa Universidad a los graduados: el «Postgrado de Iniciación a la Empresa» y las «Becas Leonardo». 

    El primero constituye un título propio de la Universidad de Navarra que supone una introducción al mundo laboral a través de prácticas, acompañadas de una formación teórica en competencias profesionales.

    Al terminar la beca, que puede durar hasta un año, el 54% por ciento de los participantes encuentra trabajo, según datos recogidos en la memoria de 2012. En ese año, 227 graduados optaron  por esta salida profesional.  

    El programa de becas Leonardo, es uno de los más exitosos tanto por el nivel de satisfacción de las partes implicadas como por su elevada inserción laboral tras la finalización del programa. Estas becas tienen  ya quince ediciones a sus espaldas y destacan por su alta calidad formativa. Cuentan además con el Certificado de Calidad del OAPEE (Organismo Autónomo de Programas Educativos de la Unión Europea), concedido a FEUN en 2012. A esta distinción se unió ese mismo año el reconocimiento por la Agencia Leonardo a la Universidad de Navarra como ejemplo de buenas prácticas profesionales. 

    Más allá de esos certificados de calidad, lo realmente importante es la satisfacción de los empleadores y los estudiantes, ya que las prácticas son el mejor camino para conseguir un puesto de trabajo. 

    Una universidad emprendedora

    La Universidad es un reflejo de la sociedad y, tanto dentro como fuera de esta,  cada vez más personas aspiran a desarrollar su propio proyecto empresarial. 

    Por eso, desde 2006, FEUN cuenta con el Club de Emprendedores. Al él acuden universitarios conscientes de que, como explicó el príncipe Felipe en su visita al Foro de Empleo del campus tecnológico de la Universidad de Navarra en San Sebastián (TECNUN), en España «emprender ya no es una opción, es una necesidad». 

    Este curso 2013-14. mil ochocientos  estudiantes forman parte del Club de Emprendedores. Unos son emprendedores natos, otros están despertando su espíritu emprendedor a través de sus talleres, conferencias, debates, etcétera. Fruto de los esfuerzos de la Universidad por fomentar el emprendimiento, los estudiantes tienen cada vez más iniciativa, y desde FEUN tratan de apoyarlas.

    Un claro ejemplo es el grupo estudiantil YES (Young Entrepreneurial Students). Se trata de una veintena de alumnos de distintas titulaciones que, unidos por el interés de poner en práctica lo aprendido en la Universidad, reciben formación para después asesorar y proponer alternativas a empresas y futuros emprendedores. También han apoyado otro tipo de iniciativas, como el primer TEDx Universidad de Navarra, que se celebró el pasado mes de abril. Una iniciativa internacional para potenciar el emprendimiento y que eligió la Universidad como sede.

    Recientemente, el Club de Emprendedores ha lanzado el Venture Booster for Young Entrepreneurs, un proyecto dirigido a estudiantes, antiguos alumnos o profesores que estén inmersos en el desarrollo, constitución y lanzamiento de su proyecto empresarial.

    El programa, que actualmente trabaja con veintidós proyectos de emprendimiento, combina tres aspectos imprescindibles para la puesta en marcha de una idea de negocio: un curso intensivo de formación impartido por emprendedores y profesionales dedicados a la creación de empresas, un panel de más de veinticinco mentores expertos en diferentes sectores de actividad, y un panel de inversores compuesto por Sociedades de Capital Riesgo, Business Angels e inversores privados. 

    De esta manera, FEUN colabora con otro de los retos marcados por la Universidad: «favorecer iniciativas impulsadas por emprendedores formados en la Universidad de Navarra”.

    Empresas colaboradoras

    El alto grado de respuesta a las iniciativas de FEUN por parte de las empresas es una prueba de la confianza alcanzada por esta fundación. En cierta medida porque tanto Cámara Navarra como la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN) son miembros fundadores e integran el patronato de FEUN. Sin embargo, también se debe al compromiso adquirido con la sociedad. Como señala Javier Taberna [Der 75], presidente de la Fundación y de Cámara Navarra: «Nuestro esfuerzo se centra en el aumento de la empleabilidad con iniciativas como el Foro de Empleo, que con su vigésima edición se ha convertido en el más antiguo de España».

    Pese a estos esfuerzos, el marco económico-laboral obliga a buscar más apoyos para ofrecer oportunidades nuevas y aumentar la empleabilidad universitaria. 

    «Cuando una empresa valora el talento, es capaz de comprometerse con el aprendizaje práctico de los estudiantes y recién graduados. Contamos con la colaboración de empresas, pero queremos incrementar este número mejorando nuestros procesos y ofreciéndoles  los mejores currículos», comenta Cristina Muñoz Corsini, directora de FEUN.

    La constante búsqueda de salidas profesionales no tendría sentido sin el apoyo de las corporaciones industriales o empresas comerciales y de servicios, que son el otro lado del puente que constituye la meta para los titulados.

    Cada estudiante que se incopora a una organización está aumentando sus posibilidades de empleabilidad futura y, además, está contribuyendo a evitar la fuga del talento. Carlos González Ojer [Far 02 MIDI 03], fundador y director de los laboratorios Ojer Pharma, destaca la importancia de que las empresas «sepan que incorporar alumnos de la Universidad de Navarra supone, no solo incorporar profesionales con una alta competencia técnica y humana, sino también una acertada visión empresarial».

    Como señaló el entonces presidente de FEUN Ángel J. Gómez Montoro en 2011 durante el 25 aniversario de FEUN: «Con la colaboración de todos, podremos trabajar para encontrar soluciones que hagan posible que no se hable de la juventud actual como de una “generación perdida”, pues estoy convencido, y lo compruebo cada día, de que no es así». 

     

    Chari Mancini es responsable de comunicación de la Fundación Empresa Universidad de Navarra.


    Descargar pdf



    Categorías: Campus