• Alumni
  • “Viajar en familia es nuestro estilo de vida y nuestra vocación”

    Texto Laura Juampérez [Com 05] Fotografía Sonia Sereno [Eco 96] y Antonio Cuadrado

    Dejó su puesto de analista en una consultora de nuevas tecnologías para hacer de su hobby una forma de vida. Su última aventura: recorrer en familia 14.000 kilómetros en seis meses.

    El Uluru o Ayers Rock.

    ¿Cómo nace el proyecto Makuteros Family Run?

    Hace diez años Antonio y yo dimos la vuelta al mundo con mochila durante ocho meses. Fue una experiencia increíble. Al volver abrimos nuestro albergue mochilero en Granada, Makuto Guesthouse, y tuvimos a nuestros hijos, Candela y Mateo. Teníamos claro que, cuando tuvieran una edad prudencial, repetiríamos la experiencia, y así nació MFR.

    ¿Qué hace de él un proyecto único?

    Su formato fresco y con mucho ritmo. Enseña una nueva forma de viajar, en familia, sin clichés, descubriendo gentes, lugares y culturas a través de los ojos de los niños y las experiencias de los padres. No hay un capítulo igual a otro, ya que viajando cada día es una aventura.

    Tu formación fue en el área económica. ¿Cómo ha sido esta “reconversión” al ámbito audiovisual?

    Nunca he dejado de estudiar y de aprender. Cuando terminé Económicas en la Universidad de Navarra cursé un MBA en Dirección y Administración de Empresas, y cuando no estaba haciendo un curso de idiomas, estaba haciendo otro de nuevastecnologías, o me apuntaba a uno de animación socio-cultural, o de teatro, o de fotografía, o de guión televisivo ... He conocido gente en el ámbito audiovisual que era muy buena en su trabajo pero no sabía vender un proyecto, hacer un plan de negocio ni llevar la gestión global de una empresa. Creo que la formación en Económicas y mis años como consultora me han dado un mayor bagaje y confianza a la hora de desenvolverme en este mundillo.

    ¿Resultó difícil para ti pasar de trabajar en banca corporativa o en consultoría internacional a montar un albergue para mochileros en Granada?

    El “gusanillo” emprendedor ha sido unaconstante en mi vida. A pesar de eso, mi familia fue la primera sorprendida cuando les dije que dejaba mi trabajo de yuppy para arrancar esta aventura. Ser empresario es un reto a muchos niveles, te ayuda a madurar profesionalmente. Ahora no cambiaría mi vida por la de antes. Cada cosa tiene su momento, y haber trabajado para multinacionales me ha permitido aprender cómo se gestiona una gran empresa para ser una jefa más tolerante.

    ¿Qué te ha reportado este cambio?

    Serenidad, autonomía, responsabilidad y también más quebraderos de cabeza. Antes, el fin de semana desconectaba del trabajo, ahora lo “llevo” conmigo permanentemente. Es como un hijo más.

    Para la mayoría de la gente viajar es un hobby para su tiempo libre...

    Viajar y hacerlo en familia constituye nuestro estilo de vida, nuestra vocación y nuestro principal hobby. En cuanto podemos nos escapamos y viajamos. Llevar una cámara y un ordenador para narrarlo forma parte de la logística habitual.

    En vuestra última aventura habéis viajado desde China hasta Australia con dos niños de cinco y siete años. ¿Qué opinó vuestro entorno?

    A nuestra familia lo que le asustaba era que los niños se pusieran malitos, no se adaptaran o terminaran agotados. A nuestros amigos les invadía una envidia “sana”. Pero todos sabían que somos viajeros curtidos y que esto no nos venía grande.

     

    Continúa en pdf.