• Alumni
  • “El futuro se encuentra hoy en Asia. Si dominas inglés y estás preparado: no lo dudes”

    Texto Laura Juampérez [Com 05]Fotografía Rocío Sobejano [Med 07]

    Rocío Sobejano tiene ambición y ganas de aprovechar al máximo cualquier oportunidad. Vive en un continente donde las ocasiones son muchas. Asia solo pide interés, adecuada formación y espíritu aventurero. Y a Rocío nada de eso le falta.

    Rocío Sobejano en la Central de Alarma de Pekín, preparando una operación de rescate.

    ¿De dónde viene tu interés por las emergencias y rescate en helicóptero?
    Mi ilusión ha sido siempre dedicarme a la emergencia, la primera asistencia en la calle. En España no existe la especialidad de Medicina de Urgencias, de modo que para trabajar en urgencias hospitalarias, o prehospitalarias, debes hacer primero una especialidad a través del MIR. Por eso, durante los dos últimos años de especialidad de Medicina de Familia realicé prácticas en urgencias de atención primaria, centro de atención continuada (rural) y ambulancias 112. Después de trabajar en una estación de esquí y hacer la especialidad tenía muy claro que quería ser la primera que llegase a los accidentes, así que me decidí por hacer el curso HEMS, que me permitiría abrirme paso en la aeromedicina.
    Ahora soy coordinadora médica del norte de Asia, y me gustaría especializarme en dirigir emergencias y grandes desastres.

    Después de Pamplona te fuista a Londres, ¿te abrió Gran Bretaña la posibilidad de trabajar en empresas como International SOS?
    El primer paso para labrarte una carrera internacional es homologar tu título en el extranjero y Londres te abre muchas puertas gracias a la Commonwealth.
    International SOS es la empresa médica más grande del mundo, con presencia en 74 países. ¡Qué mejor sitio para hacer una carrera internacional que en la empresa más grande del mundo! Hay que pensar siempre a lo grande.
    Antes de enviar mi currículo me aseguré de realizar todos los cursos y obtener los títulos que se requieren (especialidad, específicos de idiomas, emergencias...). Prepararlo me llevó más de un año. Justo unos meses antes de terminar la especialidad, me llamaron para una entrevista en París. Tenía muy claro que quería empezar una aventura en Asia, así que lo hablé con mi marido, que tenía la misma inquietud. Hace un año se presentó la oportunidad y aceptamos.

    ¿Qué trabajo desempeñas en la Central de Alarma de Pekín?

    Desde aquí, medio centenar de profesionales asistimos a todos los extranjeros que necesiten atención médica en China, Mongolia, Rusia oriental, Corea del Sur, Japón y Hong Kong. Y a todos los chinos en el extranjero. Mi trabajo consiste en organizar el plan de rescate de accidentes múltiples con víctimas(como una avalancha reciente en el Everest) o la asistencia médica a los profesionales sanitarios que atienden pequeñas clínicas remotas para centrales mineras en los desiertos de Mongolia. También en plataformas petrolíferas en los Mares de Sakalisk; o dirigir evacuaciones y repatriaciones de pacientes a sus países de origen, además de organizar la asistencia médica de cualquier extranjero en el norte de Asia.

    Una labor muy variada
    Desde luego. A lo largo del mes puedo estar sentada en la central organizando evacuaciones, haciendo guardia en las urgencias de la Clínica de Pekín, formar parte del equipo médico que evacúa al paciente en avión ambulancia, auditando pequeños centros de atención continuada en las zonas más remotas o en los hospitales más lujosos de Asia. Siento que soy afortunada. Atiendo a diario a cientos de pacientes de todos los rincones del mundo y en cualquier zona del norte de Asia. Trabajo en los primeros auxilios de pequeños pueblos pero también en hospitales dotados de la última tecnología.

    Leer la entrevista completa en pdf.