Lo que piensa de...


Rafael Echaide. “Un magnífico arquitecto lleno de discreción, casi de ascetismo, como un monje, del que aprendí casi todo lo que sé”. 

Rafael Moneo. “Intelecto y profundidad arquitectónica. Uno de los pocos arquitectos que hablan de teoría del proyecto con una capacidad de enseñanza y de crítica extraordinaria. He aprendido mucho de él y le estoy muy agradecido”. 

Ildefonso Cerdá. “Un visionario de la ciudad, un magnifico ingeniero capaz de generar modelos ciudadanos fantásticos. Pienso que ni él mismo sabía lo bien que iban a funcionar. Un visionario en todo caso del modelo de ciudad a partir de lo que entonces todavía era una previsión, que era el tráfico”.

Rem Koolhaas. “El último pensador más importante de la arquitectura. Representó un salto cualitativo en la manera de hacer arquitectura”.

William Morris. “Enseñó a ver la arquitectura de una manera distinta. Más interesante por sus reflexiones que por su escaso trabajo”.

Antonio Gaudí. “Interesante arquitecto excesivamente valorado”.

Frank Lloyd Wright. “Un arquitecto capaz de representar el sueño americano, y un gran maestro”.

Frank Gehry. “Un arquitecto de enorme profundidad, mucho más de la que habitualmente le confiere alguna crítica de arquitectura, y un gran hacedor de formas”.

Santiago Calatrava. “Excesivamente autocomplaciente. Arquitectura irresponsable”.

Norman Foster. “Un arquitecto a veces malinterpretado porque está muy comprometido con categorías como el espacio y la técnica, y muy alejado de algunos presupuestos tecnológicos, que algunos se empeñan en incorporar”.

Antonio Palacios. “Un arquitecto riguroso”.

Le Corbusier. “El gran ilusionista de la arquitectura y un grandísimo arquitecto”.