• Alumni
  • La capital de la música clásica...y del oro negro

    Texto y fotografías: Jorge Esteban León

    Madrid, Londres, Bruselas y Dublín. A esta lista de destinos profesionales Jorge Esteban León [Eco 05 PhD 13] ha sumado Viena, donde trabaja desde hace un año como analista de Demanda Energética en la OPEP.

    —Políticas petroleras. Jorge Esteban León evalúa la demanda de petróleo, factor que sirve a los países productores para tomar decisiones sobre exploración y explotación de este recurso.

    Viena [Austria]. Cuando uno piensa en Viena, lo primero que le viene a la mente es su fama de capital mundial de la música clásica, el concierto de Año Nuevo, su majestuosa Ópera, su famoso Musikverein, sus hermosos palacios o incluso su célebre tarta Sacher. Pero Viena es, además, una de las ciudades que más organismos internacionales alberga.

    Gracias a su neutralidad después de la Segunda Guerra Mundial, Viena se convirtió en sede de muchas organizaciones internacionales, como la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA), la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (UNIDO), la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) o la recién creada Agencia Europea de los Derechos Fundamentales (FRA), entre otras.

    Viena es también la sede de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en la que trabajan alrededor de ciento cincuenta personas. Desde hace algo más de un año, formo parte de una entidad con más de medio siglo de vida, y que ha desempeñado un papel primordial en la historia económica mundial.

    Mi camino hacia la OPEP empezó en la Universidad de Navarra, donde me gradué en Economía Bilingüe en 2005 y realicé el Máster en Economía y Finanzas (2006). Después tuve la suerte, y la responsabilidad, de ser uno de los seleccionados para cursar el Máster en Economía del prestigioso Centro de Estudios Monetarios y Financieros (CEMFI) del Banco de España, en Madrid (2006-2008).

    Mis primeros pasos como economista los di en la consultora Frontier Economics, donde trabajé, junto con excelentes profesionales, en Madrid, Londres, Bruselas y Dublín, en temas de regulación y competencia en los sectores energético y de telecomunicaciones para Europa, América Latina y Oriente Medio. Al mismo tiempo, y gracias al apoyo de la profesora Juncal Cuñado, comencé mi tesis hasta que en enero de 2013 obtuve mi doctorado en Economía.

    La oportunidad de iniciar esta nueva etapa profesional en la OPEP llegó en 2012, cuando casi por casualidad supe de una vacante de analista de Demanda Energética en su departamento de Investigación. El proceso de selección fue sumamente competitivo, complicado y largo. Tras superar una serie de entrevistas y pruebas de conocimientos, en enero de 2013 me incorporé a la OPEP y a mi nueva vida en Viena.

    Su misión en la OPEP

    La OPEP es una organización intergubernamental permanente, creada en 1960 en la Conferencia de Bagdad. Actualmente la componen doce miembros: además de los cinco países fundadores —Irán, Iraq, Kuwait, Arabia Saudí y Venezuela—, la integran Qatar, Libia, Emiratos Árabes Unidos, Argelia, Nigeria, Angola, y mi país, Ecuador. En conjunto, el petróleo de estos doce países representa más del cuarenta por ciento de la producción mundial, y más del ochenta  por ciento de las reservas mundiales.

    La OPEP coordina y unifica las políticas petroleras de sus miembros y asegura la estabilización de los mercados para garantizar un suministro eficiente, económico y regular a los consumidores; un ingreso estable a los productores; y un rendimiento justo del capital de los que invierten en la industria petrolera.

     

    Leer el texto completo en pdf