Noticias: [ © Dirección de Comunicación , 2002 ]

"Las células madre adultas tienen la ventaja de no desarrollar tumores"

- Así lo afirmó en la Universidad de Navarra Catherine M. Verfaillie, directora del Instituto de Células Madre de la Universidad de Minnesota (EE. UU.)

"Las células madre adultas obtenidas de médula ósea tienen la ventaja de que no desarrollan tumores". Así lo aseguró en la Universidad de Navarra Catherine M. Verfaillie, directora del Instituto de Células Madre de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos), a raíz de su intervención en la IV Lección Conmemorativa "Eduardo Ortiz de Landázuri".

Según la profesora Verfaillie, que pronunció la conferencia 'Multipotencialidad inesperada de las células madre adultas', "uno de los principales trabajos de nuestra investigación se centra en la caracterización y el desarrollo de las células madre adultas obtenidas de la médula ósea. Los estudios demuestran que a partir de estas células es posible inducir diferenciación hacia tejidos derivados de diversas capas embrionarias".

Basándose en las propiedades de estas células se plantean dos tipos de aplicaciones clínicas. "Una de ellas es utilizar las células como vehículos para administración de genes en enfermedades congénitas caracterizadas por la alteración de un gen. Los estudios que estamos llevando a cabo en la enfermedad de Hurle y los resultados del primer ensayo clínico, que iniciaremos el próximo año, nos ayudarán a desarrollar estrategias similares en otras enfermedades, como la hemofilia", aseguró esta experta.

La otra aplicación clínica de las células madre se centra en enfermedades que requieren la regeneración de un tejido defectuoso. Es el caso de la enfermedad de Parkinson, problemas cardíacos y enfermedades hepáticas, como cirrosis o hepatitis causadas por agentes infecciosos. "Hacen falta muchos estudios básicos que identifiquen las células más adecuadas para tratar cada enfermedad. En este sentido, aunque no se prevé generar un nuevo órgano, esta técnica podría servir para reemplazar destrucciones parciales del corazón y del hígado. Por otro lado, se están desarrollando otros proyectos de investigación para inducir la diferenciación de estas células hacia tejido productor de insulina", reconoció.

Posibilidad de regenerar cualquier tejido

Los estudios realizados por el grupo de la profesora Verfaillie han demostrado que las células madre adultas regeneran cualquier tipo de tejido, incluido el sistema nervioso. "Todavía no sabemos si es capaz de reconstituir una sección medular. Estamos trabajando en ello, puesto que supondría una alternativa de gran importancia para aquellas personas con problemas de médula espinal".

La aplicación de células procedentes del cuerpo humano plantea en determinados ámbitos la necesidad de una regulación que oriente en su adecuada utilización clínica. "Tener una normativa general referente a la investigación en células madre es complicado y depende de la ética de cada grupo. En el caso de las células madre adultas no resulta necesario. Además de la ausencia de problemas éticos, una de las ventajas que muestran claramente es que ninguno de nuestros estudios ha experimentado el desarrollo de tumores, uno de los principales problemas de las células madres embrionarias".

Volver