Universidad de Navarra -
[Noticias de la Universidad de Navarra]

Según el psiquiatra Aquilino Polaino, "la identidad de los niños adoptados por parejas homosexuales queda coja"

- El profesor extraordinario de la Universidad de Navarra presentó junto a Alfredo Rodríguez y Ángel Sobrino el libro "Adopción. Aspectos psicopedagógicos y marco jurídico"

"La adopción es una cuestión con muchas aristas en la sociedad actual. Uno se sorprende cada día con los casos que aparecen en los periódicos. Nos encontramos en una sociedad en la que los adultos siguen dando prioridad al poder, en la que se sigue haciendo daño a los más inocentes". Así lo aseguró el profesor extraordinario de la Universidad de Navarra Aquilino Polaino, durante la presentación de su libro "Adopción. Aspectos psicopedagógicos y marco jurídico", en la que también intervinieron los otros dos autores, los profesores Alfredo Rodríguez Sedano y Ángel Sobrino.

Aquilino Polaino explicó que la adopción es un concepto que procede del Derecho Romano, donde ya se dejaba claro que debe imitar a la naturaleza. "Este principio sigue vigente: es el que fundamenta el derecho a la adopción. Y lo natural es que el niño venga de un padre y una madre, que tenga esos dos modelos de referencia, que incorpore lo femenino y lo masculino, y modele su personalidad en función de todo esto. Para formar su identidad de género, el niño necesita un padre y una madre".

El profesor de la Universidad de Navarra aplicó estos argumentos al problema de la adopción en el caso de las parejas homosexuales. "En los homosexuales y las lesbianas siempre hay un otro que no comparece: la identidad del niño queda coja. No disponemos de estudios de seguimiento, pero la comunidad científica es de la opinión que se produce una fractura en la identidad del menor. Esto no logra sino hacer más daño a quien ya ha sufrido bastante", apuntó.

"Hay muchas razones para estar en contra de que la adopción sea un derecho de las parejas homosexuales", afirmó. Para Aquilino Polaino, que apeló a la reflexión, la adopción en los homosexuales es "un artefacto de la presión social, la permisividad cultural, el vacío de sentido común que hay en la sociedad".

Once años sin listas de espera para adoptar en España

En palabras de este experto, "todavía no se entiende la adopción, cuyo fin es amparar a la persona más débil en su derecho natural a tener padre y madre. Se ha producido una inversión errónea: pensamos que es cada adulto quien tiene derecho a adoptar y a sentirse padre. Pero, la figura del padre tiene sentido en tanto que apoya al hijo, no en la medida en que se sirve del hijo para una satisfacción personal". A su juicio, "la adopción no se va a poder comprender hasta que no entendamos por poder el poder de servir".

"En España, hace once años que ni siquiera existen listas de espera para la adopción. En esta situación, ¿qué sentido tiene plantearse la adopción para homosexuales, si ni siquiera las parejas heterosexuales pueden adoptar niños?", se preguntó el doctor Polaino.

El profesor destacó asimismo los aspectos jurídicos de la adopción, a los que el libro dedica tres capítulos. "No hay que olvidar que el proceso adoptivo comienza con un acto jurídico". Añadió que se trata de un proceso que no tiene fin "porque quienes lo inician se convierten en padres y madres para toda la vida. En la práctica, la ley contempla algunos casos excepcionales en los que es reversible pero, en principio, no hay vuelta atrás".

Volver a la noticia