Noticias© Comunicación Institucional, 28/11/2006

Universidad de Navarra

Ante el viaje del Santo Padre a Turquía

Autor: Pablo Blanco Sarto
Facultad de Teología
Universidad de Navarra

Fecha: 28 de noviembre de 2006

Publicado en: La Gaceta de los Negocios (Madrid)

Aquello empezaba mal. Por un lado, estaba el famoso discurso de Ratisbona del 12 de septiembre de 2006, en el que se apelaba a la razón y que desencadenó reacciones desproporcionadas e incluso violentas. Irracionales, en cualquier caso. Luego se recordaba todavía la anterior intervención del entonces cardenal Ratzinger en noviembre de 2003 en contra de la entrada de Turquía en la UE. Los motivos aducidos eran su dudosa europeidad y el escaso respeto a las libertades fundamentales. Por tanto, la tarjeta de presentación de Benedicto XVI en tierras otomanas no era la mejor. Alguien incluso recordó que Alí Agca, el pistolero que disparó contra Juan Pablo II, era turco...

A pesar de todo, Benedicto XVI ha seguido adelante por motivos que él bien sabrá. También hubo reacciones positivas en el mundo musulmán, como los 38 muftíes –jefes religiosos– que subscribieron las palabras del discurso de Ratisbona. Lo natural y humano es la razón, sostenían; la guerra y especialmente el terrorismo son irracionales e inhumanos. Pero, sobre todo, van contra Dios y toda religión. Esto lo ha entendido más de un musulmán. El debate interno dentro del islam apenas acaba de comenzar.

Sin embargo, el Papa va sobre todo a Turquía para visitar a los cristianos, de quienes es padre espiritual. Allí hay tan solo unos pocos católicos y ortodoxos. Uno de los objetivos de la visita de Benedicto XVI a tierras turcas será, por tanto, encontrarse con Bartolomé I en Estambul, la antigua Constantinopla, la ‘segunda Roma’. Va a Turquía para promover la unidad con los ortodoxos, separados de la Iglesia católica en 1052. “Mi inminente visita a Su Santidad Bartolomé I y al patriarcado ecuménico –ha dicho Benedicto XVI– será un nuevo signo de aprecio por las Iglesia ortodoxas, y servirá como estímulo hacia la plena comunión”.

La visita tiene lugar como respuesta a la invitación personal del patriarca ortodoxo con motivo de la fiesta de san Andrés, hermano mayor de san Pedro y fundador del patriarcado de Constantinopla. “Estamos esperando la visita del Papa con amor fraternal y con una gran expectativa”, dijo el patriarca ecuménico. De modo que éste es el interés y el objetivo principal del Papa alemán: avanzar en la unidad con los cristianos y, ahora más en concreto, con los ortodoxos.

Existen, por tanto, buenos motivos para rezar y ofrecer nuestro trabajo por las intenciones del Papa, para que se dé un nuevo paso en ese camino hacia la unidad de los cristianos.

© 2006 Universidad de Navarra | Campus Universitario. 31080 Pamplona. Navarra (España). Tfno: +34 948 42 56 00 | Enviar e-mail de consulta Noticias

 

NoticiasDirectorioCuerpo