_
Noticias © Comunicación Institucional, 28/04/2005Universidad de Navarra
_
Portada  »  Noticias  »  Últimas noticias Versión para imprimir Versión Imprimir  |  Suscríbase  
La riqueza humana de un buen economista
Autor:Miguel Alfonso Martínez-Echevarría
Facultad de CC. Económicas y Empresariales
Universidad de Navarra
Fecha: 28 de abril de 2005
Publicado en:  Diario de Navarra

El pasado 22 de abril, tras una larga y penosa enfermedad, llevada con una gran elegancia humana y con una maravillosa entereza cristiana, fallecía en Madrid Javier Irastorza Revuelta. Había nacido en 1929 en Puente de San Miguel, Santander. Supo abrirse camino en medio de la adversidad y falta de medios económicos, tuvo que estudiar por libre el bachillerato y la carrera de Ciencias Políticas y Económicas, para poder así ganarse la vida como administrativo. De ahí su asombrosa facilidad en la mecanografía. Su valía intelectual y humana le llevaría a una brillante carrera profesional. Primero fue miembro ilustre del Cuerpo de Economistas del Estado, y posteriormente catedrático de Política Económica de la Universidad de Complutense de Madrid. Además, entre otras muchas cosas, sería jefe de la asesoría económica de la presidencia del Gobierno, y director de la prestigiosa Revista Española de Economía.

Pero sobre todo, Javier fue gran un maestro universitario, que ha dejado detrás de sí una obra madura, y unos brillantes discípulos que le consideran no sólo un maestro, sino un verdadero amigo. Lo que quiero destacar aquí es su amor a Navarra, mostrado con obras a través de sus largos años de servicio a la Universidad de Navarra. Hasta que su enfermedad lo hizo imposible, Javier viajó desde Madrid a Pamplona para dar clases de Economía. Primero en Derecho y Comunicación; luego en la Facultad de Economía. Somos todavía muchos los que recordamos su entrañable imagen, acompañado de su pequeño maletín, llegando de la estación o del aeropuerto, o esperando un taxi en la puerta de la Facultad, con su serena sonrisa y su conversación siempre entretenida, amable y chispeante. Le encantaba participar en reuniones y tertulias con los periodistas, los famosos desayunos de Nuestro Tiempo, y con los residentes de colegios mayores. A todo el mundo le prestaba atención, y a muchos, si así se lo pedían, les daba su prudente consejo, fuese en lo profesional o en temas de más calado.

Han sido muchos los antiguos alumnos que, al enterarse del fallecimiento, han dado a conocer el profundo impacto que el ejemplo personal del profesor Irastorza dejó en sus vidas. Aunque nunca lo pretendió, era patente su hombría de bien y su esfuerzo por vivir como un buen cristiano, como hijo fiel de san Josemaría, fundador de la Universidad de Navarra, a quienes quería con todo su corazón. Por eso tenía muy claro que ser un buen universitario es empeño cotidiano por servir humildemente a los más débiles y necesitados. Como primer decano de la Facultad de Economía tengo que decir la verdad. Sin su ayuda como vicedecano, y sobre todo con su amistad y comprensión, yo no lo habría podido hacer. Por eso es de justicia que en nombre de esta facultad lo deje escrito: Javier, muchas gracias.

Recuerdo su capacidad para acoger y hacer grato la estancia junto a él. Tanto en la pequeña casita que alquilaba en los veranos en Oxford, para mejorar su estupendo inglés, como en su casa de Madrid, siempre abierta a sus amigos. Para lo cual contaba con la ayuda inestimable de Mercedes, su mujer. Era maravilloso comprobar el cariño y la admiración con que Javier hablaba de Mercedes, como se reía con el realismo y gracejo cordobés con que Mercedes comentaba los más pequeños sucesos. Si la grandeza de una personalidad se midiera por la cantidad de amigos, y sobre todo por el afecto, es indudable la grandeza de Javier, verdadero amigo de sus amigos, siempre dispuesto a ayudar. No dudo que ahora lo podrá hacer mejor, y de modo más eficiente, como corresponde a un buen economista.

© 2005 Universidad de Navarra | Campus Universitario. 31080 Pamplona. Navarra (España). Tfno: +34 948 42 56 00 |  noticias@unav.es
_