Noticias© Comunicación Institucional, 25/04/2008

Universidad de Navarra

Procedimientos concursales en el sector inmobiliario

Autor: Germán López Espinosa
Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales
Universidad de Navarra

Fecha: 25 de abril de 2008

Publicado en: El Mundo (Madrid)

Durante el primer trimestre del presente año se han puesto de manifiesto las dificultades financieras por las que atraviesan un buen número de empresas que operan en el sector inmobiliario español. Las empresas inmobiliarias han tenido un notable descenso en su nivel de ventas, debido a una importante disminución en la demanda de inmuebles. Además, este sector ha venido financiando gran parte de sus proyectos vía deuda, la cual genera actualmente mayores gastos por intereses, provocando un escenario de carencia de liquidez para poder acometer el pago corriente de sus obligaciones. Este hecho ha propiciado que en este primer trimestre del 2008 un buen número de empresas inmobiliarias hayan entrado en un proceso concursal o hayan tenido que alcanzar acuerdos para refinanciar su deuda.

El aumento importante de empresas que solicitan voluntariamente el proceso concursal se debe a que el artículo 165.1 de la Ley Concursal establece la obligación de solicitar la declaración de concurso dentro de los dos meses siguientes a la fecha en que la empresa hubiera conocido o debido conocer su estado de insolvencia. Esto provoca que los administradores se vean obligados a revelar tal situación si no quieren que el concurso pueda ser culpable, lo que podría derivarles responsabilidades civiles solidarias. Esta situación, sin duda, genera un aumento de la transparencia informativa, cosa necesaria para una asignación eficiente de los recursos en la economía. Sin embargo, también tiene su lado negativo ya que la confianza de los proveedores de la empresa puede verse seriamente afectada, influyendo en la supervivencia de las compañías. Una vez que la empresa está inmersa en el proceso concursal, lo más importante para la solución de la crisis empresarial es elaborar el necesario plan de viabilidad del negocio utilizando hipótesis económicas racionales, para que éste reciba la evaluación favorable de la administración concursal y los acreedores lo perciban como realista. Es muy importante que quede patente que el valor de la ganancia esperada por los acreedores al adherirse y cumplir el convenio sea superior al valor actual que obtendrían al forzar la liquidación de la empresa.

A partir de ahora podremos estimar la eficacia del proceso concursal en momentos difíciles para el sector inmobiliario. Si bien es cierto que el hecho de que el concurso pueda producirse a instancia de los acreedores puede no ayudar a la supervivencia de la empresa en determinados casos, también es cierto que ese derecho a favor del acreedor supone para la empresa una mayor obligación y urgencia a la hora de atender sus compromisos y buscar soluciones para refinanciar su deuda, antes de que el acreedor ejercite su derecho. La empresa evita así que el concurso pueda declararse mediante auto judicial, lo que conlleva importantes costes directos e indirectos.

© 2008 Universidad de Navarra | Campus Universitario. 31080 Pamplona. Navarra (España). Tfno: +34 948 42 56 00 | Enviar e-mail de consulta Noticias

 

NoticiasDirectorioCuerpo