Noticias© Comunicación Institucional, 23/10/2005

Universidad de Navarra

Paz y concordia

Autor: Josep-Ignasi Saranyana
Facultad de Teología
Universidad de Navarra

Fecha: 23 de octubre de 2005

Publicado en: La Vanguardia (Barcelona)

Mons. Ricardo Blázquez, Presidente de la Conferencia Episcopal Española, ha pronunciado una homilía en Roma con motivo de la fiesta del Pilar. Ha sido en la Iglesia Española de Montserrat y Santiago, una institución cargada de historia. Desde el mismo copatrocinio del templo, todo es allí decidida voluntad de concordia, a la sombra del gran Cupolone de San Pedro.

La homilía ha estado a la altura del momento, que no es fácil. Asistían los embajadores españoles ante la Santa Sede y el Quirinal, y el cuerpo diplomático latinoamericano acreditado en Italia y en el Vaticano. Se celebraba la fiesta de la Hispanidad, percibida siempre con gozo, pero de distinta manera según sensibilidades y latitudes. De Madrid y de Barcelona llegaban ecos de polémicas, provocadas por unos y alentadas por otros. Y más cosas.

Ya en el exordio de la homilía se advierte la voluntad pacífica y sacerdotal del predicador: "Países hermanos de América". En el 12 de octubre coinciden -continúa- la fiesta del Pilar, la memoria del "encuentro entre nuestros pueblos" y un nuevo aniversario del "comienzo de la evangelización" en tierras americanas. Viene después la referencia a "la piadosa tradición" sobre el desánimo de Santiago y su confortación por Santa María. Se alude a "nuestra común historia cristiana", que ha de ser la base para un trabajo pacífico y solidario "entre ciudadanos, regiones y pueblos", y se cita el prestigioso premio "Príncipe de Asturias de la Concordia". Todo está muy medido y es integrador.

La prensa ha destacado la preocupación del prelado por "algunas manifestaciones" de la vida española. El obispo animaba a recuperar el espíritu de la "transición". La concordia, en efecto, otorga serenidad; la división, en cambio, debilita la sociedad y añade inquietudes. Terminaba pidiendo la intercesión de Santa María para que los gobernantes acierten en promover "la justicia, la libertad, la unidad y la paz".

Palabras dignas de meditación. En política, el arte de lo posible, casi todo es opinable para un cristiano. El peligro es que el Cid vuelva a cabalgar, resucite Torquemada o se despierte la rauxa del "cop de falç".

© 2005 Universidad de Navarra | Campus Universitario. 31080 Pamplona. Navarra (España). Tfno: +34 948 42 56 00 | Enviar e-mail de consulta Noticias

 

NoticiasDirectorioCuerpo