Noticias© Comunicación Institucional, 20/12/2006

Universidad de Navarra

Los jóvenes ante los riesgos del cannabis

Autor: Norberto Aguirre García
Profesor de Farmacología
Universidad de Navarra

Fecha: 20 de diciembre de 2006

Publicado en: Diario de Navarra

Hace unos días el Observatorio español sobre drogas dio a conocer los datos de la encuesta sobre alcohol y drogas en España 2005-2006. La ministra Elena Salgado destacó que la percepción del riesgo asociado al consumo esporádico tanto de cannabis como de cocaína ha aumentado en menos de un 2%. Este dato tan significativo hace pensar a los responsables sanitarios que los mensajes de prevención que desde el Ministerio de Sanidad se vienen impulsando en esta legislatura son eficaces.

Existen estudios sobre una relación inversa entre el consumo de una droga y la percepción de riesgo que su consumo acarrea. Pero hasta en esto somos diferentes. Mientras la percepción de riesgo asociada al consumo de cannabis y cocaína aumenta, su consumo se dispara. Y yo me pregunto: ¿cuál es la finalidad de las campañas de prevención de consumo de drogas? Si sirven para aumentar la percepción de riesgo, entonces nos hemos de felicitar todos. Sin embargo, estas campañas tienen un único fin: la disminución en la prevalencia de consumo no sólo de las drogas ilegales sino también de las legales. No creo que las campañas de prevención den los frutos deseados, al menos en Navarra, comunidad donde más cannabis se consume muy por delante del resto de comunidades.

No estoy en contra de las campañas. Creo sinceramente que resultan necesarias. En la última lanzada por el Ministerio de Sanidad, por ejemplo, se reflejan perfectamente los problemas del consumo de cannabis: depresión, ansiedad, paranoias, problemas familiares, fracaso escolar, trastornos de memoria… Pero esto no parece suficiente ya que el consumo sigue subiendo y la edad de inicio bajando. En la mayoría de países desarrollados, el debate acerca de las políticas sobre este tema generalmente se simplifica en elegir entre dos opciones: (1) legalizar el cannabis porque su uso no entraña riesgos, o (2) continuar con la prohibición porque su uso es dañino. Como consecuencia, cualquier evidencia sobre el daño de esta droga es recogida por los defensores de su prohibición y desechada por tendenciosa por los que apoyan su legalización. En la educación de los jóvenes, el mayor desafío radica en presentar la información sobre los riesgos del cannabis de manera persuasiva dejando claras las incertidumbres que todavía existen.

La creencia entre la gente joven de que el cannabis no crea dependencia está muy extendida y, por tanto, la percepción de este riesgo, subestimado. Pues bien, durante los últimos años cada vez hay más personas que solicitan ayuda para dejar el cannabis. Hay más riesgo con el alcohol, la nicotina o los opiáceos, sin embargo, con evidencias científicas sabemos que, a menor edad en el inicio del consumo de cannabis, mayor es el riesgo de desarrollar la dependencia. Igualmente, consumidores habituales son más propensos a consumir otras sustancias ilegales. Aunque las razones no se encuentran del todo claras, el propio ambiente donde se consume o trafica facilita el contacto con otras sustancias. También sabemos que el uso regular de esta sustancia produce cambios en el cerebro. Un estudio sueco en unos 50.000 jóvenes seguidos durante más de 15 años constató que el consumo de cannabis multiplica por 6 el riesgo de desarrollar esquizofrenia.

© 2006 Universidad de Navarra | Campus Universitario. 31080 Pamplona. Navarra (España). Tfno: +34 948 42 56 00 | Enviar e-mail de consulta Noticias

 

NoticiasDirectorioCuerpo