_
Noticias © Comunicación Institucional, 20/04/2005Universidad de Navarra
_
Portada  »  Noticias  »  Últimas noticias Versión para imprimir Versión Imprimir  |  Suscríbase  
Mucho más que un "Papa mediático"
Autor:Francisco J. Pérez-Latre
Facultad de Comunicación
Universidad de Navarra
Fecha: 20 de abril de 2005
Publicado en:  Vivir Pamplona

Acabamos de asistir al mayor acontecimiento informativo del comienzo del siglo XXI: la muerte del Papa que introdujo a la Iglesia Católica en el tercer milenio cristiano. Los análisis que ahora hacemos, así como la cobertura de los medios de comunicación, está demasiado marcada por la proximidad de los hechos, que tienen un valor histórico que todavía es difícil valorar en su justa medida.

Ciertamente, ningún Pontífice ha estado tan expuesto a la mirada de los medios. Ninguno ha estado tan acompañado por multitud de personas de toda raza y condición hasta su mismo entierro. Siempre había sorprendido su capacidad de superar con creces las expectativas y conectar con todos, especialmente los más jóvenes. Los días posteriores a su muerte y su funeral han constituido una impresionante manifestación de cariño de millones de personas.

Sin embargo, hablar de "Papa mediático" se ha convertido estos días en un lugar común que simplifica la incidencia de este titán del espíritu. El magnetismo de Juan Pablo II no procedía de la capacidad retórica o las aptitudes teatrales, sino más bien de la fuerza imparable de palabras y gestos que han cambiado el curso de muchas existencias. Después de estos días de grandes audiencias en los medios y de movilización de los cristianos a nadie le parece exagerado afirmar que Juan Pablo II es el Pontífice más popular de la historia. Pero la estrategia de comunicación de Juan Pablo II era la ausencia de estrategia. No utilizaba los medios: decía la verdad. Y por eso, por la impresionante coherencia de las palabras y los hechos, lo que decía y hacía tenía gran interés informativo. Por eso acudían los medios de comunicación.

El cliché de "el Papa mediático" hace que se pierda de vista una dimensión crucial de la vida de Juan Pablo II: la comunicación directa y personal. Lo decía recientemente George Weigel: Juan Pablo II ha sido la persona con mayor visibilidad de la historia. A nadie le hemos visto tantos en directo. Y lo llamativo es que millones de esas personas, que sólo lo vieron a gran distancia, pensamos que hemos perdido a un amigo. El contacto personal siempre fue para Juan Pablo II más importante que el masivo. Los efectos de una siembra personal así forzosamente tardarán mucho tiempo en conocerse: su dimensión es mucho más interna y espiritual que externa o visible. Después de horas y horas de cobertura televisiva y toneladas de papel impreso estamos todavía en la punta del iceberg de una vida que seguiremos admirando e imitando.

© 2005 Universidad de Navarra | Campus Universitario. 31080 Pamplona. Navarra (España). Tfno: +34 948 42 56 00 |  noticias@unav.es
_