Noticias© Comunicación Institucional, 19/05/2006

Universidad de Navarra

El borrón de Brown

Autor: Juan Luis Lorda
Facultad de Teología
Universidad de Navarra

Fecha: 19 de mayo de 2006

Publicado en: Diario de Navarra

Lo único claro es que Dan Brown se ha forrado con El Código Da Vinci. Ha dado en la tecla y le han llovido los millones. Esto suscitará una avalancha de emuladores, a la caza de fama y de dólares. La fiebre del oro.

Todo lo demás es borroso. La trama de la novela es borrosa. Su ambientación actual más borrosa. Y su fundamento histórico totalmente borroso. Es inútil empeñarse en desmontarlo, porque no se acaba nunca y no resiste ninguna crítica. Pero ha triunfado. Signo de los tiempos.

Muchos exponentes de la Iglesia católica han expresado su disgusto por el maltrato de la figura de Cristo. Algunas mentes iluminadas dicen que no es para sentirse molestos porque la ficción es la ficción. El problema es que mucha gente no distingue, y lee tan poca historia que, en muchos casos, la única idea que van a tener sobre los orígenes del cristianismo es el borrón de Brown. Por lo visto, ese es también el problema de Brown.

Muchos que nunca han leído la revelación de Jesucristo en el Evangelio de san Mateo, sólo van a conocer a fondo las revelaciones de Dan Brown en El Código Da Vinci. Y así, en lugar de procurar amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a sí mismo, pueden dedicarse al esoterismo más estúpido, con la emocionante sensación de estar en el ajo. En el ajo del borrón.

El Opus Dei está molesto y con un sentimiento de indefensión por verse emborronado. Con el espeluznante borrón del numerario “monje” “albino” y “asesino”. En algunos países y para muchas personas que no conocen el Opus Dei puede ser la primera y la única imagen que tengan. Las mismas mentes iluminadas insisten en que la ficción es la ficción. Pero a ninguna institución le gusta que le mezclen, aunque sea ficción, con negocios criminales. Y el principio más elemental de la justicia –casi el único que queda- es no hacer a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti. A Sony, que es la promotora de la película, desde luego no le gustaría aparecer de protagonista en una película de asesinatos y chantajes. Y seguro que movería alguna ficha bastante contundente.

Pero vivimos en una sociedad libre. Esto tiene enormes ventajas y algún inconveniente. Cada uno puede meterse en la cabeza lo que quiera. Puede meterse un conocimiento histórico y humanístico profundo. O puede meterse borrones sobre todo lo divino y lo humano. Lo malo no es leer novelas de ocasión, sino leer sólo novelas borrosas de ocasión. Y, sobre todo, hacerse la imagen del mundo y de la historia sólo con las novelas y películas borrosas de ocasión.

Si no fuera por el emborronamiento, habiendo tantos y tan graves problemas en el mundo, esta payasada no merecería ni un minuto de atención. Pero es que aumenta el borrón y se ve venir la avalancha. El que quiera contribuir con sus dólares, allá él.

© 2006 Universidad de Navarra | Campus Universitario. 31080 Pamplona. Navarra (España). Tfno: +34 948 42 56 00 | Enviar e-mail de consulta Noticias

 

NoticiasDirectorioCuerpo