Noticias
Opciones
15/12/2008

Profesor Pedro Plans, un hombre bueno y sabio

Autor: Manuel Ferrer Regales
Catedrático de Geografía
Universidad de Navarra

Fecha: 15 de diciembre de 2008

En la enseñanza universitaria hay multitud de modelos personales de enseñanza e investigación. Combinar ambos componentes depende del contenido, pero también del propio profesor.

Pedro Plans Sanz de Bremond, fallecido en Pamplona el día 13 de diciembre, fue un ejemplo de opción por la enseñanza de calidad, transmitida con entusiasmo y buen saber de comunicador, y disponibilidad hacia sus alumnos.

La creación de la revista Didáctica geographica ha servido de orientación para geógrafos y en especial para profesores de Magisterio. Su libro Geografía General es un manual de referencia, completado con abundantes gráficos, algunos procedentes de otro manual francés, y una cartografía bien seleccionada, convirtiéndose en un empeño por hacer accesible a los estudiantes de primer curso una materia en ocasiones compleja, especialmente en lo que se refiere a la Geografía Física.

Su metodología a la hora de impartir clase era, en mi opinión, única y modélica. Siempre solicitaba a la dirección académica impartir la primera clase de la mañana, ocupándose en la media hora previa de llenar la pizarra con esquemas y en especial, aplicaciones gráficas.

En la Universidad Complutense de Madrid, cuando era profesor adjunto, todas las encuestas realizadas entre los alumnos para votar al mejor docente tenían siempre el mismo resultado: Plans. En la Universidad de Murcia, en la que fue catedrático, su enseñanza fue objeto de admiración por su sabiduría. En la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Navarra, los alumnos menos interesados, que se colocaban inicialmente en las últimas filas, a finales del primer o segundo trimestre optaban por las primeras. Transmitir su buen saber y hacer tenía para él tanta importancia como ser un profesor entregado, solícito, accesible, en definitiva, un ejemplo de profesor comprensivo que busca con denuedo y logra la mayor interacción con los alumnos.

Tras su jubilación continuó sirviendo como lo había hecho siempre. Realizó un curso de preparación asistencial con el fin de ayudar a algunos pacientes de la Clínica Universitaria y completar la atención en aquellos casos en los que podía ejercer un nuevo magisterio, el del servicio a los enfermos especialmente necesitados.

© Universidad de Navarra | Acerca de la web | Contacto