Noticias© Comunicación Institucional, 11/12/2005

Universidad de Navarra

Religión en la escuela (I)

Autor: Josep-Ignasi Saranyana
Facultad de Teología
Universidad de Navarra

Fecha: 11 de diciembre de 2005

Publicado en: La Vanguardia (Barcelona)

Los hombres que forjaron el "espíritu de la transición" acordaron con la Santa Sede, en 1979, la enseñanza de la religión en todos los niveles, desde el preescolar hasta la universidad, porque la religión construye ciudadanía.

Aunque el Estado no tiene competencia en cuestiones religiosas y haya que distinguir Iglesia y Estado, la sociedad es religiosa. El hombre, en definitiva, es esencialmente religioso. Asiste, pues, a los ciudadanos el derecho a pedir esa instrucción para sus hijos. Tal derecho fundamental se sustenta en el derecho a la educación y en el principio de libertad religiosa.

Los acuerdos internacionales de 1979 expresan este derecho civil de forma inequívoca. Después, la frase "en condiciones equiparables a las demás disciplinas fundamentales" establece sólo unas coordenadas generales. Queda a la decisión del legislador ordinario, de acuerdo con las partes interesadas, determinar los detalles técnicos, garantizando la adecuada protección de ese derecho. El artículo 2 distingue, además, entre el derecho a recibir esa enseñanza y su no obligatoriedad, para que no se coaccione la libertad de la conciencia. En los acuerdos del 79 no se trata la distribución de los alumnos, una de las cuestiones más espinosas de las actuales negociaciones.

Por otra parte, el artículo 21 del Estatut de Catalunya, en la "redacción definitiva" que comenzará a debatirse próximamente, reconoce el derecho que asiste a los padres, a que sus hijos reciban formación religiosa y moral conforme a las convicciones de los progenitores, tanto en escuelas públicas como privadas. Pienso que un católico puede sentirse bastante cómodo en este marco, a expensas, naturalmente de los desarrollos normativos posteriores, si es aprobado, y supuesto, asimismo, que la LOE no condicione la aplicabilidad de los citados derechos. Las propuestas estatutarias catalanas no están nada mal en este punto; ojalá no empeoren en la tramitación parlamentaria.

Ahora viene la siguiente pregunta: ¿Qué enseñar en las horas de religión? ¿Cómo garantizar el nivel del profesorado? Cuando la mesa esté puesta, que casi lo está, habrá que servir la comida…

© 2005 Universidad de Navarra | Campus Universitario. 31080 Pamplona. Navarra (España). Tfno: +34 948 42 56 00 | Enviar e-mail de consulta Noticias

 

NoticiasDirectorioCuerpo