Noticias
Opciones
10/05/2009

Desencantando

Autor: Josep-Ignasi Saranyana
Profesor de Teología
Universidad de Navarra

Fecha: 10 de mayo de 2009

Publicado en: La Vanguardia (Barcelona)

Este título le vendría bien a Pedro Nueno o Joan de Sagarra, mis columnistas preferidos de La Vanguardia. Pero ni excavo, como el primero, ni soy devoto de Mauriac, como el segundo, ni me habla el toro Segador, oráculo de Enric Juliana.

Desencantar tiene que ver con la filosofía y con la religión, y está emparentado con desmitificar. En 1919 Max Weber popularizó el término desencantamiento para explicar el secularismo. Según Weber, el asombroso progreso científico impedía que la cultura contemporánea descubriese la mano de Dios actuando en el mundo. Pero, ¿cómo aceptar un anatema tan radical contra la ciencia moderna, una enmienda total a nuestro tiempo?

En estas cavilaciones andaba, cuando me ha llegado la noticia del workshop en memoria del Prof. Mariano Artigas, fallecido en 2006, físico, filósofo y sacerdote, formado en la Universitat de Barcelona y consagrado después en la Universidad de Navarra. En Londres se ha reunido un taller para repasar su libro The Mind of the Universe (Philadelphia - Londres 2000). Algunos se preguntarán: ¿qué tiene esa obra maestra –ilustrada por Krahn, con un ingenio extraordinario– para congregar, en un think-tank londinense, a británicos, norteamericanos, canadienses, mexicanos, italianos, españoles y demás?

Lo que admira de ese libro, es que Artigas salve el desfase entre la ciencia experimental por una parte y la metafísica y la teología por otra. Artigas estima, contra Weber y contra tantos otros, que la cosmovisión científica moderna es muy coherente con la idea de la acción divina en el mundo; muy respetuosa, en definitiva, con la actividad de las causas creadas. Para reconocerlo, sin embargo, hay que ahondar en los supuestos generales de la ciencia moderna, como él hace, y saber mucha filosofía y teología. Es más cómodo quedarse con los tópicos, que desencantar a Weber. Artigas, en cambio, se sobrepuso a la pereza y a la superficialidad, y esto merecía un reconocimiento.

Noticia relacionada

40 expertos debaten en Londres sobre ciencia y religión en memoria de un filósofo de la Universidad de Navarra

© Universidad de Navarra | Acerca de la web | Contacto