Noticias© Comunicación Institucional, 07/10/2005

Universidad de Navarra

Medicina avanzada

Autor: Carlos Centeno
Clínica Universitaria
Universidad de Navarra

Fecha: 8 de octubre de 2005

Publicado en: El Correo (País Vasco)

Entendemos por cuidados paliativos el modo 'especial' de cuidar a los pacientes con enfermedades avanzadas y con procesos terminales, en el tiempo en el que ya no existen opciones de tratamientos curativos. ¿Y qué tienen de especial? Es cierto que la medicina paliativa, los cuidados paliativos, no son un nuevo descubrimiento. Quizá suponen más bien un 're-descubrimiento' de la propia medicina y de lo mejor de la enfermería. Los cuidados paliativos nos hablan de comunicación, de acercamiento al enfermo, de atención a los que están alrededor, de coordinación de los equipos que intervienen, de excelencia en control del dolor, de soporte emocional, de atención a los temas espirituales que surgen alrededor del sufrimiento y al final del camino. Esto no es especial. Esto lo llevamos dentro, lo deberíamos llevar todos los profesionales de la salud.

¿Y dónde está lo especial entonces? Primero, en que suponen cierta especialización. En los equipos de cuidados paliativos los profesionales nos dedicamos de modo especial o específico a ese tipo de pacientes que no se pueden curar. En la fase avanzada de la enfermedad hay obligación de realizar una atención más global que alcance las necesidades no solo físicas del enfermo y atienda a la familia. También tienen de particular que, por tener un objetivo con espectro tan amplio, reclaman, no solo un médico con su ciencia o una enfermera con habilidad y cariño, sino todo un equipo de profesionales (médicos, enfermeras, trabajadores sociales, fisioterapeutas, sacerdotes y otros agentes pastorales, psicólogos, etc.) con formación avanzada y trabajando en equipo, donde cada uno da lo mejor y el resultado es superior a la suma.

Éste es un buen momento para recordar que la sociedad hoy está pidiendo con insistencia un modo diverso de atender a los enfermos terminales. Nos conmueve verlos en los Servicios de Urgencias. Hay que organizar las cosas para que quien quiera y su proceso lo permita pueda recibir en casa la asistencia. Mientras tanto casi nos obligan a pensar que solo hay una salida en la fase final, contándonos una y otra vez, en la prensa, en el cine, en la televisión, casos tristes resueltos con eutanasia "porque no había otra solución digna". Y no es verdad. Miles de profesionales en España trabajamos cada día en los casi 300 equipos específicos de cuidados paliativos. Atendemos en los últimos meses de vida más de 30.000 enfermos, casi uno de cada tres enfermos que fallecen con cáncer en nuestro medio y muchos otros que padecen otros procesos terminales. Sí hay salida. Una única salida: extender los cuidados paliativos para todos aquellos que lo necesitan, a base de formar muy bien a todos los profesionales y de crear los equipos que hagan falta. Son la medicina de siempre, que está viva y siempre busca soluciones para aliviar el sufrimiento de la enfermedad. Por eso hablamos de los cuidados paliativos como medicina avanzada para el final de la vida.

© 2005 Universidad de Navarra | Campus Universitario. 31080 Pamplona. Navarra (España). Tfno: +34 948 42 56 00 | Enviar e-mail de consulta Noticias

 

NoticiasDirectorioCuerpo