Noticias© Comunicación Institucional, 07/10/2007

Universidad de Navarra

Jesús de Nazaret

Autor: Josep-Ignasi Saranyana
Profesor de Teología
Universidad de Navarra

Fecha: 7 de octubre de 2007

Publicado en: La Vanguardia (Barcelona)

Benedicto XVI, que en silencio prosigue su camino, quizá desconcertante (no recibe a Rice, porque desdeñó la opinión del Papa cuando la guerra del Irak, y nombra con habilidad un nuevo obispo de Pekín), ha publicado una vida teológica de Jesús.

El libro, del que se han vendido (en varias lenguas) centenares de miles en pocas semanas, ha sido recibido en España con el discreto silencio de los entendidos, salvo comentarios elogiosos de primera hora. Este hecho merece una consideración, porque el libro va dirigido, en primer lugar, a los especialistas. Aunque abunden páginas llanas, que se pueden leer de corrido, intenta, ante todo, un diálogo técnico con los teólogos.

Una de las tesis del volumen es que los evangelios permiten reconstruir muchos rasgos del perfil histórico de Jesús. Tal afirmación constituye un escándalo para muchos. Quizá por esto ha habido alguna voz disonante. Pero el tema es tan fundamental, y a veces tan difícil de argumentar en el estado actual de la crítica histórica, que no puede pasarse por alto. Establece el meollo de la cuestión teológica de nuestro tiempo, y exige mucha finura de análisis y poca concesión a la galería.

Si Joseph Ratzinger/Benedicto XVI hubiese procedido de otro modo, habría sido destrozado por la crítica, que ha callado sorprendida. Hay que agradecer al Papa, pues, que haya tenido el coraje de decirnos que Jesús vivió entre nosotros en condición pasible durante unos años, y que ese mismo Jesús es el Cristo, es decir, el Hijo de Dios hecho hombre, nacido de mujer. Por eso repite con frecuencia, después de un largo comentario teológico: "sentimos inmediatamente la cercanía de Jesús, cómo vivía y enseñaba''.

Hay otro hecho destacable, que deseo señalar en esta presentación de urgencia. Que el Papa publique un libro de teología, nos adentra en un asunto muy debatido siglos atrás, pero abandonado hace tiempo: la diferenciación entre sus enseñanzas como vicario de Cristo, sucesor de Pedro y pastor de la Iglesia universal; y sus particulares puntos de vista teológicos. Después del Vaticano I y del Vaticano II, se abren ahora otros territorios que convendrá explorar.

© 2007 Universidad de Navarra | Campus Universitario. 31080 Pamplona. Navarra (España). Tfno: +34 948 42 56 00 | Enviar e-mail de consulta Noticias

 

NoticiasDirectorioCuerpo