Noticias© Comunicación Institucional, 07/02/2007

Universidad de Navarra

El reto de los medios ante el público infantil

Autor: Francisco J. Pérez-Latre
Facultad de Comunicación
Universidad de Navarra

Fecha: 7 de febrero de 2007

Publicado en: Diario de Burgos

Con motivo de la celebración de San Francisco de Sales, el Papa dirige un mensaje a los profesionales de la comunicación. Esta tradición, inaugurada por Pablo VI, siguió año tras año con Juan Pablo II. El miércoles se dio a conocer el segundo mensaje de Benedicto XVI, bajo el sugerente título “Los niños y los medios de comunicación social: un reto para la educación”.

Aunque este año el mensaje trata más directamente de la relación entre los niños y los contenidos de los medios, existe cierta continuidad con los temas generales del mensaje de 2006. Entonces se definían los medios como red de comunicación y cooperación, subrayando su capacidad para fomentar el entendimiento y la necesidad de respetar la dignidad de las personas, condición de cualquier comunicación auténtica.

Los públicos infantiles suscitan gran interés en todos los agentes sociales. Por eso, investigadores, escuelas, familias, medios de comunicación y autoridades públicas se preocupan de atenderles con abundancia de recursos. En este contexto, el mensaje del Papa subraya la naturaleza educativa y, por eso mismo, positiva, de la relación entre los niños y los medios de comunicación. Se trata de enseñar a apreciar, de poner a “los niños delante de lo que es estética y moralmente excelente”, pues “la fealdad y la tosquedad tienen un impacto deprimente en las actitudes y comportamientos”. Como señala Benedicto XVI, la educación para los medios es formación del ejercicio de la libertad.

El deseo de familias y escuelas de educar en la belleza, la verdad y la bondad se favorece cuando se promueve la dignidad. Como es habitual en los textos de Benedicto XVI, el mensaje plantea preguntas incisivas. ¿Cómo puede llamarse entretenimiento a los contenidos que exaltan la violencia y trivializan la sexualidad? Sólo se podría hablar de entretenimiento entre comillas. Por decirlo con una cita directa del mensaje, “¿Cómo se podría explicar este ‘entretenimiento’ a los innumerables jóvenes inocentes que son víctimas realmente de la violencia, la explotación y el abuso?”.

Los riesgos están ahí. Pero la misión propia de los medios es constructiva, positiva. Se trata, sobre todo, de edificar. También en su relación con los públicos infantiles, el gran poder de los medios supone responsabilidad: “como un aspecto del fenómeno de la globalización e impulsados por el rápido desarrollo tecnológico, los medios marcan profundamente el entorno cultural”. Los niños deben aprender a usar los medios y apreciarlos con la ayuda de padres y profesores.

Junto al planteamiento positivo sobre la educación para los medios, Benedicto XVI recuerda que con “su influjo penetrante” los medios configuran la cultura popular, y facilita una interesante reflexión profesional sobre su capacidad para erosionar el tejido social y en último extremo, condenarnos a la incomunicación. Es el respeto a la dignidad, señala Benedicto XVI, lo que posibilita toda comunicación auténtica.

© 2007 Universidad de Navarra | Campus Universitario. 31080 Pamplona. Navarra (España). Tfno: +34 948 42 56 00 | Enviar e-mail de consulta Noticias

 

NoticiasDirectorioCuerpo